martes, junio 18, 2024

Martes 18, todos a Plaza de Mayo


Libertad de los presos por luchar contra la “ley Bases”. 

Abajo el estado policial de Milei-Bullrich. Un amplio arco de organizaciones políticas, sindicales y de derechos humanos convocamos este martes 18, a las 16: 30 horas, a concentrar en Plaza de Mayo por la libertad de las 17 personas que continúan detenidas desde el miércoles pasado. La iniciativa fue decidida en una reunión que se realizó en la sede del SERPAJ, con la presencia de casi un centenar de representaciones. Afuera, una nutrida concentración cortó la calle por varias horas y los familiares de los presos dieron una conferencia de prensa. Relataron las duras condiciones de detención y el ensañamiento de la policía y el servicio penitenciario contra los compañeros. 
 Durante la represión a la movilización de repudio a la Ley Bases, que el miércoles 12 fue aprobada por el Senado, 35 personas fueron detenidas por la policía en distintos puntos de las inmediaciones del Congreso. El Gobierno dio la orden de desalojar la manifestación, que ya era multitudinaria, en las primeras horas de la tarde, cuando comenzaba a retirarse la columna de la CGT, previendo la llegada de más manifestantes. Mientras se producía la retirada, en medio de gases lacrímógenos y el avance de los carros hidrantes, los compañeros fueron cazados en los alrededores. El fiscal Stornelli les imputa delitos gravísimos, entre ellos los de sedición y atentar contra el orden constitucional. La orden provino del poder político, que con absoluta impunidad acusó de “terroristas” a los manifestantes y de pretender dar un “golpe de Estado”. Stornelli recogió aquella infamia dándole entidad de prueba al momento de solicitar la prisión preventiva de los compañeros. No existe un solo indicio que sustente esta descabellada acusación, ni siquiera elementos que vincule a los detenidos entre ellos, pero el Gobierno ha dado señales concluyentes de apuntar a la criminalización de las organizaciones combativas u opositoras, en línea con la pesquisa que viene realizando contra los movimientos de desocupados. Por caso, ha puesto énfasis en determinar la “filiación política” de cada detenido. La causa está en manos de la jueza Servini de Cubría. Poco antes del fin de semana fue liberada la mitad de los detenidos y el resto fue distribuido entre las cárceles federales de Ezeiza y Marcos Paz. Trascendió que Stornelli, que había solicitado que se les impusiera prisión preventiva mientras se sustanciaban las “diligencias” que había ordenado -una aberración propia de una dictadura-, apeló las excarcelaciones. Los abogados de los compañeros no pudieron comprobar hasta ahora la existencia de ese escrito. 
 Se está tejiendo una provocación muy vasta, a la cual se ha sumado Jorge Macri, que pretende hacer de la represión un sello de su gestión y ha entregado el ministerio de Seguridad y la jefatura de la Policía de la Ciudad al Mossad. Quienes aprobaron o contribuyeron a la “Ley Bases” no sólo propiciaron la liquidación del derecho laboral, sino también la instauración de una dictadura civil, mediante la delegación de poderes y el reforzamiento de todos los aspectos represivos contra los piquetes, bloqueos, tomas de empresas y el endurecimiento de penas por “resistencia a la autoridad”. 
 Cada vez hay mayores evidencias de que estamos en presencia de una operación digitada y de que los ´desmanes´ vistos el miércoles -repetidos incansablemente por los medios alcahuetes del gobierno- fueron protagonizados por policías de civil y provocadores a sueldo. Sobre la identidad de estas personas, por supuesto, no hay ninguna investigación en marcha.
 Este martes, todos a las calles. A Plaza de Mayo y a las plazas de todo el país. Abajo la provocación criminal de Milei-Bullrich. Libertad de los compañeros y cierre de las causas contra ellos. 

 Jacyn
 17/06/2024

Después de las elecciones europeas: se aceleran los preparativos para la guerra


La Unión Europea no logró crear un ente supranacional donde reine la concordia entre los pueblos 

La primera acción importante del canciller –y cabeza de gobierno- alemán Olaf Scholz, tras las elecciones europeas fue oficiar de anfitrión en la cumbre “por la reconstrucción de Ucrania”. Allí, la renovada peregrinación del mandatario ucraniano Volodímir Zelensky parece haber sido escuchada. Hoy la Unión Europea debate un amplio paquete de ayuda económica a Ucrania de 50 mil millones de dólares, que serían tomados de los fondos presupuestarios no asignados. 
 El mecanismo para el envío de estos nuevos fondos se vehiculiza con el apoyo de los poderes ejecutivos de los países miembros, lo cual se da por descontado. Así, se evita el farragoso paso por los parlamentos, donde algunas iniciativas podrían naufragar. Muchos analistas evalúan que este sería el destino de la propuesta inicial estadounidense de proveer a Ucrania con los dividendos de las cuentas rusas congeladas por las sanciones. 
 El resultado de las elecciones europeas, tomadas analíticamente como un todo, volvió a ratificar la primacía de la derecha tradicional englobada en el Partido Popular Europeo, la primera minoría por amplia diferencia, que suma una docena de escaños en forma directa, a la cual se unirá u orbitarán otros tantos de los bloques aún no constituidos. La derecha tradicional también se comió una buena parte del retroceso de sus aliados liberales, que fungían en algunos casos como variantes recambio de régimen. La socialdemocracia retrocedió, igual que las variantes intermedias como los Verdes y sectores a la izquierda sufrieron retrocesos. 
 Las diversas fuerzas de ultraderecha tuvieron un crecimiento importante, en general hacia todas sus variantes, que se estima en un 25% en el Parlamento Europeo, consolidando su presencia de los últimos años. Su alza electoral no puede obviar que constituyen bloques separados con posiciones encontradas en temas sensibles como la guerra en Ucrania (recostándose sobre la Otan o sobre Putin) y que de momento no marchan hacia un trabajo común. Aunque sean fuerzas igual de reaccionarias, no puede contarse como el mismo espacio el triunfo de Marine Le Pen en Francia que el de Giorgia Meloni en Italia. Por otro lado, también sufrieron reveses, como el retroceso en los países orientales, en especial en Polonia, donde la ultraderecha ya fue gobierno, en Finlandia y Suecia donde se integraron no hace mucho a los gobiernos. 
 Con los resultados comenzando a asentarse, las fuerzas europeas están dando rienda suelta a todo tipo de especulaciones, maniobras y acuerdos tras bambalinas en función de obtener un bloque de mayoría en el Parlamento Europeo para fin de mes. El centro del debate es si continuará la alianza actual liderada por la derecha tradicional con liberales y socialdemócratas, probablemente incorporando en forma plena a los verdes, que aun mantendría una mayoría, o se procede a una reconfiguración aceptando un sector de la ultraderecha encabezado por Meloni. 
 Meloni ha dado sobradas muestras de fe europeísta. Ha optado abiertamente por la Otan, por la Unión Europea, por una política consensuada sobre la inmigración, y por el pago de las obligaciones de deuda. Pero su incorporación sin más podría implicar un golpe demoledor para las constelaciones de la socialdemocracia, una de las patas de los lineamientos europeístas generales, que deberán responder en sus respectivos países qué los lleva a unirse con quienes han defenestrado. 
 La incorporación plena de los verdes también puede ser problemática. Reclaman el cumplimiento firme de la agenda 2030 de transición energética, lo cual ha venido derivando en un aumento de costos que los estados europeos descargan sin piedad sobre sus trabajadores. Su retorno a guarismos electorales del pasado está atado a este desencanto, al cual se suma su colaboración con todos los gobiernos. El periódico Financial Times (12/6) registra las declaraciones del Partido Popular Europeo (derecha tradicional) en las cuales afirma que la cesión del comisariado de agricultura, uno de los ejes del debate ambiental, “no está en discusión”. 
 En el eje climático también se cuela la guerra. La preocupación de las automotrices ante las directrices que plantean sancionar o hasta eliminar la producción de transporte a combustión para 2035 está siendo “compensada” con la elevación de los aranceles a los autos eléctricos chinos en un 38%. 
 La cuestión de la mayoría en el parlamento no es fácil de resolver. Si bien los números favorecerían el sostenimiento de la coalición actual sin demasiados aditamentos, es sabido que algunos parlamentarios europeos no son del todo leales a sus bloques. En muchos casos, sirviéndose del carácter secreto de las votaciones parlamentarias, han puesto trabas o matices que bloquean el proceso. Algunos estiman que, por ello, es necesario tener la mayoría “más un 10%” para cubrirse ante eventualidades. Es una hipótesis que abona la posibilidad de acuerdos o guiños con la ultraderecha. 
 Las campañas políticas de la ultraderecha estuvieron teñidas de violentos ataques, dirigidos especialmente contra los migrantes, las minorías y a la totalidad de los derechos democráticos. Esto les permitió capitalizar en forma reaccionaria el descontento con la política tradicional. Pero hay que decir que, con habilidad, el régimen también se sirve de su crecimiento para naturalizar políticas contrarias al interés de los trabajadores y regimentar a la población. Esto es especialmente relevante en el contexto de la guerra donde, a la par del envío de dinero, armamento y tropas, se discute la reintroducción del servicio militar y la ampliación del presupuesto bélico. Tópicos estos que la ultraderecha apoya e impulsa. 
 No es casual, sin embargo, que las medidas de profundización de los ataques a Rusia votados por la Otan (autorización para usar los misiles en bombardeos a Rusia, etc.) y las propuestas de envío directo de regimientos militares a Ucrania haya sido hechas por gobiernos de centroderecha y centroizquierda que han sido golpeados en el resultado electoral. Macron perdió y ha debido convocar a elecciones legislativas nacionales anticipadas en Francia. Scholz fue desplazado en el resultado electoral europeísta al tercer puesto. 
 Las elecciones no trajeron el reacomodamiento esperado, sino nuevos giros políticos. Francia convocará a elecciones legislativas anticipadas, una jugada arriesgada de Macron tras el triunfo de Marine Le Pen, que gana homogéneamente en todo el territorio, con excepción de las grandes ciudades. Macron le abre las puertas a la ultraderecha, no la combate. La renovación del parlamento también implica la elección de un nuevo primer ministro, lo que puede dar lugar a un régimen de cohabitación, con el segundo funcionario en manos de la oposición. Existe un amplio abanico de posibilidades. No puede descartarse ni un triunfo de la ultraderecha, ni una recomposición, con muchas muletas políticas del campo que sostiene a un presidente europeísta. Otra variante es que sea ungido un representante de la centroizquierda, dando lugar a un esquema de salvataje del régimen tipo frente popular, que hace recordar a lo ocurrido en 1997 en la cohabitación del presidente derechista Jacques Chirac con el socialista Lionel Jospin. 
 Otro caso especial que debe ser seguido con atención es el rumbo de la ultraderecha en Alemania, los neonazis de AfD. A pesar de los reiterados intentos por aislarlos políticamente, obtuvieron un resultado mejor de lo esperado, orillando los 16 puntos. Este grupo se opone a la migración y también a la guerra en Ucrania, colocándose en forma velada dentro del campo de Putin. La elección también favoreció al grupo de Sahra Wagenknecht, una ruptura de Die Linke (Izquierda) con una línea política “rojinegra”: de reclamos obreros y contra la guerra (buscando acuerdo con Putin), en combinación con líneas reaccionarias y antimigrantes. La coalición de gobierno, además, sufrió un nuevo retroceso. En Italia, Meloni amplió su resultado, mientras que sus aliados mantuvieron números equivalentes a los previos. Esto legitima a la mandataria tanto como cabeza de su espacio como a nivel nacional, con una oposición dispersa. 
 La Unión Europea no logró crear un ente supranacional donde reine la concordia entre los pueblos. Se ha convertido en una cárcel donde los países más ricos extienden sus influencias. Ahora, se preparan para una nueva guerra a gran escala en territorio europeo. La ausencia de un balance en la izquierda, que se adaptó o tomó como propias las ilusiones europeístas, es la base de su estancamiento y retroceso. La actualidad los encuentra, en la inmensa mayoría de los casos, apoyando al bando de la Otan y las políticas guerristas de sus gobiernos. Una recomposición política del movimiento obrero y de la izquierda que se reclama revolucionaria solo puede venir de la mano de la emergencia de un fuerte movimiento de masas que luche contra la guerra y contra los gobiernos de la guerra, y que brinde una salida superadora a la Unión Europea, rompiendo con esta construcción imperialista, para luchar por gobiernos de trabajadores como un paso hacia una unidad socialista de Europa, incluyendo Rusia.

 Luciano Arienti

14 Toneladas #11 | Especial: Balance ley bases en el senado / ¡Libertad a lxs detenidxs!

Máximo Gómez Báez, un guerrero que llevó a Cuba en el corazón

domingo, junio 16, 2024

A 106 años de la Reforma Universitaria, sus métodos más vigentes que nunca


Este 15 de Junio se cumple un nuevo aniversario del estallido de la Reforma Universitaria, un día como hoy les estudiantes declaraban la huelga general estudiantil, y tomaban el Rectorado por asalto. Les reformistas se aliaron a les trabajadores, los sindicatos de la época apoyaron, se gestò la alianza de obrerxs y estudiantes que protagonizò una primera insurrección en las calles de Còrdoba. Su proyección tuvo alcance continental, sus conclusiones son para tenerlas en cuenta en momentos en que es necesario construir una nueva huelga general para defender la educación pública, y desarrollar una alternativa de poder en la universidad y fuera de las casas de estudios. 

 El origen de la UNC

 Cabe destacar que la Universidad Nacional de Córdoba fue fundada por los jesuitas en 1614 con un objetivo específico: la formación de personal de la iglesia y de la burocracia colonial: a pesar de que a partir del siglo XIX se introdujeron estudios modernos, no fue alterada su fisonomía medieval y aristocrática y su carácter corporativo. A mediados de 1800, aún no se dejaba ingresar a jóvenes que no fuesen de “limpio linaje” según “los criterios de limpieza de sangre de la colonia” 
 En 1856, a pesar de su nacionalización la UNC no perdió su aspecto monacal, con una oligarquía y apéndice de la iglesia controlando los claustros, con cuerpos directivos que ejercían de manera vitalicia , donde solo un tercio eran docentes con clases a cargo, además sus integrantes eran designados por “academias”, ligadas al clero: una especie de corporación secreta llamada “Corta Frates” vinculada al arzobispado era quien tutelaba la universidad.

 ¿Qué reclamaban les estudiantes de la reforma universitaria del 18? 

A fines del 17, en el marco de un escenario mundial compulsivo, movilizado por la revolución rusa les estudiantes comienzan a organizar, o al menos, inquietarse frente a diferentes conflictos; el Centro de Estudiantes de Medicina protestaba por la suspensión del internado en el Hospital Nacional de Clínicas, el Centro de Estudiantes de Ingeniería reclamaba contra la modificación del régimen de asistencia a clases y para el comienzo de clases de 1918 ya tenían todo un pliego de reclamos que abordaba la crítica a los planes de estudio, exámenes de ingreso, formas de evaluar, y la organización docente, el sistema de cátedras, la duración ilimitada de los cargos en los consejos directivos y su carácter corporativo, aún no se hablaba de la participación estudiantil en el gobierno de la Universidad. Para marzo de este año ya estaba fundado el Comité pro Reforma y se declara la huelga universitaria: “una vez que se han agotado los medios pacíficos y conciliatorios para obtener del Honorable Consejo Superior la sanción de las reformas solicitadas … debe ser propiciada por los estudiantes, valiéndose para ello de todos los medios a su alcance”. 
 A pesar de que las autoridades hicieron caso omiso y dieron inicio al año lectivo, el 10 de abril, no concurrió nadie a la cursada, produciéndose allí los primeros actos públicos estudiantiles, y las autoridades resuelven clausurar la universidad, ante esto, el comité prorreforma exige la intervención y es desarrollada por Yrigoyen. 
 Durante el mes de mayo, todo resultaba conforme a las expectativas de la intervención: Quedan vacantes los cargos a rector, decanos y académicos con antigüedad mayor a dos años, se propone la reformulación de los estatutos, y se llama a profesores titulares y suplentes a una votación en asamblea de nuevos decanos y consejos directivos, triunfando allí casi todos los propuestos por la Federación Universitaria de Córdoba, recientemente constituida.
 Finalmente se convoca una asamblea para el 15 de junio para elegir un nuevo rector, la Federación Universitaria de Córdoba convoca a Enrique Martínez Paz, “un joven profesor, desvinculado de los antiguos círculos universitarios y de una reconocida orientación liberal” el cual había generado una confianza para la hora de la votación, pero esa confianza se desmorona ante el triunfó de Antonio Nores, candidato de la “Corda Frates”, detonando una exploción dentro de la sala la cual se vio invadida por una marea de jóvenes la cual no se pudo detener ni con la intimación para el desalojo del edificio, “la multitud arrolló a los gendarmes, arrastrandolos hasta la puerta de calle” (La Prensa, 16/6/1918), cuando un guardaespaldas desenfunda un puñal, un dirigente de la FUC declarará ante el tumulto: “La Asamblea de todos los estudiantes de la Universidad de Córdoba declara la huelga general”.
 Con los métodos de la clase obrera, se funda el movimiento estudiantil argentino. Derrumbada la pretensión de desarrollar un cambio a partir de una intervención radical, y con los métodos de la clase obrera más tradicionales y radicalizados el movimiento estudiantil cordobés daría el primer salto del que luego sería el gran movimiento estudiantil inscripto en la historia de nuestro país y toda América Latina. 
 En los días siguientes el protagonismo estudiantil ocupó el centro del escenario político, con una movilización de la que participaron más de 15 mil personas a pesar de que la matrícula de la Universidad Nacional de Córdoba no llegaba los 2 mil estudiantes, el 19 de junio La Nación informa: “Hasta medianoche continuaron las manifestaciones estudiantiles. La policía ha establecido vigilancia en todas las iglesias. La ciudad ofrece un aspecto extraordinario. Todos los gremios obreros se adhieren a los estudiantes. La Federación resolvió realizar mañana un mitin popular”, en los diarios de la época se informa huelgas y paros no solo universitarios, si no también secundarios en solidaridad hasta más de 10 días pasado el 15 de junio, todos los gremios obreros se suman a este reclamo, pasados los días se declaran huelgas y se movilizan en diferentes provincias: Catamarca, Santiago, Corrientes, Rosario, San Juan, Bahía Blanca, Paraná, donde no solo participaban los estudiantes universitarios si no también secundarios y la clase obrera. 

 Quienes defienden a Milei, quieren apropiarse de la Reforma Universitaria 

Franja Morada, que responde a la UCR que acaba de votar la Ley Bases antiobrera, antieducación, entregadora de todos los derechos de les trabajadores de la Argentina y que significará posiblemente a partir del desangre que significa para la clase trabajadora que muchos estudiantes trabajadores sigan abandonando sus estudios por falta de recursos, estos mismos, quieren apropiarse de la reforma del ´18, reforma que dentro de su programa y banderas levantaba la posibilidad de ingresar a la universidad de todas las clases sociales, y que triunfó a partir de la huelga y el levantamiento de toda la población en defensa de la educación. 
 106 años después de la reforma, de la rebelión universitaria del 18 les estudiantes debemos organizarnos frente al ataque más brutal a la educación pública de nuestro país, debemos seguir defendiendo la gratuidad de la educación, mientras hablan de arancelamiento, la libertad de cátedra mientras acusan de adoctrinamiento a les docentes que denuncian el ajuste y la miseria de sus salarios, la ayuda social mientras se recortan becas y una orientación social a nuestros planes de estudio mientras el vaciamiento de las universidades y la aprobación de la nefasta ley de bases habilita a la discusión con empresas contaminantes, antiobreras y hambreadoras para que siga funcionando la universidad, llevándonos a planes de estudio sujetos a sus intereses, que nada tienen que ver con los intereses del pueblo. 
 El cogobierno votado por los reformistas, hoy está lleno de camarillas burocráticas que solo buscan llenarse de guita, mientras les pibes tenemos que abandonar nuestros estudios por falta de recursos y nuestros docentes y no docentes cobran miseria, colocándolos por debajo de la línea de la indigencia y empujándolos a pluriempleo para poder vivir. 
El cogobierno alcanzado con la reforma del 18 fue atacado por sucesivos gobiernos, y las camarillas profesorales vinculadas a los partidos capitalistas. Por eso, les estudiantes además de las demandas reivindicativas, tenemos derechos políticos que tenemos que recuperar como parte de una estrategia de poder, en alianza con la clase obrera .

 Como los reformistas, a las calles a defender la educación

 Los aliados de Milei, los rectores y hasta el gobierno provincial de Llaryora quieren apropiarse de la Reforma, porque les da miedo que tomando los métodos de los reformistas una nueva rebelión educativa estalle. Les estudiantes, tenemos que la tarea de hacerla nuestra llevándola a las calles, recuperemos nuestra historia, sus debates y métodos, la mejor manera de homenajear a los reformistas, y de recordar su historia, es copar las calles contra el gobierno de Milei que está llevando adelante un desangre de la educación pública, con el aumento el 9% del total del presupuesto universitario, solo en los gastos de funcionamiento, mientras que el 91% restante, donde se encuentran los salarios de quienes hacen la universidad, así como la garantía de que les estudiantes podamos cursar queda sin tocarse: no se aumenta un solo peso para garantizar mayores horarios de cursada, abrir los cursos que ya fueron cerrados por los recortes de horario, imposibilitando las cursadas para quienes trabajamos y estudiamos. 
 Es decir, el proceso que se abrió el 23 de abril, con millones en las calles, lejos de quedar cerrado, hoy se encuentra más vigente que nunca, a días que comience el receso, el no inicio comienza a discutirse: Con 270mil pesos ningún docente puede enseñar, los rectores, la burocracia estudiantil y sindical de la universidad, dieron por perdida esta pulseada antes de pelear, les estudiantes, choy, como en el 18, desde abajo, con asambleas, tenemos que construir la huelga educativa, en coordinación con nuestros docentes y no docentes para derrotar el plan de Milei y sus complices, única garantía de ganar, la marcha contra la Ley Bases, que tuvo una columna de la Asamblea Interfacultades de laUNC que partió desde el monumento de la reforma fue un primer paso en esta perspectiva que debemos desarrollar. 
 Sigamos avanzando en las asambleas, en la discusión estudiantil, en coordinación con nuestros docentes y no docentes y así construiremos el camino a la huelga general educativa y las herramientas para ganar, sumate a luchar, ahora es cuando, el 25 sumate a la asamblea interfacultades interclaustros. 

 Victoria Feininger

La contribución de la burocracia sindical a la ley Bases


Lo dijo Andrés Rodríguez: “No teníamos por qué movilizar y menos mezclándonos con otros sectores que nada tienen que ver con nosotros”, “…ganancias, empleo público y reforma laboral lo fuimos negociando hasta atemperar bastantes sus efectos, tanto con legisladores como con el propio gobierno”, “había que respetar la decisión del Congreso que es una entidad democrática”. Y completó “si este gobierno derrapa se generará un vacío de poder porque nadie está en condiciones de ocuparlo, (con el gobierno) estamos en posiciones encontradas pero asumió democráticamente” (Mundo Gremial). Paolo Rocca no pudo expresarlo mejor. 
 Por su parte Bullrich señaló que “cuando se retiraron las columnas sindicales, empezó la violencia” de la cual, como hemos visto, desde las usinas mediáticas de la derecha acusan a la izquierda y el movimiento piquetero y subsidiariamente al kirchnerismo. O sea que la ministra de la represión y la provocación, la del protocolo y de la acusación de terroristas y golpistas a los manifestantes, se ocupó de rescatar no sólo a los “demócratas” como Andrés Rodríguez y Daer, que se quedó paseando por Europa, sino a los que sí movilizaron de manera “individual”, como autorizó la CGT a los gremios que quisieran movilizar. 
 Y efectivamente, la represión se desató sincronizadamente al término del acto de los sindicatos que sí movilizaron, desde el cual se llamó de inmediato a desmovilizar a las 15hs aproximadamente, cuando la ley estaba lejos de haberse votado siquiera en general. El llamado de los cegetistas presentes a irse a la casa a los manifestantes fue el santo y seña de un reforzamiento del despliegue de tropas, tanto conjuntas federales como de la Ciudad, para empezar la represión. 
 Por esas horas la cuenta oficial de la Presidencia acusaba de terrorismo y golpismo a la manifestación. Algunos memoriosos recordamos la operación represiva del gobierno de Duhalde contra el Puente Pueyrredón el 26 de junio de 2002, para la que se preparó una causa por “atentado a la democracia”, algo similar a lo que ahora hace el gobierno y Villarruel que ha pedido ser querellante en la causa contra los compañeros presos, víctimas de una cacería absolutamente arbitraria tras la represión durante cuadras y cuadras a las columnas obreras y populares.
 Con semejante reforma laboral, que en su profundidad supera al menemismo, con las privatizaciones y la delegación de facultades, además del ataque a la moratoria y la reposición de Ganancias, los motivos para una movilización histórica de la clase obrera sobraban. Y así lo vivieron muchísimos trabajadores en todo el país. 
 Esto se vio en la respuesta en los gremios que sí movilizaron con alguna determinación, como el abandono de plantas del Smata en Honda y Toyota en la mañana y la movida de la tarde fuera de turno, lo que sumó varios miles en las columnas de ese gremio. Las buenas columnas de gremios como la UOM, sin paro, o bancarios, o telefónicos, o Camioneros, todos sin paro, fueron muy expresivas aunque limitadas a las cuerpos orgánicos. Lo mismo que el paro de un 40% de la docencia de CABA por llamado a parar de Ademys, con UTE llamando a laburar, lo mismo que el Suteba en la Provincia, cuando progresa la esencialidad educativa en Diputados que es nada más ni nada menos que la liquidación del derecho de huelga de quienes defienden la educación pública. Fue importante en el Sutna que convocó a paro activo de todas las plantas, conformando una columna combativa en medio de su plan de lucha contra los despidos, algo que no hay en ningún gremio que los sufre masivamente como Uocra, Uom o incluso ATE que llamó a parar el 12 pero carece de un plan de lucha cuando se anuncian decenas de miles de despidos más. AGD-UBA movilizó bien en el marco del paro universitario, pero Apuba llevó sólo las personas para llevar el cartel en el marco de un paro nacional de los No Docentes, sólo movilizaron las internas y activistas combativos. Aceiteros convocó a un paro por tiempo indeterminado el día anterior, que al ser conciliado y acatar la medida transformó lo suyo en una movilización también de “cuerpos orgánicos”, por cierto muy pequeños, un error táctico llamativo. El Sipreba no llamó a parar con cien días de lucha en Télam, no entendimos porqué. Arsat en lucha movilizó muy bien, en un movimiento que desborda a Foetra, claramente. El Inti llevó también la columna más importante en mucho tiempo, cuando preparan mil despidos.
 La columna de Camioneros merece un párrafo aparte, porque siendo de cierta magnitud, llegó tarde por Entre Ríos, y quedó estacionada a tres cuadras, después que las tropas federales desplegaron el operativo de corte ellas mismas. El peronismo, dividido, jugó también a no hacer olas, movilizando pero para que se sienta lo menos posible. Todo esto explicó que la izquierda y los sectores combativos no encontraron obstáculos para llegar a las inmediaciones del palco donde debían estar las columnas obreras. Apuntemos que al otro día Camioneros firmó la paritaria junio/agosto por 5%, 3% y 2% para los tres meses. Hugo contradijo a Cavallo que dice que en junio la inflación vuelve a subir y que no baja de estos índices hasta fin de año. 
 En definitiva, la burocracia sindical con diferencias internas que no dejamos de tomar en cuenta, pero que no hicieron la diferencia, jugó como rueda de auxilio del salvataje al gobierno que adentro del parlamento hizo la oposición patronal, con radicales, pichettistas, Coalición Cívica y macristas directamente a favor y un peronismo que hizo lo justo con sus “disidentes” promineros y otros para que finalmente se cumpla el mandato de la UIA, de AEA, de los bancos, del capital agrario y de Came: que la ley salga para dar gobernabilidad a Milei. Y su brutal ataque a las masas y a la entrega colonial del país, agreguemos. 
 Ahora, sobre dieciséis manifestantes pende un pesado proceso penal, que se suma a la persecución al movimiento piquetero y al PO, a los juicios por “reiterancia” en Jujuy o Mendoza, en fin, al agravamiento del carácter represivo de la democracia para llevar adelante el régimen de ofensiva de Milei. Esta faceta opera para acordonar de posibles desbordes la “administración” del conflicto que llevan adelante todas las alas de la burocracia sindical y que están haciendo posible que Milei sostenga su licuadora y su motosierra.
 Todo esto no debe hacernos perder de vista la aguda crisis de gabinete, de disputas intercapitalistas, de la penosa “parlamentarización” de Milei que perdió la calle y no encuentra condiciones para los plebiscitos que prometió en campaña, que fracasó en la movilización en Córdoba, donde fue a llorar el fracasado “pacto de mayo”, la tensión cambiaria, o la recesión pavorosa que va haciendo perder la paciencia a más de un confundido votante de semejante esperpento antiobrero y proimperialista. 
 El planteo de paro activo y plan de lucha para que no pase la ley no pudo ser más certero. En las nuevas condiciones tendremos que hacer madurar las condiciones en el mismo sentido, contra la aplicación de la reforma laboral, en defensa del salario y las jubilaciones, contra los despidos, por las libertades, contra la esencialidad educativa, conscientes de que la derrota de Milei es posible con la huelga general, a condición de superar a la burocracia sindical y al peronismo que nos quiere embretar en su “hay 2027”, para que la tarea sucia de la burguesía la ejecute Milei sin toparse con un levantamiento popular. Y a no engañarse, Moreno y su “asamblea legislativa” es funcional a esa estrategia. No hay tal sin la intervención de las masas trabajadoras, que el rechaza de plano. 

Néstor Pitrola

Ley Bases: aún quedan 16 detenidos tras la represión

En la noche del viernes 14 fueron liberados algunos de los detenidos durante la represión contra la manifestación de repudio a la Ley Bases, aprobada el miércoles en el Senado. En total, son 17 los liberados, mientras que continúan presos otros 16 compañerxs, por orden de la jueza María Servini de Cubría. Las capturas se dieron en el marco de una feroz cacería de las fuerzas policiales de Patricia Bullrich, en un radio de veinte cuadras a la redonda. La ministra y la Oficina de la Presidencia salieron a calificar la protesta como un acto de “sedición” y encontraron eco en el fiscal Carlos Stornelli, que impulsa las acusaciones en la justicia. 
 Como parte de este ataque gravísimo contra las libertades democráticas, tanto los detenidos, como abogados y familiares, denunciaron maltratos. Muchos de los apresados fueron trasladados a los penales de Marcos Paz y Ezeiza. 
 El alerta y la movilización de las organizaciones populares a los tribunales de Comodoro Py y hacia las comisarías consiguió las primeras liberaciones. Vamos por la libertad de todos los detenidos y el fin de la persecución. 

 Prensa Obrera

El gobierno liberticida busca extraditar a la familia Villalba


Con Patricia Bullrich a la cabeza, el gobierno argentino pretende expulsar del país a los Villalba, una familia perseguida y asesinada por el Estado paraguayo. Para ello, han solicitado retirarles el estatus de refugiados, lo que equivaldría a regresarlas a su país de origen donde las aguarda un juicio controlado por los victimarios de la familia. Los Villalba son acusados por el Estado Paraguayo de ser miembros, o incluso familiares, del EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo), una pequeña organización guerrillera puesta en el foco por el gobierno y las fuerzas represivas paraguayas.
 La parte de los Villalba que escapó para Argentina se compone, además de varios adultos, de 11 niños. Todos ellos pretenden ser ´devueltos´ a Paraguay donde se desarrolla una profunda represión que incluye cientos de denuncias de asesinados, torturados y desaparecidos. El ejército paraguayo, recordemos, asesinó a las niñas Lilian y Maria (a quienes capturaron y torturaron antes de matar y luego hicieron pasar por violentas terroristas), desapareció a ´Lichita´ y encarceló a Laura y Carmen Villalba.
 La persecución a la familia Villalba por parte del Estado paraguayo es parte de una política represiva contra el conjunto de reclamos de las comunidades campesinas y de trabajadores agrícolas, centrados principalmente en la expulsión de sus tierras y concentración de la producción agraria.
 La solicitud del Estado argentino de retirarles el estatus de refugiados tiene el antecedente de una serie de allanamientos y detenciones producidos por el juez Ercolini en abril de este año. Esas detenciones ilegales fueron festejadas por Bullrich anunciando que “rendirán cuentas de sus delitos”, lo que ya constituyó un atropello internacional contra las garantías y derechos democráticos. En ese momento tuvieron que ser liberadas por su condición de refugiados, lo que ahora se pretende retirar, esto aun cuando la ley argentina prohíbe el retorno al país de origen incluso en el escenario de la revocatoria del estatus de refugio.
 La “lucha contra el terrorismo” desde temprano es agitada por este gobierno, en particular por la ministra acusada en su momento por Milei de “pone bombas”. Al principio fue dirigido contra usuarios sueltos en X u otras redes sociales y ahora se monta contra los trabajadores y jubilados que movilizaron contra la Ley de Bases. La persecución a los Villalba se inscribe en esta línea. En medio del pedido de extradición el gobierno enfrenta un conflicto internacional por la situación aparentemente contraria, un “refugio” no declarado en ningún organismo oficial de 60 bolsonaristas acusados del intento del golpe al Palacio de Planalto que rompieron sus tobilleras electrónicas y huyeron a la Argentina. 
 Abajo la persecución a la familia Villalba. No a la extradición. Libertad a los presos por luchar. 

 Federico Fernández 
 15/06/2024

El Che Guevara, luchando por el socialismo en Cuba y el mundo

sábado, junio 15, 2024

75 años de “1984”


De la alerta distópica a la convicción en el socialismo y la clase obrera.

 “El apartamento estaba en el séptimo, y Winston, que tenía treinta y nueve años y una úlcera varicosa en el tobillo derecho, subió despacio, parándose a descansar varias veces. En cada rellano, enfrente del hueco del ascensor, el cartel con el rostro gigantesco le contempló desde la pared. Era uno de esos carteles pensados para que los ojos te sigan cuando te mueves. ´El Gran Hermano te vigila´, decía el eslogan al pie”. Esto es parte de lo que se puede leer en el segundo párrafo de “1984”, novela escrita por George Orwell y que está cumpliendo 75 años. 
 Totalmente lejana de las interpretaciones ligadas a las abstracciones idealistas que apuntan a la crítica del “totalitarismo” o de comparaciones entre los mecanismos de control de las telepantallas orwellianas y las redes sociales con su exhibición personal cotidiana, propias de lecturas posmodernas, “1984” en su esencia, apunta a algo completamente distinto.
 "En la guerra de trincheras, hay cinco cosas importantes: la leña, la comida, el tabaco, las velas y el enemigo. Aquel invierno, en el frente de Zaragoza, este era el orden de importancia". La frase la firma George Orwell en las páginas de “Homenaje a Cataluña”, libro que registra sus pasos, entre diciembre de 1936 y junio de 1937, por Barcelona y el frente de Aragón, tanto como la sierra de Alcubierre, por donde pasó como miembro de una milicia del trotskista Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM). 
 Orwell fue testigo directo de los hechos de mayo de 1937 en Barcelona, los choques en la retaguardia republicana entre las fuerzas de orden público de la Generalitat y milicianos del entonces estalinista PSUC, por un lado, y milicianos anarquistas de la CNT, FAI y trotskistas del POUM, del otro. Con la victoria de los primeros, el clima de persecución contra anarquistas y trotskistas que se impone, y que le afecta a él mismo, explica en gran parte su decisión de volver a Inglaterra. Esto lo marcará para siempre. No se explican “1984” ni “Rebelión en la granja” sin la experiencia que tiene de la persecución estalinista de los compañeros anarquistas y del POUM en Catalunya. Por ejemplo, en “Homenaje a Cataluña” habla del pánico a las ratas y así es como se tortura en “1984". La función de esas torturas y asesinatos de los que Orwell se referencia fue la de desangrar a la Revolución Española, allanándole de esa manera el camino a la Guerra Mundial que desataron Hitler y Mussolini. 
 En “1984” se introduce el refinamiento tecnológico y los helicópteros desde los que la policía vigila los hogares de los ciudadanos de Oceanía en los primeros pasajes de la novela, en la que también el amor está prohibido: las relaciones sexuales están estrictamente racionadas y sólo se permiten como un acto sin emociones. En ese contexto, Winston Smith comete el crimen de enamorarse de Julia y ambos se dan el gusto de beber "café de verdad con azúcar de verdad" en su escondite sobre el negocio del señor Charrington. El cuadro en el que la novela indaga en la enajenación del ser humano dentro de un sistema de opresión y violencia, retrata a fondo la degeneración del Estado obrero y su fetichización de las relaciones sociales, como si fueran una mercancía más, propia de la que se da bajo el imperio del capital. 
 En “1984” ni siquiera escapa de la opresión la familia, ya que “se animaba a la gente a querer a sus hijos casi a la manera antigua. Pero, por otro lado, se ponía sistemáticamente a los niños en contra de los padres y se les enseñaba a espiarles y a informar de sus desviaciones”. Esto no solo da cuenta de como las delaciones y la represión a manos de la GPU impregnaban todos los poros de la sociedad, sino también de como el estalinismo aniquiló conquistas fundamentales de la Revolución de Octubre referidas a la mujer trabajadora con la socialización de las tareas domésticas, el nuevo Código de familia, el derecho al divorcio, el aborto legal, entre otras tantas, como también fomentó la formación política de las mujeres (a través del departamento Zhenotdel). 
 Indudablemente, la Policía del Pensamiento, parte del Ministerio de la Verdad, es uno de los hallazgos más destacados de la aguda crítica de Orwell, tanto como los Dos Minutos de Odio y la siniestra “Habitación 101” destino final para aquellos condenados a las purgas del Partido. Diáfano como el cristal. Del mismo modo en que el asesinato de Trotsky es la culminación de una cadena: los juicios de Moscú, el asesinato de todos los miembros vivos del Comité Central del Partido Bolchevique que dirigió la Revolución de Octubre, el asesinato del estado mayor del Ejército Rojo que al lado de Trotsky había peleado en la guerra civil y en la guerra internacional y salvado a la Unión Soviética. Todo el mundo sabía, no había que ser trotskista ni siquiera para eso: que la guerra iba a llevar a la revolución. Allí están, en 1984, claras las alusiones a las que se refieren Emmanuel Goldstein, “el Enemigo del Pueblo”, la “red clandestina de conspiradores que se llamaba la Hermandad”, o el “compendio de todas las herejías de las que era autor Goldstein, la gente lo llamaba sin más ´el libro´”. 
 Winston es consciente de que Oceanía estaba en guerra con Eurasia y era aliada de Esteasia. Sin embargo, Winston sabía muy bien que apenas hacía cuatro años que Oceanía había estado en guerra con Esteasia y aliada con Eurasia. “El enemigo de cada momento representaba siempre el mal absoluto, y de ahí se deducía que cualquier pacto pasado o futuro con él fuese inconcebible”. Cabe traer a colación en esa manipulación de la historia y su profundo sentido contrarrevolucionario, el famoso pacto Ribbentrop-Molotov, por el cual Hitler y Stalin, entre otras cosas, hicieron ´desaparecer´ a Polonia, repartiéndose la ocupación. 
 En Oceanía el desarrollo tecnológico ha alcanzado un nivel tan alto que la sociedad bien podría satisfacer todas sus necesidades materiales y establecer la igualdad entre sí. Pero la desigualdad y la pobreza se mantienen para mantener al Gran Hermano en el poder. En ese sentido, algunos de los logros del Gran Hermano hacen explícita esa contradicción, en referencia a una noticia que escucha Winston. “Era solo un breve anuncio del Ministerio de la Abundancia. Por lo visto, en el cuatrimestre anterior la cuota de cordones de botas del Décimo Plan Trienal había tenido un superávit del noventa y ocho por ciento”. Esta descripción, puede pensarse como un retrato del grado de desarrollo de la ciencia y la técnica que, en la época del cese del crecimiento de las fuerzas productivas y la decadencia del capital, someten a las masas a una creciente pauperización. Trasciende, de este modo, la representación del Gran Hermano, con su “rostro de un hombre de unos cuarenta y cinco años, con un espeso bigote negro”, que se asimila a Stalin. “Quien controla el pasado controla el futuro”, sostuvo Orwell en “1984”.
 Los trabajadores podemos caer, pero nunca de manera definitiva y nunca callados porque nosotros somos los que creamos y recreamos el mundo que unos pocos quieren apropiarse. La lucha por un mundo bajo control de las manos que lo construyen, por una vida digna de ser vivida, por el derecho al pan, pero también por el derecho al ocio, al amor, a vínculos humanos desmercantilizados se nos impone como urgente frente a la deshumanización imperante. “Si queda alguna esperanza -escribió Winston-, está en los proletarios”.

 Sergio Escalas
 12/06/2024

La Ley Bases no ha cerrado la crisis política


Los especuladores han violado, en Argentina, una regla habitual de los mercados: “comprar con el rumor, vender con la noticia”; comprar barato y vender caro. En la Bolsa porteña ocurrió casi exactamente lo contrario: una venta de bonos y acciones cuando la posibilidad de que el Senado diera la sanción final a la Ley Bases y al paquete fiscal era sólo una expectativa, y una atropellada compradora cuando fue conocido el resultado favorable de la votación. Una venta a la baja y una compra a la suba. En principio, esta inversión de la regla supone que la subida de las cotizaciones podría durar poco. Quienes se suban tardíamente a la euforia terminarían perdiendo plata. 
 Es que la sanción legal y el acuerdo para que el ‘swap’ con China por cinco mil millones de dólares se devuelva en cuotas hasta 2026, son dos aspirinas para la dimensión del *default *que acosa a Argentina. En la factura no aparecen el fallo contra el Estado por la ‘estatización’ de YPF, por 16 mil millones de dólares, ni tampoco la sentencia de la Justicia londinense que ordena pagar mil quinientos millones de dólares por la falsificación de los datos de inflación, de parte de Kicillof y Guillermo Moreno, para evitar el pago del cupón del PBI, que remuneraba a los acreedores cuando se producía un aumento del producto interno. En el tribunal del Banco Mundial hay multas a pagar de diverso orden. Florencia Donovan, de La Nación, lo pone en estos términos: “La ley no disipa del todo el interrogante con el que desde un comienzo carga la Administración de Milei”. Para Daniel Billota, del mismo diario: “Es probable que la Ley Bases no tranquilice a los inversores (…) Esta inquietud impregna lo que resta del trámite parlamentario en Diputados. (...) la trabajosa victoria lograda por el Gobierno no bastaría para dar garantías perdurables de seguridad jurídica”. Prevé que la crisis en Capital Humano se va a agravar, y otros medios ya han puesto en la picota a la canciller, Diana Mondino.
 La sanción de la ley es un golpe histórico a la clase obrera, pero incluso ha agravado las diferencias en la clase patronal y en sus agentes políticos. La ley, sin duda, reduce a la nada el derecho laboral, en el mismo momento en que la burocracia de los sindicatos procura convertirse en socia, al menos muda, del aparato liberticida. 
La sanción de la ‘modernización laboral’ ocurrió sin resistencia de los trabajadores, con independencia de la movilización del miércoles 12, cuando los sindicatos aparecieron para saludar a la bandera, y se fueron para dejar el campo libre a los infiltrados y la represión. Esta victoria de los capitalistas en su conjunto está lejos de resolver, sin embargo, la bancarrota financiera de Argentina. Cuando el gobierno festeja una inflación mensual de un 4,2 % en un cuadro recesivo y con controles pesados sobre el sistema de precios (el cepo), hay que recordar que Caputo ha instaurado un sistema de indexación de los servicios domiciliarios, industriales y de transporte, que asegura una inercia inflacionaria por bastante tiempo.
 La burguesía ha festejado, razonablemente, el acuerdo con China con mayor entusiasmo que la sanción de la ley. Pero para eso Milei y el FMI han debido echar lastre. El liberticida no solamente deberá viajar a Pekín; además ha ofrecido seguridades a las inversiones instaladas de China y a la reanudación de las represas de Santa Cruz. La renegociación del ‘swap’ fue acordada entre China y el FMI, lo cual convierte a Pekin en un protagonista estratégico en cuanto a Argentina. China va a aprovechar el Régimen de Grandes Inversiones para imponer a Milei la extensión de la Ruta de la Seda a las dos orillas del Río de la Plata. 
 La sanción del Senado ha dejado jirones, además. El rechazo al aumento del impuesto a las ganancias (salarios) o la extensión de la moratoria hasta marzo de 2025 podría convertirse en definitiva si gana respaldo la interpretación constitucional de que no podría ser modificada en Diputados. Mientras tanto, corre la cuenta regresiva para que el Senado ratifique el magro aumento de las jubilaciones que votó la otra Cámara. Las “fuerzas del cielo” no han dejado de perder combustible para el aterrizaje, incluso después del golpe propinado al derecho laboral; la clase obrera va a pulverizar este ataque apenas se lance a una lucha de conjunto. En el otro campo, la cuestión de la devaluación y de otras reivindicaciones del sector agroexportador ha llegado a tal punto de incandescencia que, según Clarín, el número dos del Banco Central, Demián Reidel, un talibán del ajuste, ha calificado de “zurdos” nada menos que a la Cámara de los monopolios aceiteros. Parece claro que si Caputo quiere que el FMI le preste 15 mil millones de dólares, tendrá que hacer otra considerable devaluación del peso. La deuda del Tesoro en pesos crece en el equivalente a seis cifras en dólares por mes, a plazos cortísimos.
 La tensión política de la crisis ha quedado de manifiesto en dos medidas propias de un estado policial. La Legislatura porteña ha votado la violación del debido proceso al establecer la prisión preventiva para reincidentes, mientras detiene a quienes ejercen el derecho de manifestación. Un eventual inocente quedará preso antes de que le prueben el delito que le imputan; es un ‘replay’ de la ley anticomunista que dictó la dictadura de Onganía. Patricia Bullrich ha ido más lejos: ha organizado una fuerza de movilidad rápida de la Gendarmería y la Federal cuando “detecte que las instalaciones de alguna compañía o la cadena logística se encuentre en riesgo”. Es claramente el establecimiento de un estado policial contra las huelgas y ocupaciones de fábricas. A los supermercados les prohíbe entregar alimentos, o sea ejercer la caridad. 
 En síntesis, hay que preparar una gran lucha, que todavía no ha comenzado. 

 Jorge Altamira 
 14/06/2024

Por la libertad de todos los detenidos


El gobierno monta un estado policial.

 Al menos 33 personas permanecen detenidas desde el miércoles, apresadas durante la represión en Plaza Congreso. En un acto de una gravedad inusitada, el fiscal Stornelli solicitó la prisión preventiva de todos ellos y les imputa a priori 15 delitos, incluidos los de sedición y atentado contra la democracia. En estas horas, luego de prestar declaración indagatoria en los tribunales de Comodoro Py, los detenidos serían trasladados a las cárceles federales de Ezeiza y Marcos Paz. Por la jerarquía de las acusaciones, la tesitura del gobierno es escalar la persecución contra las organizaciones que participaron de la protesta contra la aprobación de la “Ley Bases” en el Senado.
 Entre los detenidos se encuentran estudiantes terciarios de Avellaneda y universitarios de San Martín, una militante del MST, un docente afiliado a ADEMyS, un músico, entre otras personas que no guardan mayor relación entre sí que haber coincidido en la multitudinaria manifestación del miércoles pasado. Fueron ´cazados´ en distintos puntos, en los alrededores del Congreso, mientras las columnas se retiraban de la plaza. Sin tener ningún elemento que justifique la presunción de una acción concertada entre ellos, Stornelli ordenó que deben ser investigados por “lesiones”, “daños simples y agravados”, “incendio o estrago”, “delitos contra la seguridad pública”, “instigación a cometer delitos”, “intimidación pública”, “incitación a la violencia colectiva en contra de las instituciones”, “organización o pertenencia a agrupaciones que tengan por objeto imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor”, “delitos contra los poderes públicos y el orden constitucional”, “atentado contra la autoridad”, “resistencia a la autoridad” y “perturbación del orden en sesiones de cuerpos legislativos”. Pidió que a todos se les dicte prisión preventiva, en función de las “numerosas diligencias” solicitadas. Esto es otra aberración, pues la prisión preventiva solamente tiene cabida en caso fundado de peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación. Se está engendrando una provocación de gran alcance. Stornelli pide que se indague sobre las posibles vinculaciones que pudiera haber, no sólo entre los detenidos, sino con organizaciones políticas o sociales.
 El guión de esta acusación infundada fue redactado en Casa Rosada. Literalmente: en su escrito Stornelli “evoca” un tuit de la la cuenta “Oficina del Presidente” -al que atribuye carácter “oficial”- donde se “felicita a las Fuerzas de Seguridad por su excelente accionar reprimiendo a los grupos terroristas que con palos, piedras e incluso granadas, intentaron perpetrar un golpe de Estado, atentando contra el normal funcionamiento del Congreso de la Nación Argentina”. Stornelli también menciona crónicas sesgadas, publicadas en los diarios Clarín y La Nación. No recoge, por supuesto, las numerosas denuncias sobre el accionar de policías de civil infiltrados en la manifestación. 
 Patricia Bullrich habló de “golpe de Estado moderno” y pidió a la Justicia imputar por sedición a los detenidos. “Vamos a pedirle a la Justicia que sea carátula de sedición. El presidente habló de golpe de Estado, que son la lógica del desgaste de la gobernabilidad. Yo desgasto, yo no dejo que funcione un gobierno y con eso lo volteo. Es el concepto de golpe de Estado moderno y por eso vamos a ponerle la figura de sedición”, afirmó Bullrich (Clarín, 14/6). Reveló también que su cartera está trabajando en identificar la filiación política de cada uno de los detenidos, en paralelo al pedido del fiscal. Por lo pronto, anticipó que pretende facturarle el costo del operativo policíal y la limpieza a las organizaciones que convocaron a la protesta. Respecto de los diputados que trataron de interceder, Bullrich los acusó de haber estado “chapeando con sus documentos de legisladores como si eso les diera inmunidad”. La ministra finge olvidar que, efectivamente, el cargo legislativo les confiere fueros El tándem Bullrich-Milei está enfrascado en acabar con las libertades democráticas elementales, el derecho a petición y reunión y varios capítulos más de la Constitución Nacional. 
 Los detenidos están siendo asistidos por abogados del Encuentro Memoria Verdad y Justicia. Esta tarde fue convocada una conferencia de prensa y se mantiene también una vigilia en Comodoro Py. La CGT, por su parte, denunció la represión en Congreso mediante un comunicado, dos días después. En cuanto a los 'opositores dialoguistas', se dividen ente aquellos que se sumaron a los agravios contra los manifestantes y quienes guardan silencio cómplice. 
 Este atropello se suma a la ofensiva emprendida contra las organizaciones de desocupados y la criminalización de sus dirigentes. La Legislatura porteña ha hecho su 'aporte' aprobando una 'ley de reiterancia' que justifica la privación de la libertad sin condena y que está orientada a atacar la protesta social, como ya ocurre con normas similares en Mendoza y en Jujuy.
 De la mano de Milei, el aparato represivo del Estado ha sido definitivamente colonizado por la CIA y el Mossad. Pretende encuadrar como 'terroristas' a aquellas organizaciones que se opongan a sus pretensiones de arrasar con todos los derechos de los trabajadores. Cuenta con herramientas jurídicas, como las llamadas leyes antiterroristas, que fueron aprobadas por el kirchnerismo.

 Jacyn 
 14/06/2024

El Senado destruye el derecho laboral


El capítulo laboral que se aprobó el miércoles a la noche en el Senado es lisa y llanamente la derogación del derecho laboral, en tanto crea un régimen de contratación de “colaboradores” que demuele el edificio jurídico construido en base a la relación de dependencia. Además favorece la rotación laboral al extender la extensión del período de prueba. La reforma establece estrictas sanciones para los trabajadores que ejerzan el derecho a huelga —incluido el despido con causa— mientras reduce drásticamente las sanciones a los capitalistas por evadir aportes, contratar en negro, o registrar en forma fraudulenta a los trabajadores. 

 El fin de la relación de dependencia

 La reforma viene a darle una cobertura legal algo que ya se hace masivamente en la industria que es el encuadramiento de los trabajadores como monotributistas o “factureros”. En la actualidad, si un trabajador monotributista iba a juicio podía reclamar en base al principio de una relación de dependencia encubierta, encuadrada en forma fraudulenta. Con la nueva ley, los contratos de obra y servicios como los profesionales quedan excluidos del ámbito de aplicación de la Ley de Contrato de Trabajo y, para otorgarle mayor fortaleza legal a esta exclusión, no será aplicable la presunción de relación de dependencia. Esa presunción, en concreto, no será aplicable cuando la relación se trate de contrataciones de obras o de servicios profesionales o de oficios y se emitan los recibos o facturas correspondientes. 
 Un estudio de abogados de la patronal caracteriza que: “Esta disposición marcará el fin de una cantidad enorme de conflictos y condenas judiciales, hoy imposibles de afrontar para tantas empresas.” 
 El artículo 94 de la Ley Bases pronuncia una suerte de presunción a favor de la no dependencia laboral en el escenario de contratación de hasta 3 trabajadores por parte de una persona física, para sumarlo a un emprendimiento productivo, como “colaboradores” —un viejo anhelo de la clase patronal—. (En la media sanción de Diputados, se había aprobado la posibilidad de 5 colaboraciones independientes, y el Senado lo disminuyó a 3). Esto habilita a qué las empresas creen una mamushka de contratistas, subcontratistas y subsubcontratistas, todos con sus propios colaboradores y sin que exista derecho laboral ni relación de dependencia.

 Derecho de huelga 

La Ley Bases intenta poner un límite final al ejercicio del derecho de huelga, otorgándole a las patronales sustento legal para llevar adelante despidos con causa es decir sin indemnización. Todo esto cuando en el marco de un paro, los trabajadores “Intimiden o amenace a quienes no adhieran a la medida de fuerza, Impidan u obstruyan el ingreso o egreso de personas o cosas al establecimiento. Ocasionen daños a personas o cosas de propiedad o bajo tenencia de la empresa.” En el país mundialmente conocido por los piquetes, ¡el Senado aprueba el despido con causa por organizar piquetes! Es una declaración de guerra contra los derechos de los trabajadores. Mientras el gobierno acusa a los que se movilizaron de intentar perpetrar un golpe de Estado, en el recinto se estaba votando un verdadero golpe de estado contra los derechos de la clase obrera.

 Indemnizaciones

 En el plano indemnizatorio, la Ley Bases habilita a que se incorpore el Fondo de Cese Laboral a los convenios colectivos. Esto significa a qué en la discusión entre Cámaras Empresariales y Sindicatos, se pueda poner punto final al derecho a la indemnización, reemplazada por un fondo al estilo que está vigente hoy en la construcción. Todavía no está claro cómo será la implementación ni qué rubros buscarán plegarse a esta modificación, que incorpora un costo permanente para la patronal a cambio de ahorrarse un desembolso a la hora de despedir. 
 Lo concreto en este punto es que la habilitación del fondo de cese laboral es un golpe letal a la organización y la lucha de los trabajadores. Los conflictos obreros podrán ser resueltos por el capital a través de despidos masivos, que ya van a estar pagos. El fondo de cese laboral, así como el incremento del periodo de prueba apuntan a favorecer la rotación laboral. Despidos discriminatorios 
Hay un punto poco conocido de esta Ley pero que es de una importancia capital para los trabajadores, que es el fin de las reincorporaciones por despidos discriminatorios. Las reinstalaciones por este tipo de despidos se habían hecho muy comunes para evitar el despido de activistas sindicales. La ley establece que, una vez probada la discriminación, la justicia puede obligar al empleador a pagar doble indemnización, pero ya no la reinstalación del trabajador.

 Reducción de multas 

El carácter de clase de la ley no puede ser más cristalino: mientras se agravan las penalizaciones por las protestas, el proyecto aprobado deroga todas las multas que aplican los jueces por falta de registro o registro deficiente de la relación laboral. También quedan derogadas las multas por registración irregular y por falta de pago de las indemnizaciones por despido sin causa. A su vez, desaparecen las multas relativas a la falta de entrega de los certificados de servicios y remuneraciones y la omisión del ingreso de los aportes retenidos al trabajador. 
 Contra las expectativas alimentadas por sectores del FIT-U, no hubo paro, ni plan de lucha, ni movilización de parte de la CGT contra esta declaración de guerra de parte del Gobierno. La complicidad de la CGT no puede ser mayor: mientras se discutía la ley en el Congreso, los dirigentes de la CGT , incluído el hijo de Moyano, participaban de un acto común con el Gobierno ¡en Suiza!. Mientras el Gobierno acusa a los que se movilizaban contra la ley de intentar perpetrar un golpe de Estado, en el recinto se estaba votando un verdadero golpe de Estado contra los derechos de los trabajadores.

 Pablo Busch 
 14/06/2024

Hablemos del Che

Conferencia de prensa por los detenidos en la marcha contra #LeyBases

viernes, junio 14, 2024

Grave: piden prisión preventiva para los detenidos por movilizar contra la Ley Bases


Un atentado al derecho a manifestar y las libertades democráticas. 

 Actuando por encargo de Patricia Bullrich, el fiscal Carlos Stornelli pidió prisión preventiva para los detenidos en la brutal represión desplegada por las fuerzas federales contra la masiva concentración que rechazó la Ley Bases frente al Congreso. Un hecho muy grave, que atenta contra las garantías constitucionales al derecho a manifestar ante el tratamiento de un paquete de leyes que ataca los derechos laborales, puestos de trabajo y remata las riquezas del país. Milei se apoya en la casta judicial para embestir contra las libertades democráticas y prohibir la protesta social. 
 Stornelli dispuso que los 35 detenidos sean investigados por delitos contra los poderes públicos y el orden constitucional, atentado contra la autoridad agravada, daños, incitación a la violencia colectiva, intimidación pública y perturbación del orden en sesiones parlamentarias. 
 Esa acusación fue bajada por Bullrich, quien públicamente pidió que imputen por sedición a los detenidos en la manifestación ante el Senado, después de afirmar que hubo un intento de golpe de Estado y anunciar que el ministerio de Seguridad se va a presentar como querellante contra los detenidos. O sea, el gobierno la da órdenes la Justicia. 
 “Hablar de terrorismo y de golpe de Estado es completamente delirante. Su único objetivo es criminalizar e ilegalizar las movilizaciones populares y justificar cualquier tipo de represión desmedida como la que vivimos ayer”, denunció Gabriel Solano, dirigente nacional del Partido Obrero.
 “La ministra Bullrich pretende aplicar el delito de sedición a trabajadoras y trabajadores ocupados y desocupados, jubilados, estudiantes que ejercen su legítimo derecho a rechazar una ley que es un retroceso brutal en materia de derechos y condiciones de vida. Aplicar el delito de sedición implicaría que a cualquiera que participe de una movilización le puedan dictar una prisión preventiva, una verdadera persecución y atentado a las libertades democráticas básicas”, agregó el legislador porteño del Frente de Izquierda. 
 En esta persecución política Milei se vale de uno de los mayores exponente de la casta judicial. Stornelli, atornillado en el sillón de fiscal general hace más de tres décadas, se dedica a acusar a los luchadores, como hizo con Vanina Biasi por apoyar al pueblo palestino, mientras deja impune a empresarios y funcionarios por la Causa de los Cuadernos, en la que fue denunciado por pedir coimas a los acusados. Ahora él, recordado por practicar el espionaje ilegal en la causa Ramos Padilla, dice que la prisión preventiva es “la única alternativa viable para garantizar el éxito de la investigación en curso”.
 “Es absurdo que gente del gobierno acuse de terrorismo y golpe de Estado cuando son ellos los que reivindican la dictadura, el terrorismo de Estado y hasta a los genocidas”, señaló Solano, y concluyó: “Sabemos que esta ley no va a salvar al gobierno de sus propias crisis y mucho menos dar respuesta al hambre y crisis económica que sufre el pueblo. Significará una pérdida de derechos, y por eso tanto esta ley como el intento de criminalización de la protesta social se van a chocar con la movilización popular”. 

 Prensa Obrera

Apretada aprobación de la Ley Bases gracias a la ayuda de la oposición patronal


Quórum, maniobras y volteretas a última hora en favor del gobierno, con Ganancias y Bienes Personales entre las medidas fallidas. 

 Tras la ajustada aprobación en general de la Ley Bases (36 contra 36), que requirió el desempate de la presidenta del Senado y vicepresidenta de la Nación Victoria Villarruel, el proyecto pasó discutirse título por título, con derrotas oficialistas en Ganancias y Bienes Personales, colaboración kirchnerista en el polémico Rigi y la aprobación de la reforma laboral antiobrera. 
 El gobierno nacional llegó a la votación en general luego de diversas modificaciones al dictamen original del Senado, para negociar su aprobación, entre las que se destacaron cambios de última hora en el Régimen de Incentivos a los Grandes Inversores (Rigi), la quita de tres empresas estatales del listado de objetivos privatizables y la continuidad de las moratorias jubilatorias.
 La oposición, la más verborragia y la que negoció hasta último momento sin acuerdo, rechazó la votación en general y le infringió al gobierno alguna derrota parcial, como el caso de Ganancias con la votación en contra de los senadores patagónicos –que habían pactado el diferencial del 22% por zona desfavorable- y Bienes Personales, pero garantizando el quórum para que avance el resto del paquete antiobrero. 
 Mismo favor le hicieron al gobierno los senadores santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano, quienes tras afirmar que no darían quórum bajaron para votar la ley en general y luego se marcharon, facilitándole los números al oficialismo para aprobar las delegaciones de facultades (35 a 35 y desempate de Villarruel) y las privatizaciones. Se trata de dos senadores que pasaron toda la jornada rosqueando y negociando con el gobierno.
 Carambia es quien había negociado su voto favorable al dictamen para cambiar el tope de las regalías mineras del 3 al 5%. El oficialismo terminó estafándolo con una redacción capciosa que leva el tope solo para las “nuevas” inversiones.

 Rigi y blanqueo

 Llamó la atención la votación particular del título atinente al Rigi donde el oficialismo amplió su ventaja con la colaboración de senadores Guillermo Andrada (Catamarca), Sandra Mendoza (Tucumán) y Carolina Moisés (Jujuy), de Unión por la Patria, para bancar el lobby de las grandes multinacionales. 
 Otra novedad fue la aprobación por “unanimidad” del blanqueo de capitales y la moratoria fiscal para los capitalistas: en materia de beneficios al capital privado no hay brecha alguna en el Senado. 
 En el mismo sentido, una mayoría abrumadora de 60 contra 5 respaldó los negocios del régimen de promoción industrial de Tierra del Fuego, del cual uno de los grandes beneficiados es la familia Caputo con su empresa Mirgor.
 El capítulo dedicado a la reforma laboral antiobrera fue aprobado sin muchos reparos, gracias a este espíritu colaborador de la oposición patronal y en sintonía con lo expresado por los distintos representantes políticos patronales en los últimos meses. 
 Incluso llegó a incluirse a última hora, y por afuera del dictamen oficial, la reforma impositiva del tabaco, aunque con una votación menor y muchas abstenciones.

 Cómo sigue 

Lo que resta por verse es qué pasará ahora en Diputados, donde se originó la presentación del proyecto de Ley Bases y donde los diputados tienen la potestad de aprobar las modificaciones realizadas en el Senado o insistir con el proyecto votado en la Cámara Baja. A estas horas circulan múltiples interpretaciones sobre los alcances de este proceso de aprobación/revisión. 
El propio Guillermo Francos señaló que buscarán recuperar los capítulos rechazados en el Senado, así como redacciones originarias del proyecto, lo que no está claro que sea posible y demandaría nuevos acuerdos y roscas con la oposición patronal. 
 Lo que ha dejado de manifiesto esta votación es el carácter servil de la oposición política patronal y las reservas de lucha de la clase obrera que, pese al fuerte operativo represivo, rodeó el Congreso de la Nación para rechazar la Ley Bases, manteniendo cacerolazos y puntos de concentración durante toda la noche. Una buena señal de que existe una oposición real al plan de ajuste del gobierno nacional y sus colaboradores. 

 Marcelo Mache

jueves, junio 13, 2024

¿Cómo pueden los comunistas conquistar a las masas?

El Salieri de Pettovello


En el Ministerio de Capital Humano, presidido por la inefable Sandra Pettovello, la sangría sigue su curso. A las 40 renuncias de la cartera (que representan un tercio de todas las dimisiones del Poder Ejecutivo) se suma ahora la de la mano derecha de la ministra, Fernando Szereszevsky, quien comenzó su carrera como funcionario como jefe de prensa del ministerio y que, al momento de presentar la renuncia, se desempeñaba como titular de la Unidad Gabinete de Asesores. Los motivos de la renuncia: acompañar en su rol de mánager a los Ratones Paranoicos en su próxima gira.
 Szereszevsky tiene un largo prontuario. Fue vocero a finales de la década del 90 del menemista Alberto Kohan. Mientras desempeñaba esta función, fue responsable de un bizarro encuentro en la Casa Rosada: el de Carlos Menem y Charly García. Aprovechando su rol de mánager del músico, el 30 de junio de 1999, Szereszevsky propició el encuentro de García -que comenzaba a transitar el duro declive de su salud- con Menem, quien se encontraba en el ocaso de su gobierno. De ese encuentro pervive una grabación de un show ´intimo´ en la Rosada, que no reviste ningún valor artístico. 
 En medio de su salida, se conocieron informes de auditoria del Mercado Central, del cual el camaleónico Szereszevsky fue gerente durante el gobierno de Alberto Fernández, que lo colocan como responsable de irregularidades en gastos de representación y licitaciones. Desde el séquito de Szereszevsky afirman que quedó en medio de una rencilla entre kirchneristas y albertistas y que le hicieron una “cama”. Aseguran que un sumario interno dictaminó que no hubo hechos de corrupción que se pudieran comprobar. Más allá de estas aseveraciones, hay una causa penal abierta. 
 La renuncia de Fernando Szereszevsky representa otro golpe a la tambaleante Pettovello, objeto de operaciones de todo orden en la interna ´libertaria´ y judicializada por encanutarse los alimentos de los comedores populares. La pandilla que conforma el gabinete del gobierno de Milei se ha convertido en una caricatura de “La Armada Brancaleone”, la mítica película del director italiano Mario Monicelli, pero a diferencia de esta última, los bandoleros libertarios no generan situaciones jocosas, sino que son la representación de la reacción del capital contra la clase trabajadora. 

 Lucas Giannetti 
 13/06/2024

Un paso atrás, demos dos adelante


La burocracia sindical organizó la derrota ante la ley antilaboral. 

 El Gobierno antiobrero y liberticida consiguió que el Senado aprobara la ley antilaboral y usuraria gracias a la complicidad de la burocracia de la CGT y del conjunto del arco político. 
 Es cierto que fue rechazada la eliminación de la cuarta categoría del impuesto al salario, que fuera votada en Diputados, y se mantiene temporalmente la moratoria jubilatoria. Pero Guillermo Francos, el jefe de Gabinete, ha obtenido garantías de que Diputados insistirá con la versión original. Milei recurrirá a vetos parciales del articulado que no lo conforme. 
 Lo que queda en pie es brutal: eliminación de las indemnizaciones por despido; el contrato individual, el facturerismo, la contratación de trabajo en negro; la limitación decisiva del derecho de huelga; la validación del despido discriminatorio contra el activismo. Hoy mismo las patronales se niegan a compensar los salarios por inflación, como ocurre en las paritarias de numerosos sindicatos, en especial en la UOM. 
 La burocracia sindical y el peronismo no organizaron la lucha contra este paquete legislativo -que reúne decenas de leyes-, algo que no puede sustituirse por maniobras de pasillo en el Congreso. Esta complicidad ha venido ocurriendo desde el primer día del gobierno antiobrero. Es así como Caputo y Milei impusieron la confiscación de salarios y jubilaciones; el parate de la obra pública; centenares de miles de despidos; y la recesión económica más grave desde el 2021/2022. La clase obrera está pagando el precio de la caducidad de los sindicatos dirigidos por burocracias inamovibles y millonarias, al servicio político del Estado y de las patronales. 
 Es necesario sacar conclusiones, como lo hicieron las generaciones de las grandes huelgas de fines de los años 50 del siglo pasado; del Cordobazo; de las huelgas contra Isabel Perón y la Triple A; del levantamiento obrero contra Galtieri; y del Argentinazo. 
 Impulsemos que las paritarias impongan la recuperación del salario real perdido en la última década y el ajuste mensual por inflación; que cesen los despidos y se reincorporen a los cesanteados, mediante el reparto de las horas de trabajo sin afectar los salarios.
 Impulsemos las huelgas generales y las ocupaciones generales de empresas para imponer estas reivindicaciones. Todo esto, sin olvidar la lucha por un presupuesto de Salud y Educación a expensas de las ganancias patronales y por medio de impuestos a las ganancias y patrimonios empresarios. Impulsemos una campaña de deliberación política en el activismo, con el propósito de sacar conclusiones de conjunto de esta derrota parcial, que debemos convertir en transitoria. 
 Así, daremos dos pasos al frente, ante el paso atrás que nos han impuesto el gobierno fascistoide y los partidos patronales. 

 Nota de tapa de Política Obrera N° 97 edición impresa.
13 de junio de 2024

Biden va a fondo contra los migrantes


Biden dictó la proclamación bajo las secciones 212(f) y 215(a) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad, que suspende la entrada de extranjeros que crucen ilegalmente la frontera sur hacia Estados Unidos, aboliendo de esta manera el derecho de asilo. Dicha proclamación va acompañada de una norma final provisional de los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional, que restringe el asilo para aquellos no ciudadanos, aplastando de ese modo el mayor derecho democrático internacional.
 El mandatario estadounidense firmó una orden ejecutiva que ordena la suspensión del ingreso en la frontera de los solicitantes de asilo y de migrantes (un cierre virtual del acceso a través del límite con México) cuando se superen las 2500 detenciones en un día. Las nuevas restricciones, que deben ser implementadas por el Departamento de Seguridad Nacional, se mantendrán vigentes hasta tanto las detenciones caigan por debajo de las 1500 por día. 
 A raíz de esto, el presidente norteamericano adelantó que habrá una "inversión especial para asegurar la frontera" a partir de "cambios estructurales", entre los que se encuentran la contratación de 1.500 nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza, 4.300 oficiales adicionales para tramitar las solicitudes de asilo, más jueces y "equipo de alta tecnología". Según el Departamento de Seguridad Nacional, en el último año, el gobierno federal ha deportado a más de 750.000 personas, la cifra más alta desde 2010. 
 Según funcionarios de Política Fronteriza e Inmigración, los migrantes todavía “van a poder presentarse de una manera segura y ordenada en un punto de entrada” siempre y cuando hayan solicitado una cita primero a través de la aplicación móvil “CBP1″, un portal a través del cual el gobierno norteamericano ya admitió un total de 590.000 personas desde enero de 2023 hasta abril pasado. Dichos funcionarios aseguran que las personas que aplican a una cita en un punto de entrada con la aplicación CBP1 van a ser exceptuadas de estas restricciones en la frontera.
 El anuncio de Biden llega horas después de la contundente victoria de Claudia Sheinbaum en las elecciones presidenciales de México y de la comunicación telefónica que mantuvieron ambos líderes hace pocos días. Estas acciones implican un riesgo y un desafío para el próximo gobierno de Morena al recordar que, por ejemplo, medidas similares adoptadas en al pasado tuvieron un costo diario de 100 millones de dólares. En ese sentido, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó que “queremos que lleguen a un acuerdo para que, si ellos (EE.UU.) toman una decisión de deportar, lo hagan directo (...) pero por qué triangular”. De este modo, AMLO y el progresismo ceden ante las políticas antiinmigratorias. 
 Este 2024, México trabó más el acceso de los migrantes a la frontera estadounidense. Sin embargo, son relativamente pocos los deportados, lo que provoca que muchos se queden atrapados en ciudades que están alejadas de la frontera estadounidense. Esta situación podría potenciarse aún más por la determinación impulsada por Biden, que ya entró en vigor. 
 Lo que se vislumbra a través de este acuerdo entre EE.UU. y México, son serios problemas futuros, ya que las autoridades migratorias están sobrepasadas, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) también está sobrepasada. Los centros donde se hospedan los migrantes son muy precarios. Los migrantes, específicamente los menores no acompañados y las mujeres, al igual que jóvenes, están en riesgo ante el crimen organizado y traficantes de personas. Sus derechos humanos podrían ser vulnerados.
 El mes pasado se cumplieron 100 años de la aprobación de la Ley de Inmigración de 1924, también conocida como Ley Johnson-Reed, que fue promulgada por el presidente Calvin Coolidge y fue una ley que mantuvo a dos generaciones de judíos, italianos y otros inmigrantes europeos fuera de Estados Unidos. En el contexto de la aprobación de esa ley, se verificó una enorme inmigración procedente del este y el sur de Europa que comenzó alrededor de 1890, con los niveles más altos de migración justo antes de 1910, y luego se desplomaron durante la Primera Guerra Mundial. Durante este período hubo una gran afluencia de personas que no hablaban inglés concentradas en determinadas ciudades y que fueron vistas como diferentes, como extranjeras. 
 También se dio, como resultado de la guerra, un verdadero “temor rojo” (el primer verdadero “temor rojo” en la historia de Estados Unidos) con el Fiscal General de Wilson, A. Mitchell Palmer, realizando redadas. Estuvo el procesamiento en curso de los socialistas inmigrantes italianos, trabajadores y anarquistas Sacco y Vanzetti por cargos falsos. La coalición política que impulsa la restricción de la inmigración en ese momento comenzó en el extremo derecho con el KKK. En el período de su renacimiento, el KKK se preocupaba principalmente menos por los negros que por los católicos y los judíos, ya que los negros no tenían derechos. Odiaban a los extranjeros porque tenían influencia política. La Ley de 1924 hizo imposible que tantos judíos emigraran a los Estados Unidos, generando que cientos de miles que huían de las masacres y los asesinatos en masa, que de otro modo habrían venido a Estados Unidos, perdieran la vida a causa de este acto. Ayer y hoy, con la crisis migratoria también, es socialismo o barbarie. 

 Sergio Escalas
 12/06/2024

Barcos rusos en Cuba: la pulseada de la guerra


A primera hora de ayer, a través de la bahía de La Habana, ingresaron barcos de guerra rusos a las aguas cubanas. Se trata del submarino nuclear “Kazan”, la fragata “Gorshkov”, el buque de abastecimiento petrolero “Pashin” y el remolcador de salvamento “Nikolai Chiker”. Las embarcaciones navegaban acompañadas por guías, pequeños botes que dirigen su avance por el estrecho canal de entrada. La Cancillería cubana había confirmado la semana pasada en un comunicado la visita de la flota rusa, que durará cinco días. 
 El Almirante Gorshkov está equipado con los modernos misiles hipersónicos Zircon, concebidos para armar cruceros, fragatas y submarinos rusos. Pueden emplearse tanto contra buques enemigos como contra objetivos terrestres. El presidente ruso, Vladimir Putin, detalló que el misil Zircon es un arma potente capaz de penetrar cualquier defensa antimisiles existente al volar nueve veces más rápido que la velocidad del sonido hasta una distancia de más de 1.000 kilómetros. Las embarcaciones pertenecientes a la Flota del Norte estuvieron realizando maniobras en el Atlántico, que comenzaron el martes. Recordemos, Cuba se encuentra a tan sólo 160 kilómetros de la costa norteamericana.
 La llegada de la flota sucede el mismo día que el canciller Bruno Rodríguez y su par ruso Serguéi Lavrov se reunieron en Moscú, informó la cancillería cubana. En los últimos años -en 2013 y 2019, respectivamente- se han producido dos visitas de flotillas rusas a la isla, pero ninguna que incluyera un submarino nuclear. En marzo, Rusia entregó 90.000 toneladas métricas de petróleo a Cuba para la asistencia en el alivio a la escasez mientras prometió cooperar con La Habana en proyectos que van desde la producción de azúcar hasta la infraestructura, la energía renovable y turismo. 
 Aunque la inteligencia estadounidense evaluó que ninguno de los buques rusos lleva armas nucleares, Estados Unidos autorizó el despliegue de tres poderosos destructores y un avión de reconocimiento submarino en la región, según indicó un funcionario del Comando Norte de Estados Unidos. Esto se da en el contexto en que, por causa del envío de armas y personal proveniente de la OTAN a Ucrania, Putin anunció que, si alguien considera posible suministrar tales armas a la zona de combate para golpear territorio ruso, su gobierno estaría habilitado a suministrar armas del mismo tipo a regiones del mundo donde se puedan golpear instalaciones sensibles de países que actúen contra Rusia. Putin incluso fue más allá, al plantear que la réplica ante el suministro a Kiev podría ser "asimétrica", sin descartar el posible uso de arsenal nuclear. 
 Días atrás, otras embarcaciones de guerra, esta vez estadounidenses, llegaron a las aguas territoriales argentinas. En este caso, se trató del portaaviones nuclear USS George Washington y sus acompañantes, perteneciente a la US Navy, una de las flotas de guerra más potentes del mundo.
 La presencia de las embarcaciones rusa en La Habana y estadounidense en Argentina, forman parte de la pulseada en el marco de la guerra mundial, encabezada por la OTAN contra Rusia y que también tiene frentes en Gaza y el África subsahariana.

 Presupuesto de guerra

 En este cuadro, los gastos en armamento a nivel mundial alcanzaron en 2023 su mayor subida en más de una década, con un monto récord de 2,4 billones de dólares, debido a la escalada bélica mundial, según un informe del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (Sipri). Estados Unidos, China, Rusia, India y Arabia Saudita figuran a la cabeza de la lista de países que más gastaron en armamento.
 Estados Unidos se mantuvo como el país con mayor gasto de la OTAN, pero la mayoría de los miembros europeos incrementaron su participación en 2023. Estados Unidos, líder mundial en gasto en Defensa, aumentó el suyo otro 2,3% y sumó 916.000 millones de dólares el año pasado, lo que significó el 68% del gasto militar total de la alianza transatlántica. Rusia aumentó su gasto un 24%, a 109.000 millones de dólares, a partir de las estimaciones del Sipri, y desde la anexión de Crimea en 2014, incrementó dicha partida en un 57%. 
 El gasto militar de Ucrania creció un 51%, a 64.800 millones de dólares. Al mismo tiempo, el país recibió 35.000 millones de dólares de ayuda, en su mayoría de Estados Unidos, lo que suma una inversión militar equivalente a más del 90% de la alcanzada por Rusia. En Europa, Polonia, presenta el mayor incremento del gasto en Defensa, un 75%, hasta 31.600 millones de dólares. En Israel se incrementó un 24% y alcanzó 27.500 millones de dólares en 2023, debido principalmente al genocidio perpetrado sobre Gaza. 
 China, por su lado, aumentó su inversión armamentística por 29º año consecutivo. En 2023 la subida fue del 6%, a 296.000 millones de dólares, según el Sipri. El cuarto país a nivel mundial, India, subió su inversión un 4,3%, a 83.600 millones de dólares. En los videojuegos, cuando su popularidad explotó hace treinta años, el final se frustraba con el “game over”. En el cuadro de la jugada que el capital y el imperialismo pretenden llevar adelante con la guerra, ese “game over” podría ser el de la humanidad entera. No faltará la irrupción de la fuerza elemental de las masas, la perspectiva revolucionaria para evitar ese desenlace.

 Sergio Escalas
 13/06/2024

miércoles, junio 12, 2024

Espionaje en el gobierno de Milei. ¿Cae Pettovello? Alimentos y Fundación CONIN

Díaz-Canel con jóvenes estadounidenses

Todos al Congreso para derrotar la Ley Bases y el ajuste de Milei


Este miércoles 12, desde las 9 hs, organizaciones políticas, sindicales, estudiantiles y populares concentrarán frente al Congreso de la Nación. 

 Este miércoles 12 el Senado debatirá en el recinto del Congreso de la Nación la Ley Bases de Javier Milei, con una batería de medidas y reformas antiobreras y antipopulares, en medio de un escenario abierto. Una coordinación de organizaciones y agrupamientos políticos, sindicales, estudiantiles y de diversos sectores convoca a concentrar desde las 9 hs para hacer caer la votación y derrotar el plan de ajuste de Milei. 
 El gobierno llega a esta votación en el marco de un escenario abierto, con dificultades en el propio campo de la burguesía y sus representantes políticos para consensuar reformas y modificaciones que atentan contra muchos de los intereses y negocios patronales de cada región y provincia. 
 En lo que sí acuerdan estos sectores patronales es en la reforma laboral antiobrera, la reimposición de Ganancias contra los salarios, la licuación de los salarios y las jubilaciones y los negocios con los recursos naturales a costa de la depredación ambiental y el saqueo. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Prensa Obrera (@prensaobrera) 
 El dictamen de la Ley Bases del Senado buscó “ampliar los consensos” para la votación del paquete de medidas de Milei, partiendo de hacerle lugar a las patronales locales y regionales en el negocio que postula el Régimen de Incentivos para Grandes Inversores (Rigi), que aún hace ruido entre los capitalistas. 
 Esto incluso ha dado lugar a que el presidente de la UCR y senador, Martín Lousteau, presentará su dictamen propio para el tratamiento en el recinto, el cuál podría ser acompañado por la bancada kirchnerista. Incluso a pesar de que el mismo contiene la reforma laboral regresiva de Milei. 
 Es que en materia de ataque a las condiciones de trabajo existe un entendimiento común entre los representantes políticos de los capitalistas. Recordemos que la propia Cristina Kirchner aconsejó una reforma laboral en su carta de 33 páginas con “recomendaciones” de gobierno al presidente. 
 El dictamen del Senado fue incluso más lejos en esta materia que el proyecto con media sanción de Diputados, consagrando la precarización y el fraude laboral, y criminalizando y prohibiendo el derecho a huelga, entre otras cosas. Esto sobre lo ya planteado con la extensión del periodo a prueba, el abaratamiento de las indemnizaciones, la habilitación de despidos discriminatorios y el fin de las multas a las patronales por nula o deficiente registración laboral. 
 Pese a contener este paquete antiobrero que sustentan los partidos políticos patronales y por el que calla la burocracia sindical, la Ley Bases aún cuenta con riesgo de caerse, tanto por los intereses patronales en pugna respecto a las reformas económicas y tributarias de este gobierno, como a la propia movilización popular.
 Esto reclama reforzar la movilización frente al Congreso de la Nación, a sabiendas que un acuerdo de los capitalistas sobre sus negocios dejaría expuestos a los trabajadores a todas las reformas en su contra. De allí el reclamo a las centrales obreras para que este miércoles 12 no solamente movilicen al Congreso, sino que lo hagan en el marco de una paralización total de la actividad económica. 
 Por lo pronto, este espacio de coordinación independiente convoca este lunes 10 a las 17 hs a una conferencia de prensa en el Congreso, para ultimar los detalles de la convocatoria y la lucha contra la nefasta Ley Bases y el plan de ajuste de Javier Milei. 

 Marcelo Mache