domingo, abril 21, 2019

Incendio de Notre Dame - el capitalismo destruye nuestro patrimonio histórico



El incendio que destruyó parcialmente Notre Dame es una tragedia para cualquiera que aprecie los logros culturales, artísticos y arquitectónicos de la humanidad. El capitalismo está socavando sus propios logros pasados y los de las sociedades anteriores, y esto se pone de manifiesto muy claramente cuando se observa más de cerca lo que ocurrió en París el lunes 15 de abril.
La investigación sobre la causa del incendio llevará algún tiempo, posiblemente meses, pero parece que su origen estuvo relacionado con los trabajos en curso en la aguja.
Sin embargo, es evidente que la austeridad y los consiguientes recortes del gasto público han desempeñado un papel importante.
La catedral necesitaba urgentemente ser restaurada desde hace tiempo. Caroline Bruzelius, historiadora de la arquitectura en la Universidad de Duke, tuvo la oportunidad hace casi 40 años de visitar partes de Notre Dame que normalmente no son accesibles. En una entrevista con Foreign Policy lo explicó ya entonces:
"...necesitaba ser restaurada en las partes que no vemos cuando entramos en el edificio, y me refiero específicamente a la enorme estructura de madera entre las partes superiores de las bóvedas y el techo. Es madera vieja. Durante siglos, se ha calentado en verano y congelado en invierno, y eso era increíblemente inflamable, y por eso el fuego fue tan horrible y espectacular. Fueron esas viejas maderas las que ardían tan ferozmente. Vimos el fuego propagarse de un sector a otro en rápida sucesión".
Cabe preguntarse por qué han sido necesarios casi 40 años desde que Bruzelius constató el estado de la cubierta antes de que se iniciara la restauración. Es evidente que los años de recortes y descuido en la preservación del patrimonio histórico deben formar parte de la ecuación.

La austeridad también afecta a nuestro patrimonio cultural

Como señalamos en un artículo anterior de 2012:
"Los efectos de la crisis capitalista se sienten en todos los niveles de la sociedad. Como se informaba en un artículo de la revista Time en abril [2012], esto también incluye la preservación de los sitios históricos. A medida que los Estados europeos se apresuran a recortar el gasto público y a recortar los presupuestos, los logros históricos de la humanidad se desmoronan bajo miserables asignaciones para la preservación cultural". (Conserving Culture Under Capitalism, 27 de septiembre de 2012)
En el contexto de la profundización de la austeridad, ha habido una tendencia creciente a recortar la financiación de las artes y del gasto cultural en general, como parte del declive general del capitalismo. En todos los aspectos de la vida que hacen posible una existencia civilizada, vemos recortes masivos -desde la educación hasta la sanidad, desde la vivienda hasta el medio ambiente-, todo ello acompañado de una privatización cada vez mayor, en la que todo sólo se ve a través del prisma de la rentabilidad.
La confederación sindical francesa, CGT, ha señalado en un comunicado que:
"Por lo tanto, no es de extrañar que hoy en día los historiadores del arte, arquitectos y conservadores no oculten una cierta ira por la falta de recursos destinados al mantenimiento de los monumentos y de las normas de seguridad en las obras de construcción del patrimonio. (...) Todavía no conocemos las causas del incendio, pero una cosa es segura: el recorte constante de los recursos humanos y financieros sólo puede tener efectos perjudiciales para la seguridad de los monumentos, de los trabajadores y de los visitantes. A este ritmo, es seguro que ocurrirán otros dramas de este tipo".
La misma declaración condena las políticas "retrógradas" del programa gubernamental "Action Publique 2022", que afirma que sus objetivos son "mejorar la calidad de los servicios públicos, proporcionar un entorno laboral moderno a los trabajadores y promover recortes en el gasto público". De los tres objetivos, sólo el último se está llevando a cabo, lo que explica la ira generalizada contra el Gobierno francés en el último período.

La hipocresía de Macron y sus amigos súper-ricos

Macron se aprovecha ahora de la tragedia de Notre Dame y del verdadero dolor expresado por los trabajadores franceses y de otros países, para sus propias necesidades políticas. Se ha referido al fuego como un acontecimiento en torno al cual unir a la nación, y ha añadido que ahora "no es el momento de la política". Y sin embargo, lo que está haciendo es política de la peor clase: explotar una tragedia genuina, sentida como una pérdida por millones de personas, para aumentar su propia popularidad. La tragedia de Notre Dame se está utilizando en un intento de "unir a la nación" en torno a este símbolo de Francia y de atajar la radicalización de los trabajadores y la juventud.
Sin embargo, haga lo que haga, no puede ocultar el hecho de que su popularidad ha caído en picado en los últimos tiempos, ya que ha continuado por el camino de la austeridad y la privatización. El movimiento de los chalecos amarillos ha puesto de manifiesto lo odiado que es. Por lo tanto, no tenemos ninguna simpatía por él, ya que derrama lágrimas de cocodrilo por la destrucción de la catedral.
Sin embargo, nuestra oposición a los intentos de los reaccionarios de utilizar la tragedia para impulsar su propia agenda no resta importancia a la verdadera tragedia que ha representado el incendio. Los marxistas no nos alegramos en absoluto de la destrucción de nuestro patrimonio cultural. Nuestro objetivo es preservar todas las conquistas del pasado y construir sobre ellas en el futuro.
Es comprensible que algunos reaccionen contra la hipocresía que rodea a este acontecimiento. Es comprensible si comparamos el ruido que se hace sobre Notre Dame, y las ofertas inmediatas de grandes donaciones de capitalistas muy ricos, con la respuesta muy lenta a tragedias como la Torre Grenfell en Londres, donde 71 personas perdieron la vida. Desde que se produjo la tragedia hace dos años, se han recaudado unos 26 millones de libras esterlinas, pero sin grandes donaciones de capitalistas famosos, y mientras tanto los supervivientes siguen viviendo en alojamientos temporales.
François-Henri Pinault, director general de Kering, propietario de Gucci e Yves Saint Laurent, ha donado 100 millones de euros para la restauración de Notre Dame. Se estima que la familia Pinault tiene una riqueza evaluada en 33.000 millones de euros. Bernard Arnault, director general de LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton - se dice que es el hombre más rico de Europa - ha donado 200 millones de euros, pero se dice que su riqueza es de 80.000 millones de euros. L'Oreal, la empresa francesa de cosmética, propiedad de la familia Betancourt, ha donado 200 millones de euros, mientras que Total, la empresa petrolera, ha donado 100 millones de euros. Tales donaciones, aunque grandes, son una migaja considerando la cantidad real de riqueza que estas compañías poseen.
Las grandes donaciones de capitalistas individuales para Notre Dame sirven para subrayar cuánta riqueza tienen estas personas en sus manos, y esto no ha pasado desapercibido en Francia y más allá. De hecho, ahora vemos el comienzo de una reacción contra los mismos multimillonarios que hacen las donaciones. "Hay una creciente ira en las redes sociales por la apatía de las grandes corporaciones ante la miseria social mientras se muestran capaces de movilizar una cantidad loca de dinero de la noche a la mañana para Notre Dame", declaró Ingrid Levavasseur, miembro fundador del movimiento de los chalecos amarillos.
El ofrecimiento inmediato de cientos de millones de dólares por parte de individuos multimillonarios sirve para resaltar que no es cierto que no haya dinero para el gasto social. Ayer, la cifra donada había alcanzado los 900 millones de euros, y hoy los informes indican que ha superado los mil millones de euros, y sin duda seguirá creciendo.
Lo que no se destaca, sin embargo, es que las empresas francesas pueden obtener una devolución del 60 por ciento de los impuestos sobre las "donaciones culturales". Esto puede explicar el afán de estos "filántropos" multimillonarios por enviar dinero a París, siempre deseosos de encontrar escapatorias fiscales convenientes y formas de reciclar su dinero, al mismo tiempo que publicitan masivamente a sus empresas.
Sin embargo, cuando se trata de aumentar los salarios de los trabajadores, estas mismas personas son muy reticentes. Cuando se trata de aumentar el gasto en sanidad, educación y vivienda, tampoco están dispuestos a desprenderse de su dinero, y deberíamos utilizar esto para sacar a relucir las contradicciones de la situación.
No deberíamos tener que depender de la generosidad -o de la falta de generosidad- de estos ricos multimillonarios. Su riqueza no proviene del "sudor de su frente". Procede del trabajo de los cientos de miles y millones de personas que trabajan para ellos. Esa riqueza debe volver al pueblo que la creó, a la clase obrera en su conjunto. La forma de lograrlo es nacionalizar las grandes empresas y utilizar su inmensa riqueza para el bien de la humanidad, lo que incluiría la conservación de monumentos como Notre Dame.

El patrimonio cultural en peligro en todo el mundo

Sin embargo, también es nuestro deber recordar que Notre Dame no es la única pérdida de un gran monumento histórico. Hemos visto varios en el período reciente. Por ejemplo, el museo histórico y científico más antiguo e importante de Brasil se incendió en septiembre del año pasado, y gran parte de sus 20 millones de objetos de interés histórico fueron destruidos. Se había deteriorado y era una tragedia que estaba a punto de ocurrir. El entonces presidente de Brasil, Michel Temer, había presidido los recortes a la ciencia y la educación como parte de un programa general de austeridad. Los sucesivos gobiernos tienen la culpa de no haber proporcionado los fondos necesarios y de haber dejado que el museo se deteriorara.
En abril de 2003, fuimos testigos del pillaje y saqueo del Museo de Iraq en Bagdad mientras los tanques estadounidenses rodaban por la ciudad. Casi toda la colección de sellos de cilindros antiguos fue robada, y más de 15.000 objetos preciosos desaparecieron. Igualmente trágica fue la destrucción del Templo de Baalshamín y de otros templos en una de las ruinas mejor conservadas del sitio sirio de Palmira, así como la dinamitación de antiguos santuarios cristianos y musulmanes. En este caso, la destrucción fue llevada a cabo por el ISIS. En 2001, las dos estatuas de Buda más grandes del mundo, de 1.700 años de antigüedad, fueron voladas por los talibanes en Afganistán.
Cuando se produjeron estas pérdidas igualmente trágicas de nuestra cultura humana mundial compartida, desafortunadamente se hizo menos ruido al respecto, y no tantos multimillonarios se apresuraron a hacer donaciones.
Notre Dame es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Hay muchos otros en todo el mundo, algunos de los cuales han sido destruidos en guerras y guerras civiles. La guerra civil en Yemen, en la que el régimen saudí ha desempeñado un papel clave, ha puesto en peligro algunos de los manuscritos islámicos más preciados del mundo. El régimen saudí recibió de la UNESCO la ubicación de los importantes sitios del patrimonio cultural en Yemen con la esperanza de protegerlos, pero parece que los saudíes han estado atacando conscientemente los sitios.
Un ejemplo es lo que se ha hecho a Sanaa en Yemen. Macron no ha derramado lágrimas por Sanaa, ya que las armas francesas han sido utilizadas en el bombardeo, sin duda produciendo buenos beneficios para la industria armamentística francesa (ver este artículo: "Investigative website says French arms used in Yemen’s war"). Para más detalles sobre los inmensos daños a uno de los mayores patrimonios culturales del mundo, véase "War savages ancient sites in Yemen and Iraq, destroying archaeological record". Para fotos de la destrucción, ver "Devastation in Yemen: historic district of Sana'a before and after – in pictures".

No nos regocijamos

Todo esto pone de manifiesto la hipocresía de Macron, de la clase dominante francesa y de los medios de comunicación burgueses a nivel internacional. Sin embargo, al mismo tiempo, no nos permite menospreciar la pérdida de París. La catedral de Notre Dame es un producto de la historia humana, del trabajo de muchos, y es una obra de arte que se erige como testimonio de la creatividad de los seres humanos. Es algo que debe ser atesorado y preservado para todas las generaciones futuras. Estamos enfadados, no porque simbolice a la Iglesia católica o al Estado francés. Estamos enojados porque el capitalismo está fracasando en preservar lo que fue construido por las generaciones pasadas.
Algunos de la izquierda -aunque sean una minoría- lamentablemente se han regocijado con la quema de Notre Dame. Esto es, como mínimo, infantil. Algunos se han referido a ella como un mero edificio, otros han señalado el hecho de que es un símbolo de la Iglesia Católica, y otros han señalado el fervor nacionalista que la clase dominante de Francia ha estado tratando de despertar. Otros han intentado utilizar una especie de "anticolonialismo", viendo en Notre Dame un símbolo del imperialismo francés.
Si aplicáramos estos criterios para juzgar lo que ha ocurrido, la conclusión lógica sería que deberíamos incluir en nuestro programa la destrucción de todos los monumentos producidos por las sociedades de clase del pasado; deberíamos intentar destruir todo lo que ha sido creado por la humanidad desde que se elevó por encima del nivel de los salvajes primitivos. Eso significaría anular todo lo que ha conseguido el surgimiento de la propia civilización.
No debemos olvidar que la humanidad se elevó por encima de su condición animal primitiva al pasar del comunismo primitivo a una sociedad de clases. Fue a través de la esclavitud que la humanidad comenzó a expandir su conocimiento y su nivel cultural. Es cierto que esto se hizo a un gran precio para los de abajo, los esclavos, pero es lo que creó las condiciones materiales para que la humanidad diera un salto histórico hacia la libertad genuina. Los grandes filósofos, matemáticos y escritores de la antigua Grecia contribuyeron enormemente a la comprensión y el conocimiento humanos y, al hacerlo, iniciaron el largo y arduo viaje hasta donde nos encontramos en la actualidad.
Fue Engels en su obra magistral Anti-Duhring, quien explicó lo siguiente:
"Fue la esclavitud la primera que hizo posible la división del trabajo entre la agricultura y la industria a mayor escala, y por lo tanto también el helenismo, el florecimiento del mundo antiguo. Sin esclavitud, no habría habido Estado griego, ni arte ni ciencia griegos, sin esclavitud, no habría habido Imperio Romano. Pero sin las bases establecidas por el helenismo y el Imperio Romano, tampoco habría una Europa moderna. Jamás debemos olvidar que todo nuestro desarrollo económico, político e intelectual presupone un estado de cosas en el que la esclavitud era tan necesaria como universalmente reconocida. En este sentido, tenemos derecho a decir: sin la esclavitud de la antigüedad no hay socialismo moderno.
"Es muy fácil oponerse a la esclavitud y cosas similares en términos generales, y dar rienda suelta a la alta indignación moral ante tales infamias. Desgraciadamente, todo lo que esto transmite es sólo lo que todo el mundo sabe, es decir, que estas instituciones de la antigüedad ya no están de acuerdo con nuestras condiciones actuales y nuestros sentimientos, que son los que determinan estas condiciones. Pero no nos dice una sola palabra sobre cómo surgieron estas instituciones, por qué existieron y qué papel desempeñaron en la historia. Y cuando examinamos estas cuestiones, nos vemos obligados a decir -por muy contradictorio y herético que pueda parecer- que la introducción de la esclavitud en las condiciones imperantes en ese momento fue un gran paso adelante. Porque es un hecho que la humanidad, nacida de la animalidad, y tuvo que usar medios bárbaros y casi animales para salir de la barbarie.
Invitamos a nuestros lectores a estudiar ese trabajo si aún no lo han hecho, y en particular a leer la sección IV. Teoría de la Violencia (Conclusión). Desde la esclavitud hasta el feudalismo y desde éste hasta el capitalismo, la sociedad humana se ha elevado cada vez más. Ha adquirido un mayor conocimiento y ha desarrollado una técnica a niveles inimaginables. Esto ha llevado miles de años, más de 10.000 para ser precisos, pero fue una fase ineludible e inevitable del desarrollo humano.

Crisis capitalista sin precedentes

El punto que ahora tenemos que destacar es que el capitalismo ha desarrollado los medios de producción hasta el nivel en que es posible prever el fin de la sociedad de clases. La técnica, la ciencia, la maquinaria han alcanzado un nivel en el que los seres humanos pueden, por primera vez en la historia, ser verdaderamente libres. Podemos empezar, por primera vez en la historia, a construir una nueva sociedad sin clases. La Revolución Rusa, si hubiera sido seguida por revoluciones exitosas en Alemania y en toda Europa, podría haber sido el comienzo de una nueva sociedad libre de restricciones de clase. Su aislamiento significó que la sociedad fue finalmente empujada de nuevo al pantano de un sistema capitalista que había dejado de ser progresista, y con esto vino toda la barbarie de la década de 1930 y la Segunda Guerra Mundial.
Ahora nos enfrentamos a una crisis sin precedentes del capitalismo, que está produciendo agitación social y política en todas partes. El capitalismo tuvo un período progresivo en el que estaba desarrollando masivamente las fuerzas productivas y estableciendo así las condiciones materiales para el próximo salto en la historia de la humanidad hacia una sociedad sin clases. El capitalismo se despojó de su papel progresista hace mucho tiempo y ahora desempeña un papel totalmente reaccionario. Desde su período de ascenso entró en su descenso al estallar la Primera Guerra Mundial, que abrió un período sin precedentes de lucha de clases y revolución. Debido a la falta de una dirección revolucionaria, ese período terminó en reacción y guerra mundial.
Sin embargo, la historia ha dado un giro completo y ahora nos presenta una nueva oportunidad histórica para cambiar la sociedad. Al cambiar la sociedad, no desecharemos todo el conocimiento acumulado de la humanidad logrado a través de miles de años de sociedad de clases. Tomaremos todos los logros de las sociedades anteriores - el arte, la literatura, la arquitectura, la ciencia, la filosofía - producidos por los grandes pensadores del pasado y los haremos nuestros.
Las primeras medidas consistirán en elevar el nivel cultural general de la sociedad. Hasta hace relativamente poco tiempo, la cultura estaba reservada principalmente a una minoría privilegiada. Los grandes artistas, los grandes músicos y escritores, solían provenir de las clases privilegiadas, de la burguesía y de la pequeña burguesía, mientras que las masas de campesinos y obreros industriales eran analfabetos o sólo tenían acceso a una educación muy rudimentaria.
Incluso los grandes marxistas procedían de este trasfondo social. Como Trotsky señaló en su texto de 1923, "Qué es la cultura proletaria y si es posible":
"Marx y Engels salieron de las filas de la democracia pequeñoburguesa y, por supuesto, se educaron en su cultura y no en la cultura del proletariado. Si no hubiera habido clase obrera, con sus huelgas, luchas, sufrimientos y revueltas, no habría habido, por supuesto, ningún comunismo científico, porque no habría habido una necesidad histórica para ello. Pero su teoría se formó enteramente sobre la base de la cultura burguesa, tanto científica como política, aunque declaró una lucha hasta el final contra esa cultura. Bajo la presión de las contradicciones capitalistas, la idea de generalizar la democracia burguesa se eleva -en sus representantes más audaces, honestos y previsores- hasta su autorregeneración genial, armada con todas las armas críticas de la ciencia burguesa. Tal es el origen del marxismo".
Observen aquí lo que dice. Marx y Engels estaban "armados con todas las armas críticas de la ciencia burguesa". Tomaron los logros de la cultura burguesa y la elevaron a un nivel superior, produciendo esa herramienta vital en las manos de la clase obrera de hoy, la filosofía marxista que nos permite ver el mundo como realmente es y prepararnos para la siguiente fase en el desarrollo de la humanidad.

La tarea de construir una nueva sociedad

Al tomar en sus manos los medios de producción y la inmensa riqueza acumulada, que hoy posee una pequeña minoría de súper-ricos, la clase obrera comenzará el proceso de construcción de una nueva sociedad.
¿Creará esto una "cultura proletaria"? Lenin, en las condiciones atrasadas heredadas del antiguo régimen zarista con un analfabetismo generalizado y un bajo nivel cultural general, no veía como tarea inmediata la construcción de una nueva "cultura proletaria". Veía como tarea la de ayudar a las masas a asimilar primero los logros esenciales de la cultura burguesa. Una vez logrado esto, la sociedad puede pasar a un nivel superior. Para que eso ocurriera, era necesario un período de desarrollo de la industria y la agricultura.
Fue Trotsky quien planteó la pregunta: "¿Tendrá el proletariado suficiente tiempo para crear una cultura'proletaria'? ¿Por qué Trotsky se refirió a la cantidad de tiempo que la clase obrera tendría para producir su propia cultura? Señalaba que la revolución socialista tiene el objetivo de crear una sociedad sin clases. Al tomar el poder, la clase obrera toma el control de todos los aspectos de la sociedad, empezando por la economía. Pero al desarrollar aún más la economía, elevando la productividad a niveles inimaginables, la clase obrera se aboliría a sí misma como clase. Como él dice, "....antes de que el proletariado desaparezca de la etapa del aprendizaje cultural, habrá dejado de ser proletario". (Véase: "Qué es la cultura proletaria, y si es posible")
Así, la clase obrera llega al poder con el objetivo no de imponerse a las clases inferiores -no hay ninguna, ya que todo el trabajo lo hace el proletariado- sino de abolir todas las diferencias de clase. Al hacerlo, se suprime a sí mismo y la sociedad en su conjunto se queda sin clases. En esas condiciones tendremos una auténtica libertad y un florecimiento de la cultura humana a un nivel inimaginable para las generaciones pasadas.
La sociedad del futuro preservará todos los logros de las sociedades del pasado y los hará suyos. Dedicará inmensos recursos a preservar la cultura de miles de años de civilización humana. Y esperamos que los grandes monumentos del pasado sigan intactos para que las generaciones futuras disfruten de ellos muchos años después de que la sociedad de clases haya sido relegada a la historia.

Fred Weston (CMI)

Lenin y los orígenes de la revolución rusa

Pasarán las fases históricas, la “guerra fría cultural” y la “guerra” por la interpretación de la revolución rusa, y la historia del URSS, seguirá viva con todas sus paradojas, avances y retrocesos. No en vano sigue siendo la última gran revolución, el antecedente que los poderosos quieren desprestigiar, y del nosotros que tenemos que aprender tanto en su parte luminoso como en su parte oscura…El 12 de abril de 1919, el Gobierno soviético aprueba un decreto sobre los monumentos de la República, en base al cual ordena la retirada de todos los monumentos representativos del zarismo que carezcan de valor artístico (Lunacharsky llegó a presentar su dimisión cuando se enteró de que unos guardias rojos habían destruido unos, aunque luego resultó que había sido una falsa noticia).
Entre dichos monumentos se hallaba un obelisco de granito en el que están inscrito los hombres de todos los zares, y Lenin deja sus ocupaciones más urgentes para trabajar una lista en la que se inscriben todas las variantes del socialismo: Marx y Engels por supuesto, pero al lado están Bakunin, Lassalle, August Bebel, así como los utópicos Tommaso Campanella, Tomás Moro, Charles Fourier, el socialista pacifista francés Jean Jaurès, el populista semianarquista Pietr Lavro, el primer Liebknecht, Wilhem, el cura comunista Jean Meslier, claro está, Plejanov, el “blanquista” August Vaillant, el contradictorio Proudhon, así hasta el social-tecnócrata Saint-Simon, y el líder revolucionario puritano británico Wistanley, así hasta de diecinueve nombres.
Entre ellos se incluía claro está, a Nikolai Chernyshevsky (Saratov, 1828-id.1889), destacado filósofo, novelista y militante revolucionario ruso, autor de una novela ¿Qué hacer? en la que condensa sus ideales sobre el “hombre nuevo”, la liberación de la mujer y la nueva sociedad por la que luchó. La novela fue el éxito literario más extraordinario de su tiempo e influyó poderosamente en las nuevas generaciones, fueron multitud los revolucionarios jóvenes que se sintieron “tocados” por esta obra que por lo demás no resuma calidad literaria, de ahí que a Nadia Krupskaya le sorprendiera el entusiasmo de Lenin, mucho más preocupado por su contenido que por sus formas.
Se puede decir que Chernyshevsky supo aplicar sus ideas sobre la necesidad de conceder una total libertad a la mujer, de facilitarle incluso una superioridad como paso previo a la igualdad. Vera, la protagonista de la obra resume muy claramente estas concepciones tomadas de Fourier. Chernishevsky era partidario del “amor libre” y adversario del idealismo y el liberalismo. Mantenía un “sabio egoísmo” y preparaba la insurrección. Tenía al de mesiánico: “No veíamos a estos hombres, escribe, hace seis años… pero esto apenas Importa y tampoco Importa lo que de ellos pensemos ahora. Dentro de poco dentro de muy pocos años, les llamaremos. Les diremos `salvadnos, y, digan lo que digan entonces, lo que se deba hacer se hará”. Aunque estuvo muy lejos de ser un marxista, es indiscutible que Chernyshevsky tuvo una influencia decisiva sobre Lenin que tituló también ¿Qué hacer? una de sus obras más representativas. En su juventud, Lenin “leía cada palabra de Chernyshevsky, de sus magníficos comentarios sobre estética, arte y literatura… Me entusiasmaban sus conocimientos enciclopédicos, la claridad de sus puntos de vista revolucionarios y su admirable talento de polemista”. A los 18 años, Lenin le escribió una larga carta que el viejo revolucionario, inmerso en su insobornable exilio de Saratov, no recibió.Estos detalles contradicen rotundamente un enfoque que se repite reiteradamente en los medios y en la bibliografía dominante que, con tal de justificar –torturando los datos- la ecuación Lenin=Stalin, no duda en atribuir al primero todo el genio maléfico de la revolución, lo que podría compararse a la reducción del descomunal libro histórico ruso de un siglo una única página: la de Lenin sediento de venganza y animado por un radicalismo utópico del que Stalin será el obvio continuador. 1/
Nada más alejado de la verdad, la revolución rusa culminó un proceso histórico de un país que era como un continente, un coloso con los pies de barro que había visto pasar por delante el Renacimiento, la Reforma, la ilustración, y cuya crisis resulta ser como una esclarea cuyo primer peldaño nos remite a las grandes sublevaciones agrarias de Stenka Razin y de Yemelián Pugachov fueron apoyadas por siervos, que aprovechaban tales sublevaciones para unirse a los rebeldes en busca de un mejor nivel de vida; atraviesan el reinado de Pedro el Grande quien, de un lado había reforzado el feudalismo a principios del siglo XVIII, al imponer la vinculación forzosa de los campesinos a sus amos terratenientes, y que de otro, influyó poderosamente en la occidentalización cultural de la aristocracia.
En este contexto de atraso y mansedumbre de los siervos, cuando apenas si se ha iniciado un desarrollo industrial que no llegará plenamente a las grandes ciudades hasta finales del siglo XX, la resistencia se incuba entre los jóvenes aristócrata que habían sido los “cuadros” de las guerras napoleónicas, vista por mucho de ellos bajo el mismo prisma que Unamuno percibió en el caso español de 1808: “!Que se vaya el ejército ocupante pero que se queden las ideas¡”. 2/
Lenin hablaba de una “fase nobiliaria” de una oposición al zarismo que desde su primera manifestación –la revuelta de diciembre de 1925 llamada de los “decembristas”-, combina las propuestas constitucionalistas ideas radicales extraídas de la tradición socialista francesa. Este fue el caso notorio de PaveI I. PesteI (Moscú, 1793-Sant Petersburgo, 1826), con una biografía extraordinaria, estuvo influenciado por Rousseau y por Babeuf. Como militar, PesteI participó en la campaña de Francia (1814), y evolucionó hasta convertirse en un pensador original, preocupado esencialmente por una reforma agraria radical, también escribió Ley rusa, una obra que llegó a ser el documento político-programático más impactante de esta primera leva radical sobre los que Tolstói quiso inicialmente escribir una novela y a los que en buena medida retrata en Guerra y paz. En dicha obra se podía leer estos principios: “No puede, pues, despertar asombro el hecho de que todos los pueblos tiendan con tan ardiente deseo a instaurar el orden representativo ya liberarse del insoportable yugo de los aristócratas y los ricos. La acción del pueblo, en este caso, es una acción defensiva, porque no impone un yugo a los aristócratas y los ricos, sino que quiere sólo liberarse de su yugo”. No es por casualidad que a este escalón le sucedieran otros igualmente surgidos de las clases dominantes y que eran consciente de la “putrefacción” de Rusia, personajes del alcance de Alexander Herzen –quien en 1848 dijo que “la última palabra de la civilización es revolución”-, y que el anarquismo tuviera en Rusia a tres de sus mayores referentes: Bakunin, Tolstói y Kropotkin.
Aunque las autoridades mantienen el orden incrementando su capacidad represiva, el descontento iría creciendo no solamente en el suelo ruso sino también en los “territorios fronterizos”. Rusia, Prusia y Austria se habían repartido Polonia en el siglo XVIII y los polacos que estaban bajo el dominio de los Romanov se rebelaron en 1830 y en 1863, y mantuvieron una constante resistencia. También los finlandeses mostraban su hostilidad, al tiempo que el prestigio del zarismo fue quedando por los suelos en la Europa liberal desde la cual se aplaudía y justificaba toda acción de resistencia, incluyendo la de sesgo terrorista. En las montañas del Cáucaso tuvo lugar una rebelión durante los últimos años del siglo XIX, y la inquietud comenzó a expandirse hasta por los territorios que –como Ucrania-, no habían manifestado antes su hostilidad. Aunque contaba con un potencial enorme, con materias primas en una abundancia inigualable, tenía carbón, hierro, diamantes, oro, petróleo, enormes extensiones en las que se podían cultivar cereales, amén de una lite dirigente que iba modernizándose gracias a los contactos con países extranjeros, Rusia era una “sociedad enferma”, y no era lo que se dice un imperio tranquilo. Por lo demás, se convirtió en el “invernadero” de un capitalismo importado y bajo la hegemonía británica de manera que su “independencia” se fue debilitando hasta desembocar en un marco de supeditación como se hará patente con la “Gran Guerra”.
Al comienzo del siglo XX, Rusia contaba con millón y medio de obreros, pero poco después, en 1912, eran ya tres millones. En su mayoría eran campesinos emigrados a la ciudad, que seguían manteniendo la mentalidad del mundo rural del que procedían. Carecían de toda organización sindical y su conciencia de clase era escasa, aunque su ascenso se va haciendo evidente. La jornada laboral era de diez horas y los salarios estaban, muy por debajo de los de Europa occidental, hasta 1905, el sentimiento generalizado es el propio de los campesinos atrasados: creen que el Zar, el “padrecito” no está enterado, y el cura Gapón lidera una manifestación en la que se hace constar lo terrible de la situación obrera, y se dirige al Zar con rogativas, rezos y banderas institucionales. El Padrecito del domingo se convirtió en el Sanguinario el lunes.
Entre el abismo de los pobres, y la cima de los poderosos, existía una rica gama de clases medias: pequeña burguesía urbana, campesinos acomodados (kulaks), profesiones liberales, funcionarios, etc. Una extensa capa social con un elevado nivel cultural, de que la que surgirán todos los movimientos políticos y culturales orientados a modernizar el país y acercarlo a las formas de vida occidental en oposición a la abominable tradición absolutista que pervivirá empero en una ingente masa de funcionarios. Estos movimientos no estaban tolerados, este privilegio únicamente lo tenía el Partido Constitucional Democrático, también conocido como “cadete” por las iníciales, con influencia en la élite aristocrática y burguesa ilustrada y que aspiraba a imponer gradualmente una evolución hacia la monarquía constitucional sin modificar la pirámide social. No fue otro el proyecto de los cadetes que querían que todo cambiara para que todo siguiera igual, y que acabaron siendo barridos por una historia que no vertió por ellos muchas lágrimas…
Más allá, y con muchísima más influencia política, estaban los narodniki o populistas, una corriente muy amplia que formaría más adelante el Partido Socialista Revolucionario, y sus componente fueron conocidos como eseristas. Militaban en sus filas intelectuales de las clases medias que combinaban el nacionalismo populista con la defensa del campesinado. Su propuesta era un socialismo agrario basado en las tradicionales comunas campesinas, y estaba dividido entre una derecha liberal y una izquierda que se confundía con cierto anarquismo. A lo largo de los años, sus intentos de convencer a los mujiks para que lucharan contra el régimen habían chocado con la ignorancia y la superstición. De ahí que adoptaran la táctica terrorista, destinada a desarticular la cúspide del régimen y despertar a las masas campesinas de su letargo, adoptando a su manera la táctica de la “propaganda por el hecho” mediante atentados espectaculares. Su mayor empresa fue el atentado en 1881 contra Alejandro II, pero sólo en realidad, únicamente consiguieron un aumento de la represión. Esta creencia, según la cual las masas embrutecidas eran incapaces de realizar la revolución si no eran dirigidas por una minoría consciente, respondía a una fase de la historia del radicalismo contra la que se sublevó el marxismo que planteaba en primer término la cuestión económica –las bases sociales del cambio-, y el protagonismo de una clase obrera organizada, un proyecto que partía del modelo socialdemócrata alemán…
Al igual que la literatura rusa logró sobresalir por encima del enorme atraso cultural y económico de la vieja Rusia, y ocupar un lugar excepcional en la historia cultural del siglo XIX y principios del siglo XX, las teorías más avanzadas del socialismo lograron hacerse un lugar excepcional en los círculos más avanzados. No sería por casualidad que en la historia universal del anarquismo hayan varios nombres de pensadores y militantes rusos en la parte más alta (Herzen, Bakunin, Kropotkin, incluso Tolstói), lo mismo que en la marxista en la que Plejanov, Lenin, Trotsky y otros ocuparan lugar equivalente. Esta paradoja tendrá su reverso: desde los años treinta, la gran literatura al igual que las aportaciones teóricas casi desaparecen, y el país, extenuado por las guerras y por el cerco internacional, conocerá una fase histórica terrible en la que, a pesar de todo subsistió una forma de producción que, a pesare de la burocracia y de las gestión verticalista, se mostrará mucho más eficaz y racional que el capitalismo. Al final del proceso llamado “socialistas” las diferencias entre Rusia y los países más avanzados, se había reducido considerablemente.

Pepe Gutiérrez-Álvarez

Notas

–1/ Este tipo de prisma que resulta de lo más trillado en la prensa convencional, aparece también debidamente subrayado en las obras mayores como lo puede ser el Trotsky. Una biografía, de Robert Service, y entre las contadas líneas del forro, se puede leer una ecuación equivalente firmada por Robert Harris del “Sunday Times”: “Service muestra con claridad que el trotskismo no era sino el estalinismo en estado embrionario”.
–2/ Según las historiografía rusa existen algunas notas españolas en el primer radicalismo ruso, así, por ejemplo, se cita que uno de los fundadores de la masonería, Nikita Muraviev, que entró en París en la guerra contra Napoleón, fue influenciado por el masón español Juan Van Halen, mayor del ejército imperial, antiguo conspirador contra Fernando VII, quien acudía a las mismas reuniones que niñita en la logia “Unión de Salvación”. También se dice que el “decembrista” Pavel I. Pestel, estaba en la misma línea que Rafael Riego en España, o sea con el proyecto de una intentona con objetivo de limitar los poderes de la familia real.

¿New York Times, CNN, Forbes? Ya lo dijo teleSUR



Hasta que no lo publicaron tres medios del sistema -el Times, la CNN y Forbes- no fue más que “propaganda chavista”. Pero fue lo que sostuvo, desde el primer momento, el medio multiestatal teleSUR. Una ventana a la verdad frente a las mentiras creadas en los centros imperiales. Espacio "Contratuit", en Cubainformación TV.

Introduccion a la teoría y praxis de Trotski

Salen a la caza de brujas informática para acallar el escándalo de corrupción

Con la excusas de evitar una "desestabilización" de su gobierno, el presidente Lenín Moreno, tras permitir la detención de Julian Assange, trata de evitar nuevas filtraciones que involucren a su familia. Denuncian que hay hackers rusos en territorio ecuatoriano y apresaron a un informático sueco.

Tras retirarle el asilo y haber liberado el ingreso de la policía británica para que detuvieran a Julian Assange en su sede diplomática en Londres, el gobierno de Lenín Moreno se lanzó a una caza de brujas informática en su propio país, con el objetivo ya nada oculto de evitar nuevas filtraciones que comprometen a la familia presidencial en casos de corrupción. Así lo reflejó la ministra de Interior, María Paula Romo Rodríguez, quien en una rueda de prensa informó que hay dos hackers rusos y "una persona vinculada" a WikiLeaks en territorio ecuatoriano y culpó a funcionarios del gobierno de Rafael Correa de haber permitido que actuaran libremente. Fue así que detuvieron a Ola Bini, un ciudadano sueco que trabaja desde hace años en seguridad y privacidad digital.
La acusación más grave es que "en las últimas semanas hay intromisiones de Assange y su organización aliada en asuntos de política interna del Ecuador". La referencia no podía ser más clara: desde principios de año comenzaron a difundirse en las redes documentos secretos sobre negocios del hermano, la esposa y el mismo Moreno que lo involucran en lavado de dinero en cuentas offshore. Conocidos como los INA Papers, por una firma, INA Investments, de la que el mandatario formó parte hasta que asumió la presidencia en mayo de 2017. El caso había puesto en alerta a Moreno y desde ese momento parecía obvio que la suerte del activista australiano estaba echada, como adelantó Tiempo Argentino el domingo pasado.
Asilado desde 2012 en la embajada de Ecuador en la capital británica, Assange tenía una causa por supuesta violencia sexual contra dos mujeres en Suecia, que fue dejada de lado en 2017. Pero Scotland Yard lo acusa de incumplir los requisitos de su libertad bajo fianza cuando buscó protección en el gobierno de Correa.
Jennifer Robinson, abogada de Assange, dijo en un tuit que el fundador de WikiLeaks "fue arrestado no sólo por el incumplimiento de las condiciones de la fianza sino también en relación con una solicitud de extradición de los Estados Unidos. que se emitió en diciembre de 2017 y es por conspiración con Chelsea Manning".
Chelsea Manning, analista de las Fuerzas Armadas de EE UU en Irak, desató esta tormenta en 2010 cuando filtró miles de documentos que probaban las atrocidades cometidas por tropas de ese país desde la invasión. Fue ese el momento en que el portal alcanzó notoriedad, mediante acuerdos con los medios más importantes del mundo hasta entonces, Le Monde de Francia; New York Times de EEUU; Der Spiegel de Alemania; The Guardian de Gran Bretaña y el español El País.
Pronto se desataron también las consecuencias. El gobierno de Barack Obama condenó la filtración y advirtió sobre el peligro de difundir información que atentara contra la seguridad de las fuentes. Manning cambió de sexo cuando estaba en prisión y en 2013 fue condenada a 35 años de prisión, aunque terminó indultada en 2017. Hace un mes volvió a la prisión por negarse a declarar en una causa contra WikiLeaks. Dijo que se amparaba en garantías constitucionales. Quedó en aislamiento hasta que cambiara de idea.
"No podemos permitir que Ecuador se convierta en un centro de piratería y espionaje; hay que dar por terminado ese período… llegamos a normalizar a tal punto el espionaje, el espionaje político, la intromisión en la vida de las personas, que en el gobierno pasado canales públicos se daban el lujo de transmitir chats de conversaciones privadas de personas", dijo la ministra luego de afirmar que Bini, al que no nombró directamente, "ha estado colaborando con intentos de desestabilización en contra del gobierno y que ha viajado a otros países junto a Ricardo Patiño, quien, como ustedes recordarán, era el canciller de la República cuando se otorgó este asilo".
Fuentes cercanas a Correa interpretaron ante una consulta de este diario que "el gobierno de Lenín Moreno está intentando instalar que el equipo de WikiLeaks filtró información para desestabilizar, están creando una puesta en escena para desviar la atención".
En su blog, Bini se define como un desarrollador de software preocupado por la privacidad y que implementó tecnologías de encriptación y programación de uso público. Quienes lo conocen, como Rafael Bonifaz, quien hizo un máster en Seguridad Informática de la Universidad de Buenos Aires, dicen que Bini había quedado muy impactado con las revelaciones de Edward Snowden sobre la forma en que la agencia estadounidense NSA espiaba a los usuarios de Internet a través de todas las plataformas disponibles.
"Ola lideró un equipo de desarrolladores, en su mayoría de Ecuador y Brasil, para mejorar proyectos de software libre orientados a la privacidad y así mejorar la seguridad de nuestras comunicaciones", agrega Bonifaz.
Snowden pidió asilo en Rusia para no ser juzgado en su país por traición a la patria. Quizás esa sea la suerte que le espera a Assange.
Mientras tanto, WikiLeaks liberó millones de archivos con información clasificada de todo el mundo.

Alberto López Girondo
Tiempo Argentino

La cultura digital cambia a la comunicación: los nativos digitales

El cambio de paradigma: de la cultura analógica a la cultura digital nos plantea un desafío epistemológico: repensar los conceptos y reformularlos sobre el materialismo digital.Por una cuestión generacional, todos los aportes que se conocen en el presente fueron realizados por autores “inmigrantes” al mundo digital. Aún los “nativos digitales” tienen en promedio 25 años (Argentina y Cono Sur; y unos 35 años en Estados Unidos). Habrá que esperar un tiempo más para que sea esa generación la que produzca contenidos teóricos sobre el mundo binario en el que nacieron.
También hay que destacar – antes de abordar aquí los principios de la cultura digital – que esos aportes de autores inmigrantes, provienen también de una mirada del mal llamado Primer Mundo. En nuestro continente, algunos académicos han hecho aportes que prescinden no solo de la vieja mirada analógicasino que además no tienen un sesgo tan centralista. Lamentablemente la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), que produjo aportes valiosos a la calidad del periodismo de la región, sigue atada a intereses de la vieja industria mediática, para encontrarles caminos de adaptación y sobrevivencia.
Ahora que el mundo virtuallleva al menos tres décadas generando contenidos teóricos desde las perspectivas comunicacional bien vale la pena rescatar la teoría del ruso Lev Manovich, un pionero en esa materia con su “El Lenguaje de los nuevos medios (…)”.El autor explicó -en la misma línea que antes lo hiciera Nicholas Negroponte – que todo lo que pasara por un ordenador –o todo lo que fuera compuesto por “byte”- pertenece al nuevo mundo que alumbraba, el mundo o ser digital.De hecho, salvo algunas artes o actividades rupestres que se siguen haciendo de forma absolutamente manuales, el resto de la cultura de la era industrial, de los servicios y de la información, ha sido total o parcialmente digitalizada.
Hay muchos aportes teóricos, y nacen conceptos y se incorporan en forma acelerada. El ritmo lo marca el avance en materia de software, interfaces, y técnicas de manipulación. Cuando Manovich ensayó sus textos no alcanzó a registrar ni el “big data” ni muchos otros desarrollos. Pero sus “principios básicos” gozan de una vigencia sobre los cuales vale reflexionar y revalorar.
Los principios básicos por los cuales se diferencian los nuevos medios de los viejos son:
La representación numérica. Detrás de cada objeto mediático (letras, imágenes, fotos, videos etc.) lo que hay siempre son números, ceros y unos, del código binario. Y los códigos dan vida a los ordenadores. Y los ordenadores almacenan y procesan. Nacen los procesadores.
Modularidad. Todo se ordena por módulos. En la web, en los programa informáticos, es la base del lenguaje, sea como objetos que conviven en forma independientes, o como programas. Al ser todos módulos, todo puede remplazarse, todo se complementa sin afectar la independencia de unos con otros.
Automatización. Ambas cualidades descriptas anteriormente, o sea la codificación numérica y la modularidad permiten – dice Manovich – “manipular, crear el acceso y modificar a los nuevos medios en forma automática alejándolos de la ´intencionalidad humana¨”. Pasamos así, de la “construcción mediática” (y la agenda setting) a la realidad virtual, donde todo es ficcionado.
Cuando un usuario manipula y crea objetos mediante un ordenador usando un software, es para el autor mencionado “automatización de bajo nivel”. Pero cuando el ordenador, tiene que tomar una enorme amplitud de variantes –como en los videos juegos- entonces estamos ante “automatizaciones de alto nivel”. Y eso nos deja en la puerta de la “inteligencia artificial”.
Lo que se conoce como “motores” que empezaron por enfocarse en “atacar” o “defender” según el usuario. Y de allí a la inteligencia militar, a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y el caso Snowden. El actual juego “Fortnite”, son soldados que atacan y se defienden. Nada es casual en la era digital.
Variabilidad (o mutables o líquidos). Un objeto digital se puede cambiar, alterar, mutar y existir en muchas versiones del mismo. Este principio de Manovich – se explicaba porque “la interactividad, la hipermedia, la escabilidad” eran características que daban “variabilidad”. Hoy se puede aceptar que el concepto de “transmedia” -surgido años después- es una expresión más evolucionada.
Transcodificacion Cultural. Manovich –audaz para esa época- arriesgó que en el viejo lenguaje informático transcondificar era traducir a otros formatos. Pero que en la era actual es traducir a otra cultura, o bien los medios digitales tienden a reconceptualizar la cultura misma. Por eso llega a la conclusión en su Teoría que “este quinto principio nos lleva a estudiar la teoría del software”. Y en particular estudiar la base de datos y las interfaces, porque son las que se ligan con el hombre.
La compañía Narrative Science presentó hace poco tiempo un software que puede escribir historias sobre juegos de deportes directamente de las estadísticas de los juegos (base de datos). Asegura que el mismo software puede escribir automáticamente unanota sobre economía basándose en datos de diversas bases. Y convertirlos en artículos atractivos. La capacitación de nuestros nativos digitales urge para nuestro país y para nuestro continente. Hay mucho por hacer.

Dardo Fernández
Estrategia.la
Licenciado en Comunicación Social. Periodista en Argentina y México entre 1982 y 1987. Profesor de la Facultad de Periodismo y Comunicación de Universidad Nacional de La Plata (2001-2013) donde dirigió el seminario de Crisis comunicacional. Fundó y dirigió el sitio Diario sobre Diarios (2002-2015). Actual asesor parlamentario, fue subsecretario de Comunicación del Gobierno de Tucumán (2015-2018). Analista senior asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

sábado, abril 20, 2019

Santa Cruz: comenzaron la búsqueda de los restos de los obreros fusilados en 1921



Ya a punto de cumplirse cien años de la gran huelga de 1920 y 1921, que el gran Osvaldo Bayer describiera en los magistrales tomos de La Patagonia Rebelde, se difundió la noticia de que empezarán a buscar los restos de los obreros huelguistas fusilados por el ejército argentino en aquellos cruentos años.

La organización “La Ruta de la Huelga de 1921” anunció el inicio de un importante suceso, en colaboración con una empresa española que aportará equipos tecnológicos de búsqueda ayudando a encontrar los restos de los obreros fusilados durante la huelga de 1921 en Santa Cruz (se calcula que hubo alrededor de 1500 ejecutados).
Marcelo Serafini es docente y fundador de la organización que mantiene viva la memoria de aquella heroica lucha obrera y fue entrevistado por La Izquierda Diario.
¿Cómo surge la Organización de La Ruta de la Huelga de 1921?
Nosotros comenzamos en 1988, cuando Osvaldo Bayer regresa del exilio y visita Santa Cruz. Bayer tenía en mente rescatar los sucesos de la huelga porque estaba muy olvidada.
Yo era director de cultura de la localidad de Gobernador Gregores en ése entonces y recuerdo que aparece un estanciero de apellido Herrera que nos dijo que investiguemos en sus campos porque no tenía ningún problema en que busquemos restos de los hechos de 1921.
En ése mismo momento me llama Bayer y el ex gobernador Jorge Cepernic durante la década del 1970(durante su periodo de gobierno se filmó la película “La Patagonia Rebelde” y fue la causa que lo llevo a estar detenido durante la dictadura), para reunirnos en Calafate con la intención de relocalizar los lugares dónde sucedió la huelga de los peones rurales de 1921. Allí comienza la organización de La Ruta de la Huelga de 1921.
Comenzamos a marcar los sitios, buscar restos humanos en superficie, porque no escarbábamos y el tiempo fue pasando con la suma de nuevos integrantes. Siempre tratando de mantenernos independientes y con dinero propio o con colaboraciones que conseguíamos a medida que avanzaban los hallazgos. A partir del 2007 comenzó un nuevo enfoque, con perspectiva de darle una mirada turística donde aparece el Estado a través de la secretaría de turismo y cultura, para saber que se había hecho hasta ése momento. Mediante una ley se hizo una marca registrada para que los contenidos de la ruta turística relacionada con la huelga tenga todos los datos de lo que hasta ése momento habíamos en rescatado. Se buscó la manera de que sea sustentable y que cada localidad prepare a sus propios guías y que los recursos económicos se obtengan del turismo que visitara se queden en las mismas localidades, sin que haya empresas privadas que se beneficien de la iniciativa de nuestra historia.
¿Cuántas localidades integran en la actualidad?
Hoy son siete localidades y treinta y un monumentos o sitios de la memoria. En algunos de esos sitios no hubo fusilamientos, pero sí fueron importantes por los hechos que sucedieron en la historia de la huelga.
Por ejemplo en Puerto Deseado es donde el ejército argentino arriba durante la huelga y se transforma en su base operativa. Sólo hubo un solo fusilamiento de un obrero muy joven de apellido Romero, que pudo ser rescatado de una fosa anónima y llevado al cementerio de esa localidad. No hay muchos casos como el de éste joven huelguista que tenga una tumba localizada, junto con la otro fusilado de apellido Gracián que está en el cementerio de Río Gallegos. El resto de los posibles mil quinientos fusilados se encuentra en fosas comunes, porque la mayoría de los asesinatos fueron en los campos de las estancias.
¿Y cómo comenzó la búsqueda de los restos de los fusilados de la huelga?
En verdad no era nuestro objetivo encontrar restos humanos y en todo caso podíamos hacer la gestión con quienes lo quieran realizar.
Sí era una obsesión con mucha dificultad de llevarla a cabo porque es muy costosa. Incluso no había denuncias o demandas (ni siquiera luego de los fusilamientos), que exijan recuperar el cadáver de algún fusilado. Hasta que en 2011, mientras dábamos una charla pública junto a Osvaldo Bayer en un auditorio de la localidad de Pico Truncado, se nos acerca una señora que dice llamarse Aurora López y tener 91 años (en la actualidad tiene 98 años), afirmando que es hija de Alejo López, quién fue fusilado en 1921. Ella exigió recuperar los restos de su padre iniciando una demanda en la justicia federal, para comenzar la búsqueda en la zona de Jaramillo.
La noticia de Aurora López llega a un grupo de españoles que son parte de una empresa (Falcon High Tech), que se especializa a encontrar restos humanos. Se contactan con la hija del peón asesinado y con nosotros, para crear un vínculo que ayude a encontrar los restos de su padre.
Aún no hemos conseguido todas las autorizaciones para buscar en la zona donde se supone pueden estar los restos del padre de Aurora.
Mientras se están realizando ésas gestiones de la demanda de Aurora, comenzamos con el equipo español, la búsqueda en un predio que se encuentra dentro de la propiedad de una estancia llamada Bella Vista. El lugar es conocido como El Cañadón de Los Muertos (en cercanía de la localidad de Gobernador Gregores) y durante años se fueron encontrando objetos como armas o fragmentos humanos porque allí hubo fusilamientos de huelguistas el 1 de diciembre de 1921. No hay datos precisos de cuantos fueron asesinados, ya que en general los partes militares difieren en los informes (que siempre se mencionaban como enfrentamientos), ni tampoco los nombres de los capturados. Pero hay otros relatos de los dueños de las estancias de aquellos años que luego de apresar a los huelguistas, eran llamados por el ejército a que reconozcan quiénes eran los líderes de los alzados para ser ejecutados.
Hubo testimonios de los sobrevivientes recolectados durante la filmación de la película La Patagonia Rebelde (1974) que permitieron dar un acercamiento de donde podrían estar el lugar preciso de los hechos, para luego hacer un rastreo satelital que ayuda a calcular las distancias y las características topográficas. Luego pasamos a la siguiente etapa que fue mediante drones que filman en infrarrojo e imágenes térmicas. Todos los datos se procesan y dentro de un mes pasaremos a traer los equipos que se arrastran sobre el terreno y georadares que aunque hayan pasado cientos de años, se puede saber cualquier tipo de movimiento de tierra, que en éste caso puedan ser tumbas masivas. Luego se llamará a otro equipo de antropólogos y arqueólogos para que se haga una excavación que logren encontrar los restos humanos.
¿Nunca antes hubo una búsqueda de tal magnitud?
Nunca hubo, porque pesaba mucho el ocultamiento de los hechos a pesar de que el Estado lo mencionaba en actos o recordatorios que no pasaban de eso. Tampoco judicializaron el caso y gracias a Aurora López comenzó una demanda contra el Estado por el asesinato de su padre que no había aportado en nada hasta ése momento.
Y ahora gracias a la colaboración de la empresa española (que es muy costosa), y son líderes en esta especialidad de búsqueda y nosotros no conseguíamos tal apoyo (en 2015 habían localizado los restos de Miguel de Cervantes en Madrid).
Mucho antes, más o menos en el año 1997 habían empezado a involucrarse algunos colegios secundarios que no sólo eran para dar una charla o un recordatorio. Los jóvenes del secundario se encargaban de conservar el lugar y controlar que no haya ninguna profanación. Justamente por éste motivo pudieron participar junto al grupo español, los estudiantes de una escuela agropecuaria de Gobernador Gregores, aprendiendo a operar los equipos de búsqueda, para que en el futuro sean ellos los que puedan mantener viva la historia de la huelga.
¿La búsqueda seguirá en otros lugares, como por ejemplo en La Estancia La Anita?
Así es. Luego de concretar en el Cañadón de Los Muertos y Jaramillo vamos a seguir con otros lugares donde ocurrieron los fusilamientos. Pero antes vamos a tener reuniones con todos aquellos que quieran colaborar con los costos de la búsqueda ya sean autoridades o empresarios.
La Estancia La Anita (muy cerca de la localidad de El Calafate) es uno de los lugares más importantes de la huelga de aquellos años (se calcula que allí hubo alrededor de 400 fusilamientos y es la derrota definitiva de la huelga ocurrida el 7 de diciembre de 1921). Y además de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral hay intereses de otros Estados como es por ejemplo el país Vasco (porque hay fusilados que provenían de allí), que ya se comprometieron en financiar los costos y enviar profesionales para colaborar.
La Ruta de la Huelga de 1921 tiene su sitio en Facebook, donde van publicando las novedades de lo que surge en la búsqueda de los fusilados del ejército argentino, que fueron comandados por el teniente coronel Benigno Varela a la orden del presidente radical Hipólito Yrigoyen.
Los grandes estancieros como los Braun- Menéndez se enriquecieron mucho más a costa de la derrota de la huelga obrera, que generó mucha más explotación en los peones que sobrevivieron.
Aquellos sangrientos asesinatos se ocultaron por décadas hasta que salieron los tomos de Osvaldo Bayer a mediados de la década de 1970. Y es una historia que no debe ser olvida, porque fue una gran gesta de la lucha obrera en Argentina y en toda la Patagonia.

Ernesto Zippo
Miércoles 17 de abril | 10:52

Las "Felices Pascuas" de Alfonsín: a 32 años del primer levantamiento carapintada



Se cumple un nuevo aniversario del primer levantamiento carapintada en la Semana santa de 1987. Columna de Historia de El Círculo Rojo, el programa de La Izquierda Diario en Radio con Vos.

El levantamiento militar de los carapintadas estalló durante la Semana santa del año 1987, hace 32 años, cuando oficiales y suboficiales de rango medio y bajo del Ejército se amotinaron en Campo de Mayo, el principal centro militar del país.
Fue el primero de los 4 levantamientos que hubo entre 1987 y 1990, pero también el más importante por el impacto político que tuvo y la tensión social que se vivió esos días.
Y en qué contexto se levantaron carapintadas?
Raúl Alfonsín había ganado las elecciones presidenciales hacía más de 3 años, las primeras desde la vuelta de la democracia constitucional con el 51,7% de los votos, frente al 40% que obtuvo el candidato de la derecha peronista Ítalo Lúder.
Argentina estaba viviendo en ese momento las ilusiones de una “primavera democrática” después de 8 años de dictadura. Los movimientos de Derechos Humanos cobraron mucha fuerza e incluso desde comienzos de los 80 las movilizaciones en su contra se volvieron masivas por eso la campaña de Alfonsín se centró en levantar como idea fuerza los “valores democráticos”, con un discurso “progresista”.
En esta situación se fortalecieran los partidos políticos mientras que al mismo tiempo las Fuerzas Armadas se desprestigiaron completamente. Habían fundido al país y fueron brutalmente derrotados en Malvinas. Y a esto se sumó el repudio general al accionar represivo que se conoció con los juicios que sacaron a la luz el plan sistemático de terrorismo de Estado.
El tema de los juicios es interesante porque el gobierno quería mantener ciertos límites. En el marco de la “teoría de los dos demonios”, los primeros juicios querían sentar en el banquillo a los jefes de las organizaciones armadas y se pretendía que las Juntas Militares sean juzgadas por un tribunal militar, un poco para lavarles la cara, pensando que lo ideal sería depurar a algunos cuantos dictadores y tema cerrado. Pero al negarse a juzgar a sus compañeros de armas, las causas quedaron en manos de tribunales civiles conociéndose más ampliamente las denuncias.
Lógicamente los militares no podían ni caminar por la calle porque el repudio era masivo. Por eso como parte de la política de recomposición de las fuerzas y en un intento de reconciliación nacional, en diciembre de 1986 el gobierno sancionó la Ley de Punto Final que daba un plazo de 60 días para hacer denuncias vinculadas a la última dictadura y después de ese tiempo quedarían prescriptas. Si el objetivo era ponerle un fin a las acusaciones pasó lo contrario: hubo una ola de denuncias y se procesó a más de 300 oficiales, superando todas las expectativas.
Esta situación terminó provocando el levantamiento.
Estalló el jueves 16 de abril (jueves de Semana santa) cuando el mayor Ernesto Barreiro, un genocida de la Perla -el Centro de Detención Clandestino más grande de Córdoba-, se negó a declarar y cuando las fuerzas policiales lo fueron a buscar, todo su personal se terminó acuartelando.
Al día siguiente el Teniente Coronel Aldo Rico dejó su regimiento en Misiones y se amotinó junto a otros militares en Campo de Mayo reclamando que ellos también estén incluidos en el pacto de impunidad, igual que sus jefes. Tomaron la Escuela de Infantería y desplegaron un show muy bizarro con armas pesadas, artillería y tanques apostados en todo el predio, pintados con betún y cargando granadas en señal de combate.
Estas imágenes recorrieron todos los diarios y programas de tele agitándose el fantasma de un nuevo golpe. Mientras las supuestas fuerzas leales al gobierno dilataron su ingreso a Campo de Mayo mostrando que en la práctica estaban de acuerdo con los reclamos de los carapintadas.
Ante la inoperancia del gobierno los que si reaccionaron rápidamente fueron las millones de personas que se movilizaron durante ese fin de semana en todo el país rechazando los levantamientos. Hubo dos escenarios muy masivos:
Por un lado Campo de Mayo donde desde ese viernes Santo se juntaron miles de personas que cantaban “que se vayan, que se vayan” y “si se atreven, les quemamos los cuarteles”.
Por el otro, la Plaza de Mayo registró una de las movilizaciones más masivas de su historia el domingo de Pascuas. Marcharon sindicatos, los organismos de DD.HH, los partidos políticos de la izquierda como el MAS (Movimiento al Socialismo) que también tuvo enorme convocatoria denunciando los pactos entre el gobierno y los militares. Pero también se movilizaron miles de familias, estudiantes, trabajadores. Todos en las calles.
Alfonsín hablo ese día dos veces en la plaza, la primera anunció que iría el mismo a Campo de Mayo a exigir la rendición de los amotinados diciendo que la democracia no se negocia. Pero finalmente negoció, cuidándose que no se movilicen al lugar las masas, lo que hubiese permitido derrotar el levantamiento.
Cuando volvió, en su segundo discurso, dijo que los hombres amotinados habían depuesto su actitud y cerró: “la casa está en orden”.
Ahora ese orden implicó ceder a todas las demandas de los carapintadas. La mayoría de los partidos políticos (la UCR, el PJ, el Partido Intransigente y hasta el Partido Comunista entre otros) firmaron un “Acta de Compromiso Democrático” que terminó con la sanción en el Congreso de la Ley de Obediencia Debida en junio del 87, que liberaba de culpas a los militares que seguían órdenes de sus superiores. También consiguieron desplazar al jefe del Ejército y desplazaron a los periodistas más críticos del proceso delos programas televisivos.
Los militares no buscaban hacer un nuevo golpe como decían los radicales y los peronistas. No tenían la fuerza ni la sociedad estaba dispuesta a aceptarlo. Pero lo que sí hicieron fue marcarle la cancha al gobierno (que es lo que terminaron haciendo) logrando detener los juicios y sostener cierta autonomía.
En conclusión la Semana santa de 1987 nos dejó dos cosas. Un pacto de impunidad entre las Fuerzas Armadas y el conjunto del régimen político. Se intentó por todos los medios una reconciliación nacional que hasta ahora sigue siendo imposible porque todavía pesa muchísimo la condena popular a la dictadura. Por eso los gobiernos que le siguieron a Alfonsín usaron como fuerza represiva a las Fuerzas de Seguridad en lugar de las Armadas, que aunque también participaron del genocidio estaban menos “quemadas”.
En segundo lugar comenzaron a cuestionarse las ilusiones de “la primavera democrática” del alfonsinismo. Con los meses la crisis gubernamental se agravó por el crecimiento acelerado de la inflación que desembocó en la hiperinflación del 89 y la entrega anticipada del poder a Carlos Menem.
Hoy muchos carapintadas se reciclaron en democracia. Aldo Rico fue candidato del MODIN y del peronismo, ganó la intendencia en San Miguel en 1997, en 1999 fue el ministro de seguridad de Carlos Ruckauf, en 2008 fue presidente del PJ de San Miguel apoyado por el kirchnerismo y hoy sigue teniendo activa vida política.
Otro es Sergio Berni, el Secretario de Seguridad del gobierno de Cristina y futuro candidato del PJ. También Juan José Gómez Centurión un hombre de confianza de Macri que pasó por la presidencia del Banco Nación.
Y hay otros tantos que siguen en actividad adentro de las fuerzas, lo que muestra una continuidad ininterrumpida entre las fuerzas represivas que actuaron en los 70 y las actuales.

Claudia Ferri
Jueves 18 de abril | 12:19

viernes, abril 19, 2019

El futuro del capitalismo europeo, ¿hacia un escenario “a la japonesa”?



Tipos de interés cercanos a cero y un euro muy barato. Y tampoco así. Las perspectivas para la dinámica del capitalismo europeo apuntan a una ralentización en el crecimiento, cuyo reflejo sobre las variables económicas de diversos países comienzan a ser ya evidentes. ¿Comienza Europa a refractarse cada vez más en el espectro de la economía nipona?

JP Morgan tenía razón. El Banco Central Europeo (BCE), pospondrá la tan anunciada subida de tipos, al menos, hasta finales de año. Esto supone un cambio con respecto a las antiguas previsiones, que apuntaban al verano de 2019 como la fecha señalada para ello.
¿Qué pasa, pues, por la cabeza de Mario Draghi? -“En una habitación oscura te mueves con pasos pequeños. No corres, pero te mueves”-, explicaba de forma críptica, hace pocas semanas, el presidente del BCE. Lo equivale a reconocer, explícitamente, que la táctica que guía el organismo que dirige no es, ni más ni menos, más que una huida hacia adelante; algo así como una patada a los problemas del hoy apelando a la benevolencia de un mañana cada vez más sombrío.
En realidad, el comportamiento de los burócratas de Bruselas y toda la política monetaria orquestada desde BCE viene a reconocer de nuevo la inminente realidad material que el capitalismo europeo afronta, a saber: un escenario de fuerte desaceleración y tendencia al estancamiento.
Porque, además de los problemas de orden superestructural que amenazan al capitalismo europeo, tales como el Brexit o la guerra comercial EEUU-China-Europa, esta última tiene sus propios males. El frenazo en la industria del motor, que golpea con particular dureza a la locomotora alemana e Italia, que ya ha entrado en recesión técnica, son expresión de ello. Recordemos que fue el mismo BCE el que viene de recortar seis décimas el crecimiento del PIB para 2019 de la Eurozona, hasta el 1,1%, y una décima el de 2020, al 1,6%.

Un intento de insuflar vida a un zombie

Así las cosas, los tipos no se van a modificar. La referencia general sigue en el mínimo histórico del 0%; se continuará cobrando a los bancos un 0,4% por guardar el dinero; y se les prestará a un día al 0,25%. El otro flanco de defensa del BCE serán las inyecciones de liquidez, que se prepara para lanzar en septiembre una nueva ronda de su programa de préstamos a largo plazo, conocido como TLTRO, que promete prolongarse hasta marzo de 2021.
El sentido económico de estas operaciones consiste en intentar seguir alimentando el acceso al crédito por parte de familias y empresas de cara a favorecer consumo e inversión. O sea, crédito barato y tipos artificialmente bajos para seguir dopando a la economía europea. La receta que en principio se presentaba como temporal, ya hace tiempo que ha pasado a considerase “estructural”. No importa que oficialmente los programas de compra de deuda se hayan terminado: continúan las líneas de liquidez barata y la reinversión permanente en bonos y acciones.
En resumen: un ejemplo de receta contracíclica keynesiana, por el lado de la política monetaria. ¿Hasta qué punto son capaces las políticas de demanda para sortear el ciclo? En realidad, sólo es más leña al fuego y prepara una caída aún más dura.
Así lo señalábamos en un artículo anterior: “Este proceso de liquidez barata e hiperendeudamiento llega a su cénit en el punto álgido del ciclo económico y, finalmente, colapsa en el momento en que se ’descubre’ la descoordinación latente entre los stocks de capital levantados a golpe de bajos tipos y las necesidades de mercado de ahorradores y consumidores. Todo el castillo de naipes colapsa y llegamos a la fase descendente del ciclo; fase que el propio modus operandi del capitalismo se encargar de resolver destruyendo mercancías, despidiendo fuerza de trabajo que pasará a engrosar el ’ejército industrial de reserva’, parálisis del crédito y, en definitiva, destrucción de fuerzas productivas en general. (…)
Tras años de distorsiones del sistema de precios favorecidas por la ingente cantidad de crédito barato inyectada por los Bancos Centrales, la lógica del proceso de acumulación capitalista se impone, haciendo estallar las empresas burbujísticas e iniciando un ciclo descendente. Así, se cierra la fase alcista del ciclo y la economía capitalista rueda hacia la crisis.”
Y tal es la perspectiva que se abre ahora para la economía europea, en general. Pero responder así no agota aún la cuestión. Intentemos ir un poco más lejos. ¿Se puede especular acerca de la fisonomía concreta que adoptará este proceso durante el próximo período?

El fantasma japonés

Pensemos en un situación material que combina elementos tales como el bajo crecimiento, la baja inflación, niveles de deuda desorbitados, una productividad baja o cayendo y un comportamiento demográfico que empuja al alza el gasto asistencial y, por tanto, déficits presupuestarios galopantes… ¿Cuál es primer país que nos viene a la mente? Es la imagen, por antonomasia, del Japón de las últimas décadas. Y sin embargo, la Europa actual tiende cada día más encajar en la anterior descripción.
Recordemos que, además, las balas en la recámara se agotan. Una situación que los estrategas del capital temen y para la cual no están preparados. Por eso, un escenario como este, de “estancamiento secular”, inevitablemente vendría acompañado de nuevos y más duros golpes, directos o indirectos, al nivel de vida de las masas.
Sea como fuere, bien mediante nuevas tandas de “ajustes” y recortes del gasto público, bien a través de la propia dinámica del ciclo, de destrucción de fuerzas productivas y mayor peso del “ejército industrial de reserva”, nuevos ataques a la situación material de la inmensa mayoría están a la vuelta de la esquina.
La respuesta del movimiento de masas, a cuya vanguardia europea se hallan los llamados “chalecos amarillos” franceses, inevitablemente volverá a situar la hipótesis de un enfrentamiento abierto entre las clases en el centro, agudizando y profundizando la situación de crisis orgánica que vive el capitalismo continental. Armarse con las lecciones estratégicas y programáticas del último período es una tarea vital para los revolucionarios, en aras de superar a las actuales direcciones burocráticas del movimiento de masas, unificar a las filas de oprimidos y explotados para repeler la ofensiva del capital y poder abrir la senda de un desenlace revolucionario en el Viejo Continente.

Alberto Fernández
Vigo

¡Santrich libre ya!

El pasado 9 de abril, Jesús Santrich cumplió un año privado de la libertad. Desde ese entonces, su caso ha suscitado toda clase de debates y controversias. La semana pasada, el senador Iván Cepeda reveló una carta que recibió en la cual le informan de un plan para que su esposa supuestamente intercediera en la JEP para impedir la extradición de Santrich a cambio de 2 millones de dólares, lo cual no tiene ni pies ni cabeza.
Este burdo montaje coincide con el modus operandi del operativo en el que hace unas semanas fueron capturados infraganti el magistrado Bermeo y el tuerto Gil, aunque nunca nadie pudo explicar la lógica detrás de un uribista convicto de paramilitarismo buscando detener la extradición de Santrich sobornando a un magistrado que nada tiene que ver con el caso.
El primer montaje, por supuesto, fue la misma captura de Santrich. Altamente custodiado por agentes del Estado, se suponía que estaba orquestando el envío de 10 toneladas de cocaína a EEUU y el único supuesto testigo fue llevado misteriosamente de inmediato a EEUU bajo protección de la DEA. Quienes conocemos a Santrich nunca nos cupo en la cabeza que una persona de sus convicciones e inteligencia pudiese estar involucrado en asuntos así.
Si bien los tres montajes son chambones desde toda lógica, con ninguna solidez ni valor probatorio, sí surten un tremendo efecto. Las imágenes del magistrado de la JEP recibiendo fajos de dólares ya quedaron grabadas en la mente de muchos. El daño queda hecho. El día que finalmente dictaminen la libertad de Santrich, como tarde o temprano tiene que suceder, sin duda saldrán quienes argumentarán que, claro, fue obra de la esposa de Iván Cepeda.
En tiempos de pos verdad, lo que importa no son los hechos ni lo que pasa en la realidad sino cómo se perciben, quién los interpretan y de qué manera se manipulan.
Al comienzo del año, el Fiscal estaba contra las cuerdas, con plantones ciudadanos en frente del bunker pidiendo su renuncia por los escándalos de Odebrecht y los muertos por cianuro. Pero el ELN, con su criminal y torpe ataque a la Escuela de Cadetes, le permitió resucitar. Mediante zarpazos mediáticos, ha sido muy hábil en generar distracciones que desvían la atención pública. Por ello, la estrategia de la Fiscalía es clara: ¡de montaje en montaje, hasta la victoria final!
Su socio en crimen es la DEA. Curiosamente, en los tres montajes, aparece un mismo personaje, un enigmático mexicano que, según la revista Semana, lo único que se sabe es que es agente encubierto de la DEA. No es la primera vez que la DEA obra como rueda suelta. Su aparente participación en múltiples intentos por torpedear la paz contradice la posición oficial, expuesta con mucha claridad en estos días por el embajador de EEUU ante Naciones Unidos, quien en el Consejo de Seguridad respaldó a la JEP y pidió la pronta aprobación de la Ley Estatutaria.
Pensándolo bien, tanto la Fiscalía como la DEA son ruedas sueltas, con agendas propias y mucha autonomía y poder, que, al obrar juntas, son peligrosísimas.
El caso Santrich ha adquirido un gran peso simbólico en el debate nacional. Para el uribismo, es la encarnación de la paz mal hecha por Santos, que permite alimentar el cuento de que las FARC siguen delinquiendo. Para los excombatientes, ya de por sí intranquilos por sus futuros inciertos, la detención arbitraria y prolongada de Santrich manda un pésimo mensaje. En estos días, sus compañeros de FARC se quejaron formalmente ante las autoridades porque por varios días no los dejaron llevarle comida.
Una vez encontrada en Panamá la tan embolatada carta pidiendo las pruebas, lo cual muestra la total incompetencia de 4/72 o una táctica dilatoria, ya la corte de Nueva York anunció que no enviará más pruebas de las que se conocen, es decir, los audios totalmente confusos e inconcluyentes que todos escuchamos y un cuadro firmado por Santrich. O sea, nada. Lo justo en un Estado de derecho es que, si no hay pruebas, como evidentemente no las hay, ni las habrá, debe salir libre.
Santrich no está preso por la justicia, sino por la disputa política e ideológica que se libra en el país en torno a la paz. Debe quedar en libertad de inmediato y reasumir pronto su curul en el Congreso.

Daniel García-Peña, Profesor de la Universidad Nacional de Colombia y director de Planeta Paz.

Julian Assange y la agenda para la guerra global

Introducción

Durante casi una década, Washington ha tratado de silenciar, encarcelar y eliminar al periodista de investigación más destacado del mundo, Julian Assange (JA) y su equipo de colaboradores en WikiLeaks (WL).
Nunca han sido tan desacreditados los medios de comunicación masiva como con la publicación de los documentos oficiales que contradicen directamente la propaganda oficial, articulada por los líderes políticos y repetida por "destacados" periodistas.
Washington tiene la intención particular de capturar a JA porque sus revelaciones han tenido un impacto particularmente poderoso en el público estadounidense, los críticos políticos, los medios alternativos y los grupos de derechos humanos al enfrentarlos contra las guerras estadounidenses en el Medio Oriente, el sur de Asia, África y América Latina.
Continuaremos discutiendo lo que JA y WL lograron y por qué la particular e "innovadora" forma de informar perturbó al Gobierno.
Luego analizaremos los conflictos "en curso" y el fracaso de la Casa Blanca para obtener una victoria decisiva, como factores que han llevado a Washington a intensificar sus esfuerzos para hacer de JA un "ejemplo" para otros periodistas, exigiendo que se “pongan en forma” o pagarán las consecuencias, incluido el encarcelamiento.

El contexto para la denuncia de irregularidades

Al final de una década de guerra, la oposición a la participación de Estados Unidos en Irak y Afganistán se había extendido a sectores militares y civiles. Se filtraron documentos y se alentó a los críticos a entregar informes que revelaban crímenes de guerra y el número de víctimas en vidas humanas. WL, bajo el liderazgo de Assange, fue el receptor de cientos de miles de documentos provenientes de analistas militares, contratistas y funcionarios civiles disgustados por las mentiras de los medios de comunicación oficiales y de masas que perpetraron y encubrieron crímenes de guerra.
A medida que avanzaban las guerras y se lanzaban otras nuevas en Libia y Siria, los congresistas liberales eran impotentes y no estaban dispuestos a exponer las mentiras de los regímenes Obama/Clinton y las falsificaciones que acompañaban al asesinato del presidente Gadafi. WikiLeaks y JA publicaron documentos que revelaron cómo los EE. UU. planearon, implementaron y fabricaron las guerras humanitarias para "salvar a la gente…" ¡bombardeándola!
Los documentos de WL desacreditaron a las principales redes y a la prensa de prestigio, que seguían la línea oficial.
El Pentágono, la CIA, la presidencia y sus simpatizantes en el Congreso entraron en pánico cuando sus actividades secretas salieron a la luz. Recurrieron a varios movimientos desesperados, todos dirigidos a silenciar la libertad de expresión. Acusaron a los periodistas de investigación de "espionaje", de trabajar para Rusia, de terroristas islámicos o simplemente de "traidores por dinero".
A medida que el mensaje de WL ganó legitimidad, Washington recurrió al poder judicial en busca de fallos para asfixiar a sus críticos. La libertad de expresión fue criminalizada. Pero WL continuó. Nuevos y más denunciantes críticos llegaron a la escena, Chelsea Manning, Edward Snowden, William Binney y otros proporcionaron nuevas pruebas devastadoras de las grandes distorsiones y falsificaciones de Washington en relación con las muertes de civiles.
A los ojos del Pentágono, Julian Assange era el enemigo porque se negó a ser comprado o intimidado. WL despertó con éxito la desconfianza de los medios de comunicación y la desconfianza entre el público de la difusión de las noticias oficiales de guerra.
El Pentágono, la Casa Blanca y el aparato de inteligencia buscaron a los “espías” internos que proveían los documentos a WL. Se tomó como objetivo el arresto de Julian Assange bajo la creencia de que "decapitar" al líder intimidaría a otros periodistas de investigación. JA huyó para salvar por su vida y buscó y recibió asilo en la Embajada de Ecuador en el Reino Unido.
Después de siete años de presión EE.UU. Logró que el presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, viole la constitución de su propio país y permita a la policía británica capturar a JA, encarcelarlo y prepararlo para la extradición a Washington, donde el régimen encontrará la configuración judicial adecuada para condenarlo a cadena perpetua o... peor.

Conclusión

Los crímenes de guerra cometidos por Washington son de tal dimensión que han erosionado el espíritu pasivo y sumiso de sus servidores públicos. Habiendo perdido la confianza, el Gobierno se basa en amenazas, expulsiones y juicios penales.
Los periodistas de investigación están bajo la presión del coro de prostitutas de prensa y enfrentan juicios criminales.
Hoy la libertad de expresión significa "libre" para seguir al Estado.
La próxima prueba de Julian Assange es más que la libertad de expresión. Se trata de la capacidad de Washington para continuar con las guerras globales, aplicar sanciones ilegales contra países independientes y reclutar estados vasallos sin oposición. Washington, sin la conciencia pública, podrá iniciar guerras comerciales y calumniar a los competidores con impunidad. Una vez que los informantes son silenciados y/o encarcelados, todo vale.
En los tiempos actuales, muchos periodistas han perdido su capacidad de decir la verdad al poder, y los jóvenes escritores que buscan salidas y modelos a seguir, enfrentan la amenaza de la censura impuesta por un castigo atroz. La Casa Blanca busca convertir al país en una cámara de eco de mentiras para las guerras "humanitarias" y los golpes "democráticos".
Hoy el Gobierno de los Estados Unidos libra una guerra contra Venezuela. El Tesoro se apodera de sus recursos y riqueza y el Estado designa a su presidente en nombre de los "valores democráticos". El régimen de Trump está matando de hambre al pueblo venezolano para someterlo en nombre de una misión humanitaria, una estrategia contra la cual solo forcejean algunos periodistas de los medios alternativos.
Washington está encarcelando a JA para garantizar que los crímenes contra Venezuela continúen con impunidad.

James Petras
Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

El suicidio de Alan García



El ex presidente peruano se pegó un tiro cuando iba a ser detenido por el caso Odebrecht, que involucra a casi todos los gobiernos latinoamericanos.

Alan García, dos veces presidente del Perú, acudió a la manera más eficaz para huir de su propia corrupción: se pegó un tiro cuando la policía ingresó en su casa con una orden de detención. Según las crónicas, García les pidió a los oficiales un momento de privacidad para hablar con sus abogados y, apenas cerró las puertas de la sala en la que entró, desde afuera se escuchó el disparo.
García, como otros tres ex presidentes peruanos (Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Kuczynski), quedó imputado en la causa Odebrecht, el pulpo brasileño que, como ahora se sabe, embadurnó con sus coimas a los gobiernos de casi toda América latina, desde “macristas” como García hasta “nacionales y populares” como Lula y los K. Un cuarto presidente del Perú, Alberto Fujimori, ya está preso pero, en su caso, por asesino serial.
García estaba acusado de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión. Tenía prohibido salir del país y había fracasado su intento de refugiarse en la embajada uruguaya en Lima y pedir asilo político, porque Montevideo se lo negó. A ese recurso ya había echado mano García en 1990, cuando se refugió en Colombia después de ser acusado de enriquecimiento ilícito.
En el año 2016 Odebrecht admitió haber pagado coimas a tres gobiernos peruanos, incluido el de García, y en diciembre del año pasado el gigante brasileño de la construcción se comprometió a entregar más datos que comprometerían aún más a los ex presidentes y a otros funcionarios. De ese hecho sobrevino la orden de detención contra García y su suicidio.
De acuerdo con las confesiones de Odebrecht, se le entregaron 4 millones de dólares al ex secretario de García, Luis Nava, y a su hijo José (“Chalán” y “Bandido” eran sus apodos mafiosos, respectivamente). En total, Odebrecht entregó coimas por 29 millones de dólares a diversos gobiernos de la región. En Perú les dieron 4 millones de dólares a “Chalán” y a “Bandido” para que arreglaran en su favor la licitación para construir la Línea 1 del Metro de Lima. Además, Odebrecht depositó otro millón de dólares en la cuenta de Miguel Atale, vicepresidente de Petroperú durante el gobierno de García, en la Banca Privada de Andorra (BPA).
Otro negociado en el que estaba vinculado García era el de la concesión de la Terminal Norte del puerto de Callao en favor de la holandesa ATM Terminales, también coimas mediante.

“Nacional y popular”

Alan García asumió su primera presidencia en 1985. Había sido el pupilo dilecto de Raúl Haya de la Torre, fundador de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), que, como su nombre lo indica, pretendía ofrecer una alternativa política a toda Latinoamérica (decía tomar su programa y forma de organización del masacrador Kuomintang, partido nacionalista burgués chino; y el primer peronismo admitía la influencia del APRA).
Rápidamente el gobierno de García reveló su condición con la masacre de presos en los penales masculinos de Lurigancho y El Frontón, y en la cárcel de mujeres Santa Bárbara, en los que había una gran cantidad de guerrilleros y guerrilleras presos. Un informe de la organización de derechos humanos Human Rights Watch dice que la orden de masacre fue dada por García y su ministro de Marina, Luis Gampietri, quien sería vicepresidente de la República durante el segundo mandato de García.
Otro informe, éste de la Iglesia católica, dice que sólo en Lurigancho fueron fusilados 124 prisioneros después de rendirse, y que el Pabellón Azul del penal de El Frontón fue bombardeado por tropas de la Armada durante todo el día. También la Iglesia denunció que se impidió el acceso al lugar de autoridades civiles, jueces, fiscales, directores de otros penales y periodistas.
García, además de aquella masacre, comenzó su primer gobierno ruidosamente: anunció que el país no destinaría al pago de la deuda externa más del 10 por ciento de su PBI, y que negociaría con los acreedores directos sin mediación del FMI. Téngase en cuenta que la deuda peruana había entrado en crisis durante los gobiernos que antecedieron al de García, el de los derechistas Francisco Morales Bermúdez (1975-1980) y Fernando Belaúnde Terry (1980-1985), quienes se vieron obligados a refinanciarla e incluso a declarar la cesación de pagos porque la caja había quedado seca.
García dio en ese mismo 1985 discursos memorables ante la ONU y la FAO (organismo de las Naciones Unidas para la alimentación) en los cuales echó al FMI las culpas de todos los males, al tiempo que disponía un aumento del 18 por ciento en los salarios reales de los trabajadores y promovía con esa medida una fuerte reactivación. Todo eso lo hizo García en acuerdo con los llamados “12 apóstoles”, los principales empresarios peruanos que, como diría años más tarde la señora Kirchner, “la juntaron en pala”, al igual que los bancos.
La crisis de aquella política estalló entre 1986 y 1987, cuando los límites de la modestísima industria nacional tocaron techo: ni un centavo de las importaciones metalíferas se había destinado a la industrialización. García aún amenazó con estatizar la banca y logró la aprobación parlamentaria a ese proyecto, pero jamás lo ejecutó. Intentó también obligar a los “12 apóstoles” a comprar bonos estatales, pero los empresarios impulsaron grandes movilizaciones derechistas (como habían hecho en Chile contra Salvador Allende o como harían después en la Argentina contra el aumento a las retenciones agrarias). La compra obligatoria de bonos fue cancelada.
Mientras huelgas, paros y protestas obreras recorrían el país, García fue a pedir préstamos al FMI y al Banco Mundial, después de tanto denostarlos. Sus vacilaciones y claudicaciones ante la derecha habían disparado la inflación y hecho caer estrepitosamente la producción, saboteada por los “apóstoles” a quienes jamás García les tocó un pelo.
Finalmente, en setiembre y noviembre de 1988, García ordenó un llamado “plan cero”: una política de shock económico similar a la del Rodrigazo argentino en 1975. Paralelamente, los dos últimos años de aquel primer gobierno de García fueron de una corrupción sin bozales.
Además, bajo el pretexto del accionar de la guerrilla llevó a cabo una política de masacres en el campo.
Su segundo gobierno ya no tuvo demagogias: fue de un “macrismo” ortodoxo, de sometimiento completo a los centros de poder del capital financiero y de “integración a los mercados”. También lo fueron de corrupción galopante.
Este miércoles todo terminó con ese balazo en la cabeza.

Alejandro Guerrero

Dinero o Cyber money - El nuevo Tiranosaurio Rex



Los administradores de fondos crecieron después de la última crisis financiera de 2007 y no son bancos ni fondos buitres, y prácticamente actúan sin control estatal. Tienen una cantidad inimaginable de activos, de diferentes fuentes, y compran bancos, compañías de inversión y empresas. En Europa, poco se sabe acerca de sus actividades. En Argentina son completamente desconocidos. Aquí echaron una mirada ávida a YPF y a la tierra y muchos productores rurales coquetean con la idea de venderles sus tierras para especular en el mercado de capitales. El país parece un laboratorio de pruebas.
Recién en mayo de 2018, Macri estuvo cerca de una cesación de pagos cuando el peso perdió casi la mitad de su valor luego de que Estados Unidos elevara las tasas de interés. Los administradores de fondos estadounidenses, BlackRock y Templeton, ayudaron a Macri adquiriendo bonos del tesoro por miles de millones de dólares. No solo evitaron una crisis financiera local, sino también una crisis global.
La razón por la que BlackRock y Templeton ayudaron a Macri en mayo de 2018 no apareció en ningún periódico. Seguramente no fue un acto de caridad. Más bien fue uno de agradecimiento por el decreto número 29, en que el gobierno ha prometido, en caso de insolvencia, no objetar la incautación de recursos naturales.
BlackRock y Cía. administra los activos de los fondos de pensiones, los bienes de los multimillonarios y las ganancias de las corporaciones. De todos modos, se sabe que este dinero tuvo su origen en la economía real. Pero ellos también administran medios de pago que provienen del cyber espacio, creados en las pantallas de las computadoras, sin la intervención de un banco central. El comercio electrónico ha generado a través del negocio de los derivados, sumas con muchos ceros, apostando a índices bursátiles, tasas de interés o cotizaciones de divisas.
Ya en 1995, la timba bursátil llevó a la bancarrota al British Barings Bank. Un joven corredor había apostado por el Nikkei japonés y tuvo mala suerte. El efecto positivo fue que, por primera vez, el público escuchó hablar del dinero digital y de los malabaristas financieros. Hoy en día, el caos financiero del capitalismo de casino es más peligroso que nunca. Las nuevas monedas criptográficas como el Bitcoin han vuelto la situación aún más confusa. Pero el tema se borró del mapa.

Declaración del Gobierno Revolucionario ante la escalada agresiva de los Estados Unidos contra Cuba

jueves, abril 18, 2019

Julian Assange arrestado por la policía británica ¡No a su extradición a EEUU! ¡Por la libertad de expresión e información!



Julian Assange ha sido arrestado hoy en Londres en la Embajada de Ecuador tras aceptar el gobierno de este país una orden de extradición de los Estados Unidos, como ha reconocido la primera ministra británica en su discurso en la Cámara de los Comunes. Consideramos este hecho un ataque fundamental al derecho de asilo y a la libertad de información. Rechazamos la extradición de Assange a los EEUU y exigimos su puesta en libertad sin cargos.
La Policía Metropolitana de Londres arrestó a Assange en línea con esta orden y por no presentarse ante un tribunal del Reino Unido en 2012 para pagar una fianza en relación a una acusación de la justicia sueca por presunta violación y abusos sexuales, que Assange denunció como un montaje del gobierno de los EEUU para forzar su extradición a aquel país por filtrar información sobre la CIA y la guerra de Irak.
El asunto del impago de aquella fianza, como razón para detenerlo, es sólo una excusa tecnicista ya que el Tribunal sueco cerró la investigación del caso de violación en 2017 sin cargos.
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, retiró el asilo de Assange después de sus "repetidas violaciones a las convenciones internacionales". Después de esto, la policía fue invitada a entrar en la embajada y se llevó a Assange a rastras, que fue introducido en una camioneta de la policía. El fundador de WikiLeaks permanecerá bajo custodia hasta que sea llevado al Tribunal de Magistrados de Westminster, que podría emitir una sentencia de 12 meses en la cárcel por evadir la fianza, un cargo que negamos.
En verdad, Moreno decidió expulsar a Assange para desviar la atención de un escándalo de corrupción en el que se encuentra actualmente involucrado, lo que ha llevado a una investigación en el Congreso que podría destituirlo. La correspondencia privada de la que Assange ha sido acusado de filtrar se relaciona con los papeles del INA, un expediente de archivos que documentan el depósito de 18 millones de dólares de la empresa china Sinohydro en una cuenta en el exterior conectada con el hermano del presidente: Edwin Moreno Garcés. Estos archivos implican a Moreno y a su familia en cargos de lavado de dinero, perjurio y corrupción. Sin embargo, el ex cónsul de Ecuador en Londres, Fidel Narváez, dice que "ni un solo documento, refiriéndose a los papeles del INA o a la familia del presidente, ha sido filtrado o publicado por WikiLeaks, y mucho menos por Julian Assange". El abogado de Assange confirmó que su cliente ya no era responsable de las publicaciones ya que "WikiLeaks tiene una organización interna y el Sr. Assange ya no es el editor".
Hay una razón más siniestra por la cual el primer ministro ecuatoriano ha decidido expulsar a su incómodo invitado de la embajada en Londres: Assange es un chivo expiatorio útil en la negociación de un acuerdo con los Estados Unidos para el alivio de la deuda ecuatoriana. En mayo de 2017, Paul Manafort (gerente de campaña de Trump) fue a Quito, aparentemente, para negociar un acuerdo entre las compañías energéticas chinas y la nación sudamericana. Sin embargo, durante las negociaciones, Manafort y Moreno también discutieron un acuerdo para entregar a Assange a las autoridades estadounidenses a cambio de un alivio de la deuda. Moreno también se reunió con el vicepresidente Mike Pence en junio de 2018, pero negaron haber discutido sobre Assange. Luego, en agosto, llegó el alivio por una suma de $ 1.100 millones, condicionado a la resolución de la situación de Assange. De hecho, el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes le dijo a Moreno que las relaciones bilaterales cruciales en el área de comercio y seguridad dependen de "resolver el desafío significativo" sobre el "estatus de Julian Assange", a quien consideran "un peligroso criminal y una amenaza para la seguridad global”.
Como se mencionó anteriormente, Moreno no podía expulsar legítimamente a Assange ya que no tiene evidencia para respaldar su acusación. Además, a Assange se le dio asilo y estaba protegido por la Ley Internacional de Refugiados que establece que "los refugiados no pueden ser transferidos a un Estado en relación con el cual se le ha concedido el estatus de refugiado". La expulsión es también una violación flagrante del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
El tema es más escandaloso si cabe por el hecho de que se haya permitido la entrada de la policía británica en una embajada extranjera que, formalmente, es un espacio soberano de Ecuador y es inviolable. No sólo eso, Assange tiene desde hace más de un año la ciudadanía ecuatoriana, y era obligación constitucional del Estado ecuatoriano proteger a un súbdito de su país al que además había concedido asilo por razones humanitarias.
La fiscal superior de Suecia, Marianne Ny, declaró el año pasado que la orden de detención europea había sido rescindida debido a que la residencia de Assange en la embajada hacía imposible llevar a cabo el procedimiento judicial.
De hecho, querían rescindir la orden de arresto en 2013, pero el gobierno del Reino Unido insistió en que continuaran. Assange también ha dicho que siempre ha estado dispuesto a hace frente a cualquier problema de fianza pendiente, pero comprensiblemente no a expensas de enfrentarse a la extradición. Además, los "delitos" por los que Estados Unidos quiere que sea extraditado no son ilegales.
En 2017, WikiLeaks publicó miles de archivos de la CIA que revelan sus esfuerzos por infestar la tecnología, las comunicaciones e incluso los vehículos con virus y malware, y es la mayor filtración en la historia de la CIA. Publicar información veraz no es ilegal.
Además, Assange ni siquiera es ciudadano estadounidense, por lo que no puede ser acusado de traición o traición a su país. Es culpable de exponer la corrupción y la naturaleza siniestra del estado y con ello el sistema global del capitalismo. Si fuera extraditado, su caso sentaría un peligroso precedente para la extraterritorialización de las leyes de secreto estatal. Es decir, los EE. UU. Podrían ampliar su alcance judicial y extraditar a cualquiera que exponga secretos de estado, independientemente de su nacionalidad. Esto sería una violación masiva de la libertad de expresión y la capacidad de criticar a los gobiernos y denunciar la corrupción y la violencia estatal.

¡No a la extradición!

Assange ha estado en la Embajada de Ecuador durante siete años desde que se le concedió el asilo en 2012 para escapar de la extradición a los Estados Unidos. Durante este tiempo, su salud se ha deteriorado significativamente.
La ONU declaró que permanecer en la embajada "puede ... poner en peligro su vida dada la cantidad desproporcionada de ansiedad y estrés que conlleva esa privación prolongada de la libertad".
En marzo de 2018, el gobierno de Ecuador impuso un "protocolo" que prohibía a Assange expresar su opinión o hacer periodismo. El protocolo amenazaba con revocar su asilo si se lo violaba. Posteriormente se prohibió a Assange el acceso a Internet y la posibilidad de recibir visitas. En agosto de 2018, Assange publicó en Twitter informaciones y comentarios sobre el referéndum de independencia catalana, frente a lo cual el presidente Moreno declaró siniestramente que se tomarían "medidas" por su incumplimiento del protocolo. Luego, la semana pasada, Moreno acusó a Assange de filtrar fotos de su familia y de llamadas privadas que conectan al Presidente con un escándalo de corrupción. Sin embargo, Fidel Narváez (ex cónsul de Ecuador) dijo que este era un "falso pretexto para terminar con el asilo y la protección de Julian Assange".
Ahora que Assange ha sido arrestado, pronto será extraditado a los Estados Unidos, donde se enfrenta a permanecer el resto de su vida en prisión por la filtración de secretos de Estado de los Estados Unidos.
Denunciantes como Assange exponen la forma real en que funciona el sistema capitalista global. La clase dominante esconde sus intenciones cuando dice que Assange es "una amenaza para la seguridad global". Lo que quiere decir con esto es que él representa una amenaza para su existencia privilegiada con la difusión de estas filtraciones. Basta con mirar el tratamiento de Chelsea Manning para ver qué tan severamente reacciona la burguesía ante tales amenazas. Manning fue sentenciada a 35 años con baja deshonrosa por filtrar imágenes de atrocidades durante la guerra de Irak a WikiLeaks. Mientras estaba en prisión, estuvo sujeta a nueve meses de reclusión en régimen de aislamiento en el que estuvo en una celda durante 23 horas al día, privada de sueño y descanso e incluso le confiscaron la ropa. De hecho, se cree que ha sido sometida a este tratamiento no solo por "traicionar" a su país (es decir, a su clase dominante) sino también como una forma de lograr que incriminara a Assange. Otro presunto cómplice en la filtración de la CIA (conocida como las publicaciones de la Bóveda 7), Joshua Schulte, podría enfrentarse a 160 años de cárcel y ha sido sometido a un trato degradante mientras estaba detenido.
La burguesía está acostumbrada a conducir sus asuntos sucios a puertas cerradas. Valientes denunciantes como Snowden, Manning, Assange y WikiLeaks sacan a relucir toda su ropa sucia. Esta es una práctica vital, ya que nos permite a la gente común cuestionar la validez y la autoridad de nuestros gobiernos y el sistema en el que se basan, que es exactamente lo que teme la clase dominante. Por lo tanto, debemos defender a Assange de la expulsión y la extradición como parte de la defensa de la libertad de expresión, que es un derecho humano democrático básico.

¡No a la extradición!
¡Defendamos la libertad de expresión y el derecho a la información!

Rob Smith (CMI)
Viernes 12 de Abril de 2019