jueves, septiembre 22, 2016

Malvinas: Malcorra y el gobierno incurren en traición a la patria



No debe sorprender que el comunicado firmado entre la canciller Susana Malcorra y el ministro de Estado para América Latina de la Cancillería británica, Alan Duncan, haya generado una crisis que alcanzó al propio gobierno. Sucede que el nivel de entreguismo de la soberanía nacional ha superado todo lo visto. La canciller puso su firma en un comunicado que contempla la casi totalidad de los reclamos del Reino Unido y desconoce la legislación argentina que prohíbe a las empresas petroleras y pesqueras explotar los recursos naturales de las Islas Malvinas. Este frente único con el gobierno colonialista del Reino Unido en clara violación de las leyes vigentes en el país debiera alcanzar para que Malcorra y su gobierno sean acusados de traición a la patria.
Que el comunicado haya sido firmado en la trastienda del Mini Davos tampoco debiera sorprender. Este cónclave fue la verdadera audiencia pública del gobierno. La presencia del capo máximo de la British Petroleum fue retribuida con creces. Para el monopolio petrolero inglés, que es socio en Argentina de los Bulgheroni en la explotación de Cerro Dragón en Chubut, es clave que se remuevan las penalidades que le impiden explorar los recursos hidrocarburíferos en las Islas y las aguas adyacentes. La desinversión en materia energética en el país viene de larga data. La dolarización de los ’90 sirvió para exportar petróleo y gas agotando las reservas existentes. Ante este cuadro las nuevas inversiones apuntan a los recursos de la explotación no convencional o en las aguas del Mar Argentino.
El lobby para alcanzar un acuerdo con el Reino Unido en materia de hidrocarburos alcanza al conjunto de las petroleras, incluida también YPF que es socia de Chevron en Vaca Muerta. En momentos donde el precio del petróleo está en caída a nivel internacional es necesario reducir los costos de exploración para asegurar una tasa de beneficio media al gran capital. Para ello las petroleras necesitan hacer base en el continente pues los costos de las exploraciones en Malvinas y en el Mar Argentino son muy altos y reducen la renta. Como gancho adicional el gobierno ya asegura a las petroleras una dolarización de las tarifas y un precio que supera al internacional, tanto en materia de gas como de petróleo.
Por esta vía, el comunicado firmado por Malcorra con Alan Duncan va más allá de la entrega de la soberanía nacional de Malvinas. Es el petitorio completo del gran capital para reforzar sus posiciones en todo el territorio nacional, tanto insular como continental. Por eso es de prever que los cuestionamientos dentro de Cambiemos e incluso en sectores de la oposición patronal no pasen a mayores. Después de todo, comparten el punto de vista de que la salida a la crisis nacional pasa por “ofrecer posibilidades de inversión” al capital internacional.
Nuestro rechazo a este pacto colonial fue expresado en la audiencia pública por el precio del gas, donde mostramos la conexión que existe entre la dolarización de las tarifas y la entrega de la soberanía nacional.

Gabriel Solano

1 comentario:

julian Mendez dijo...

ys es sabido eso