sábado, febrero 04, 2023

Se estrenó “El Suplente” en Netflix


Un film "nacional y popular", o el sustituto que aterrizó en la escuela pública.

 Llegó a Netflix “El Suplente”, la coproducción latinoamericana-europea dirigida por el cineasta, guionista y productor argentino Diego Lerman. El film se estrenó este año en España y compitió en el 2022 en el festival Internacional de Cine de Toronto (Canadá). El film se propone narrar la historia de un profesor de Literatura que debe enfrentarse con la problemática narco en una escuela de barrio del otro lado del Riachuelo. 
 El tema, por demás interesante y de actualidad, es tratado sin embargo con una superficialidad complaciente con el sistema. El conflicto se ambienta en una escuela intervenida por el Ministerio de Educación que usa a la Gendarmería como fuerza de choque y control de estudiantes y docentes. A lo largo del film, el protagonista es empujado a optar por el “mal menor” de una falsa grieta entre un intendente, presumiblemente de Avellaneda y peronista, y su competidor narco, cuya filiación política se oculta. 
 Ambos se disputan el barrio manipulando el asistencialismo y combinando la corrupción, la infiltración de la inteligencia policial aliada al poder y la violencia criminal que tiene como víctimas a los jóvenes. Quizás lo mejor de “El Suplente” sea la actuación de los pibes que concurren a la escuela y los únicos que se rebelan. La hija de Diego Lerman y, en la ficción, del profesor, ganó un premio a la mejor actriz de reparto en San Sebastián. 
 La podredumbre del intendente no le impide al “Chileno” (padre del profesor, encarnado por un correcto Juan Minujín) actuar como puntero “honesto” al servicio del oficialismo. El “Chileno” representa a un militante social sin conciencia política de clase que justifica las maniobras inmorales de su jefe político, el intendente. El fraude radica en presentar al “Chileno” como una suerte de héroe que se inmola por el barrio.
 En una pretendida lección politica a su hijo, que aterriza en la escuela secundaria del barrio después de haber perdido un concurso en la Universidad (pública?), el “Chileno” adapta una máxima de Perón y la convierte en “hay que mojarse para pescar”, es decir cerrar los ojos y convalidar las porquerías de la política patronal. El oportunismo es reivindicado como un acto político de realismo. 

 Nacional y popular 

 Para no “spoilear” la historia, no contaremos la forma gangsteril con la que el intendente busca asegurarse su reelección, pero basta con saber que es el propio jefe narco quien le recrimina la falta de códigos por haberse metido con la escuela del barrio. 
 Al blanqueo del intendente asistencialista y capaz de las zancadillas más sucias se suma la romántica visión de un narco criminal con principios morales. La película de Lerman tiene un barniz nacional y popular de corte comercial para hacerla digerible. El personaje del profesor carece de una personalidad política definida y se conforma con ser un docente “piola” y solidario con sus alumnos. El slogan kirchnerista “nadie se salva solo” es utilizado por Lerman para darle una insólita resolución a la persecución del estudiante amenazado de muerte por el “Perro”, el jefe narco. En pocas palabras, la lucha es sustituida por la fuga. 
 En “El Suplente” sobrevuela todo el tiempo la adaptación al régimen. Siendo una película que tiene como protagonista a un docente, la docencia aparece como cómplice de la intervención ministerial-policial. Un “yo vengo a la escuela a enseñar” que acepta la intimidación de los gendarmes y funcionarios en la escuela y en las aulas. Se trata de una deformación capciosa para tratar al docente como un clasemediero sin conciencia, desconociendo la labor de los equipos de orientación y el rechazo de la docencia bonaerense al ingreso de la policía en las escuelas so pretexto de la “inseguridad”. 
 Un momento particularmente insidioso del film es la “asamblea” donde la mayoría de los profesores “votan” seguir dando clase a pesar de que la Gendarmería filtra y requisa a quien entra y sale de la escuela secundaria. ¿Quién le dijo al director Lerman que ese es el proceder habitual de la docencia bonaerense? El “Profesor” no va más allá de la búsqueda de una comunicación sensible y solidaria con sus estudiantes. Aunque loable, es muy poco frente al conflicto social que tiene como víctima a la juventud precarizada y desocupada, a merced de la violencia del Estado y el matonaje narco. 
 Brilla por su ausencia en el film de Lerman la lucha organizada de la docencia contra los narcos y contra la ocupación de la escuela por la Gendarmería. También la organización gremial que parece no existir. La presentación despolitizada del colectivo docente -que opta por dar clases con la Gendarmería adentro de la escuela- contrasta -de la mano del director de “El Suplente”- con la exaltada solidaridad social con que presenta al “Chileno” y a los curas villeros del barrio. Ese es el modelo con el que se identifica el film y su director-guionista.
 La excepción a esta versión mentirosamente indiferente de los docentes del Conurbano son el profesor suplente, de paso por la escuela, y una docente que vive en el barrio y se mueve en soledad sin el acompañamiento de sus pares. El tercer resistente es otro profesor que propone votar si van o no a dictar clases mientras la Gendarmería continúe ocupando el establecimiento escolar. Por la forma en que es pintado el personaje (literal) esta resistencia se presenta como una salida sin futuro. Una vez más, se condena la lucha como una “troskeada” inofensiva e infantil (Baradel agradecido). 
 Para conformar el personaje del docente que pelea desde adentro del sistema, el profesor termina disculpándose (“estuve mal”) ante un burócrata del Ministerio enviado expresamente para vigilantear, observar e intervenir las clases. El “arrepentimiento” del profesor no podría ser más patético cuando le reconoce al funcionario “estar haciendo su trabajo” como si la Dirección General de Escuelas bonaerense y el Estado fuesen políticamente inocuos.

 Comentarios finales 

 Resumiendo, es poco lo que se puede rescatar de” El Suplente” con excepción de algunas actuaciones como la del pibe perseguido por los narcos, sus compañeros de clase y la siempre excelente Rita Cortese. No se trata de pedirle a una obra artística que sea un panfleto militante pero el propio film “se vende” a sí mismo como una denuncia social y pintura de la vida barrial. 
 El peronismo punteril que recorre a “El Suplente” impregna un film mediocre. La lucha contra la penetración narco en una juventud sin trabajo y explotada es una cuestión de régimen y transformación social. La mirada nacional y popular es de una tremenda hipocresía, sobre todo cuando la docencia bonaerense mete las patas en el barro todos los días y sufre la desmoralización de un trabajo profesional mal pago y desjerarquizado. 
 La escuela es un espacio de conflicto, pero para acabar con la miseria y la descomposición social hay que transformar la realidad sobre nuevas bases sociales. Este comentario es también una invitación a ver “El Suplente” con una mirada crítica, rescatando la rebeldía de la juventud, tanto de los estudiantes como la de la hija del profesor, una adolescente de doce años que defiende ante sus padres el derecho a decidir sobre su educación. A pesar del panfleto moralizante y peronista, “El Suplente” ofrece en este plano una visión optimista.

 Daniel Rapanelli

En el Día Mundial de los Humedales, el gobierno avanza en la depredación capitalista del ambiente


Aún seguimos sin la aprobación de la Ley de Humedales. 

 Desde el 2013 que cientos de organizaciones socioambientales y de lucha viene reclamando la Ley de Humedales en la Argentina. Resulta que los humedales son esenciales para el 40% de la biodiversidad del mundo. Se trata de ecosistemas fundamentales para detener y revertir la crisis climática que es más moneda corriente que nunca ¿Pero por qué no se ha aprobado la Ley de Humedales con el gobierno del Frente de Todos?
 Un dato histórico es que los últimos 300 años han desaparecido el 87% de los Humedales (La Nación, 2/2), no es casualidad que esto suceda en sintonía con el desarrollo histórico y la decadencia actual del régimen capitalista.
 Esto se replica en la región del Delta del Paraná, con más de 1,5 millones de hectáreas arrasadas por los fuegos intencionales de las patronales agropecuarias en tan solo tres años. Estas quemas tienen el objetivo de expandir la frontera sojera y engrosar las ganancias de los depredadores del ambiente con el aval del gobierno nacional, que busca desesperadamente el ingreso de divisas para afrontar el pago al FMI, pero no es sin consecuencias.
 Actualmente la Argentina está atravesando una de las peores sequías de su historia, en donde se calculan pérdidas económicas en la producción de trigo, soja y maíz de 10.400 millones de dólares, equivalente al 2,2% del PBI. Lo que conducirá a un descalabro económico y a un aumento mayor de los alimentos que ya son inaccesibles para amplias franjas de la población trabajadora empobrecida por la altísima inflación. 
 Ante esta dramática situación, el ministro Sergio Massa en una reunión con la Mesa de Enlace y la Mesa Agropecuaria, solo atinó a anunciar más medidas al rescate de las patronales con líneas de crédito y más exención de impuestos, mientras se ajusta a los trabajadores. 
 Entre más se alteren los ecosistemas, más se profundizan las contradicciones económicas y ambientales. Es por eso que en estos años el movimiento ambiental e independiente de los gobiernos, con cientos de organizaciones de lucha, se movilizó masivamente en defensa de los humedales a lo largo y ancho del país, logrando que se diera dictamen a la Ley de Humedales en Diputados. Pero el gobierno dilató su tratamiento en el recinto para evitar su aprobación porque prefiere defender el pago de la deuda externa y los intereses de las patronales del campo. 
 El punto de inflexión de esta orientación del FDT fue la reciente designación de Antonio Aracre como Jefe de Asesores de Alberto Fernández, un lobbista de los agrotóxicos y exCEO de Syngenta. Mientras tanto, el ministro de Ambiente Juan Cabandié se la pasó twitteando mientras se incendiaban decenas de provincias en simultáneo y no tomó ninguna medida concreta en favor de la preservación del ambiente y los humedales. 
 La conclusión debe ser que en el marco del Día de los Humedales se hace urgente seguir profundizando la movilización popular e independiente en defensa del ambiente que conquiste la Ley de Humedales en las calles y derrote la depredación capitalista responsabilidad del gobierno. 

 Gennaro Biglieri

Despidos masivos y luchas obreras en la industria tecnológica


En enero, las empresas del rubro despidieron a casi 70.000 trabajadores.

 Las empresas tecnológicas han despedido en lo que va de enero a casi 70.000 trabajadores, como parte de un plan de ajuste internacional. 
 El grupo Meta, de Mark Zuckerberg, al que pertenecen Facebook, Instagram y Whatsapp, se desprendió de 11.000 trabajadores; Salesforce, la compañía estadounidense de software, despidió a 7.000; la empresa matriz de Google, Alphabet, a 12.000; la multinacional Microsoft cesanteó a 10.000; Amazon a 8.000, e IBM a 3.900. 
 Este proceso no representa una novedad. La oleada de despidos tuvo su origen en 2022, año en el cual las grandes tecnológicas echaron aproximadamente a 160 mil empleados.
 Los pulpos del sector se beneficiaron durante la pandemia concentrando negocios, gracias al crecimiento del comercio electrónico. Frente al reflujo de esa modalidad de compra, comenzaron a reducir personal. 
 Otras compañías se han embarcado en un proceso de reestructuración; por ejemplo, la alemana SAP, que también ha despedido trabajadores, busca centrarse en el rubro de los servicios informáticos en la nube. Amazon decidió cerrar su centro logístico de Martorelles, un municipio catalán, y abrir dos plantas en Zaragoza y Figueres. 
 La patronal de Amazon pretende que los empleados se trasladen a las nuevas fábricas (que estarán situadas a cientos de kilómetros de la planta de Martorelles), donde serían contratados bajo convenios colectivos cuyos salarios son más bajos. Frente a esto, los trabajadores fueron a la huelga, y realizaron piquetes que mantuvieron paralizada buena parte de la actividad de la empresa. Las reestructuraciones son un mecanismo utilizado por la clase capitalista para recomponer su tasa de ganancia, sobre la base de una mayor explotación laboral. 
 La suba de las tasas de interés que los principales bancos centrales del mundo vienen implementando está afectando particularmente a las compañías de la industria tecnológica, que se han apoyado en créditos a tasas bajas (o negativas) para apalancar sus negocios y avanzar en procesos de concentración de capital. A su vez, la posibilidad de que la economía mundial asista a una recesión, algo que dislocaría brutalmente el mercado, alimenta la incertidumbre de las empresas y los inversores. 
 En este marco, asimismo, las ganancias de las compañías han estado disminuyendo. En 2022, IBM registró beneficios por 1.500 millones de euros, un 67% menos que en 2021. Los beneficios de Microsoft, por su parte, se redujeron un 13,5% con respeto a los que obtuvo el año pasado. En 2022, SAP vio caer los suyos en un 56%. 
 Para la clase trabajadora, enfrentar esta ofensiva patronal es clave. 

 Nazareno Kotzev

Los alcances del pacto militar entre Estados Unidos y Filipinas


Protesta contra el pacto militar. 

Se refuerza el cerco contra China. 

 El gobierno de Estados Unidos y el de Filipinas sellaron este jueves un acuerdo que refuerza la presencia militar norteamericana en la nación del sudeste asiático. El objetivo de Washington es profundizar su presión política y militar contra China, en el marco de un recrudecimiento mundial del belicismo, cuyo epicentro es la guerra en Europa. 
 El pacto extiende el denominado Acuerdo de Cooperación de Defensa Mejorada (Edca), el cual fue firmado por la Casa Blanca y Manila en 2014. Mediante el mismo, Estados Unidos comenzó a utilizar cinco bases militares del archipiélago. Los ejércitos de ambos países realizan entrenamientos conjuntos y planifican diversos tipos de operaciones; las tropas norteamericanas, asimismo, colaboran con el gobierno filipino en tareas de inteligencia, y asesorando a sus tropas en su combate contra el Estado Islámico. Con la extensión de ese pacto, Washington podrá usar cuatro bases más. A su vez, como parte del acuerdo, que fue realizado con el pretexto de una posible invasión china de Taiwán, el gobierno de Joe Biden asignó 82 millones de dólares para mejorar la infraestructura de los cinco destacamentos militares mencionados. Xi Jinping, el presidente de China, acusó a Biden de “agravar las tensiones en Asia”. 
 Las instalaciones militares sobre las cuales se emplazarían las tropas estadounidenses se encuentran ubicadas en sitios que, desde el punto de vista del imperialismo norteamericano, son estratégicos. Dos de ellas están en la provincia de Cagayán, situada al otro lado de la frontera marítima con Taiwán y del sur de China. Y las dos restantes están en la costa occidental de Filipinas, cerca de las provincias de Palawan y Zambales, frente al Mar de China Meridional. A través de este mar, disputado por varios países, circula un porcentaje significativo del comercio internacional. Estados Unidos y Filipinas han construido estas relaciones durante muchos años. Por ejemplo, el país asiático, que es una excolonia norteamericana, apoyó a Washington durante la Guerra Fría, y más tarde haría lo mismo en las invasiones estadounidenses de Afganistán e Irak. El Edca no es el único acuerdo de carácter militar entre la Casa Blanca y Manila. En 1954, ambos países firmaron el llamado Acuerdo de Defensa Mutua. Y pactaron, en 1999, el Acuerdo de Fuerzas Visitantes, que permite a miles de militares norteamericanos arribar cada año a Filipinas para realizar ejercicios de combate a gran escala. 
 La extensión del Edca equivale a una intromisión mayor del imperialismo en la región, y a un reforzamiento de la atadura política de Filipinas a él. Representa un cambio de la política exterior de este país con respecto a la del gobierno anterior; Rodrigo Duterte, el expresidente filipino, había ensayado un acercamiento a Beijing, y amenazado con romper las relaciones con Estados Unidos. Washington viene pisando fuerte en Asia, recientemente anunció que a partir de 2024 reubicará en la isla de Guam a 4.000 marines que actualmente están instalados en Okinawa, Japón. Tokio, que también rivaliza con China, mantiene lazos con Filipinas. El gobierno de Estados Unidos llegó a un acuerdo con el de Corea del Sur para dar lugar a un despliegue de pertrechos yanquis como cazas de combate o bombarderos en la Península de Corea, lo que tiene como objetivo intimidar también a Corea del Norte, que ha estado realizando sus maniobras militares. El gobierno surcoreano de Yoon Suk-yeol está considerando la posibilidad de construir sus propias armas nucleares, o en su defecto que Estados Unidos le envíe las suyas. 
 Washington y Seúl llevaron adelante hace poco maniobras militares en conjunto; Biden pretende incluso volver a desarrollar ejercicios con fuego real en la región, los cuales fueron suspendidos por el gobierno de Trump. La situación es compleja, y los intereses sociales y económicos que están detrás de este proceso son múltiples. Pero el panorama muestra que la tendencia a la guerra caliente supera las fronteras europeas.
 A la presión militar se le suma, además, la presión económica; la administración Biden ha restringido sus exportaciones (y la de ajenos) de componentes para fabricar microchips a China. En esta línea, la Cámara de Representantes estadounidense creó un comité bipartidista para evaluar cómo profundizar la competencia económica contra Beijing. 

 El gobierno filipino 

El gobierno de Filipinas está comandado por el derechista Ferdinand Marcos Jr. (también conocido como Bongbong). Bongbong es hijo de Ferdinand Marcos, quien fuera dictador de Filipinas entre 1965 y 1986. La dictadura de Marcos, una cleptocracia, fue derrocada por una rebelión que fue conocida como la “revolución del poder popular”. 
 Marcos Jr., que pertenece al Partido Federal, llegó al poder después de salir victorioso en las elecciones presidenciales de mayo. Ganó con más de 31 millones de votos (59%). En segundo lugar quedó Leni Robredo, del Partido Liberal, que obtuvo 15 millones menos de votos (28%). Robredo fue vicepresidenta de la administración Duterte. Y Bongbong formó su frente electoral con Sara Duterte, la hija del exmandatario. En la campaña electoral, Marcos Jr. desarrolló un discurso nacionalista, prometiendo, mediante una campaña masiva de fake news, que con él Filipinas volvería a los tiempos de bonanza (sic) que reinaban bajo la dictadura de su padre. Su alianza con la hija de Rodrigo Duterte, cuya administración terminó con cierta popularidad, también le ayudó a cosechar la victoria. Joe Biden fue el primer líder extranjero en llamar a Marcos Jr. para felicitarlo por su triunfo.
 El gabinete de Bongbong está formado por aliados familiares y tecnócratas. Y su partido político está integrado por exjefes de la policía, y vinculado a escuadrones de la muerte anticomunistas. 
 El régimen político filipino no ha perdido su carácter cleptocrático, en él la corrupción es la norma. Tiene una particularidad, la mayoría de los políticos capitalistas pertenecen a dinastías y clanes. Por ejemplo, más del 51% de los gobernadores forma parte del clan Duterte, que tiene una primacía en el sur del país. En el norte, por el contrario, la tiene el clan Marcos. Asimismo, es un régimen ultrarrepresivo, que a menudo utiliza métodos violentos y coercitivos para atemorizar a la clase obrera. La Ley Antiterrorista vigente permite el arresto de personas durante 24 días sin orden judicial. Sara Duterte, la actual vice, busca imponer el servicio militar obligatorio para jóvenes de 18 años, y Bongbong ha dicho que está dispuesto a establecer la pena de muerte para “los criminales que no puedan ser rehabilitados”. Antes, Duterte padre, que gobernó con mano de hierro, llevó adelante una “guerra contra las drogas”, en 2016. En ella, más de 30 mil personas fueron ejecutadas sin ningún proceso judicial. Algunos analistas creen que el nuevo gobierno terminará de liquidar las libertades democráticas. 
 La situación económica y social por la que deberá atravesar el nuevo gobierno es explosiva. El 22% de la población está subempleada o desempleada, y el salario mínimo se encuentra por debajo de la línea de pobreza. Este empobrecimiento de las masas vino acompañado de un enriquecimiento de una minoría social; entre 2020 y 2021, los 50 filipinos más ricos vio crecer su riqueza en un 30%. Los capitalistas nativos también están ligados a diversos clanes. Entretanto, la inflación está aumentando y la deuda pública del país asciende a 231.000 millones de dólares, lo que equivale al 63% del PBI.  
Varios activistas protestaron frente al campamento militar donde el gobierno yanqui y el filipino cerraron el acuerdo. La pelea contra el imperialismo y el gobierno derechista de Marcos Jr. debe ser llevada a cabo por toda la clase trabajadora y el campesinado pobre de Filipinas.

Nazareno Kotzev

viernes, febrero 03, 2023

El hambre en Reino Unido


La guerra imperialista en Ucrania está jalonando la mayor suba de precios de los últimos 41 años. A pesar de ser el sexto país más rico del mundo, la tasa de pobreza alimentaria del Reino Unido se encuentra entre las más altas de Europa.
 Según las últimas estadísticas gubernamentales, el número de personas que viven en situación de inseguridad alimentaria aumentó drásticamente en los últimos años. Entre 2020 y 2021 abarcaba a 4,2 millones de personas. En septiembre de 2022, sumaron 9,7 millones. Una de cada siete personas en Reino Unido se salta las comidas que no puede pagar. Otra estudio revela además que el 44 % de los británicos se propone reducir el gasto en alimentos, debido a que los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas aumentaron un 13,3 % interanual hasta diciembre de 2022. El precio del gas subió 129 % y la electricidad, un 66 %. Los alquileres son cada vez más altos. El resultado es una inflación arriba de los dos dígitos, mientras los salarios se desploman. Adicionalmente, las medidas de austeridad bajo una década de gobiernos liderados por conservadores también han devorado los beneficios pagados a muchas familias de bajos ingresos. 
 Esta situación empuja a muchas familias, cada vez más a menudo, a recurrir a los bancos de alimentos para poder comer. Hay un dato demoledor: una de cada cinco personas que van a un banco de alimentos de la red Trussell Trust proviene de hogares donde aunque sea un adulto trabaja. Según Trussell Trust, hubo un número récord entre abril y septiembre del año pasado: 320.000 personas recurrieron a ellos. Esto es un aumento del 40 % en comparación con el año anterior. La organización espera proporcionar diariamente un promedio de más de 7.000 paquetes de alimentos de emergencia en los próximos seis meses. 
 Por esta gran demanda, muchos bancos de alimentos experimentaron problemas de suministro por falta de los mismos. Mientras tanto, el 46 % de las organizaciones de subvención de alimentos están preocupadas por su capacidad para ayudar a las personas si la demanda se mantenía igual o seguía aumentando. La gran mayoría de estos centros se financia con donaciones de particulares y empresas locales, así como con ingresos de subvenciones de fideicomisos benéficos. 
 Otro sector castigado por la crisis son los niños. Casi 1,9 millones de ellos apelan a comidas escolares gratuitas, esto es el 22,5 % de los alumnos de las escuelas públicas de Inglaterra. Significa un aumento de casi 160.000 alumnos desde enero de 2021. La demanda es mayor, según las organizaciones benéficas, pero muchos niños mayores de familias de bajos ingresos no alcanzan el umbral para solicitar asistencia porque sus padres ganan algo más que el límite para recibir la ayuda. Es por eso que muchas escuelas han empezado a ofrecer comidas gratuitas a todos los alumnos, no únicamente a los que tienen derecho a ellas por el sistema de bienestar social. Para algunos niños, las comidas escolares se han convertido en los últimos tiempos en la única comida confiable y nutritiva del día. Cada vez son más comunes los casos de niños que tienen problemas de aprendizaje por la falta de comidas o por no consumir los nutrientes esenciales.
 Esta es la cara más brutal de la guerra y de las políticas aplicadas por los gobiernos británicos. La creciente ola de huelgas es la reacción a este brutal ataque a las condiciones de vida.

 Mauri Colón 
 02/02/2023

Gran Bretaña: la mayor huelga en 11 años


Los trabajadores británicos han protagonizado una huelga imponente contra el gobierno del conservador Rishi Sunak. El reclamo central es el aumento de salarios. La inflación ha roto todos los récords de los últimos 40 años, superando el 10,5 % anual. El gobierno viene ofreciendo aumentos salariales del 5 %. Impulsa en el Parlamento una ley antihuelgas que impone servicios mínimos en los sectores denominados estratégicos –energía, transporte, educación, guardias fronterizas, salud, entre otros. En el Reino Unido se encuentran prohibidas las huelgas catalogadas como “políticas”, es decir, huelgas coordinadas entre los sindicatos. La burguesía británica ha quedado marcada por el trauma histórico de la huelga general de 1926 y de las huelgas masivas contra el gobierno de Thatcher-Major. 
 A pesar de estas limitaciones, medio millón de trabajadores se dieron cita para manifestarse en múltiples “picket line” (piquetes) por toda Gran Bretaña. La movilización que tuvo cita central en Westminster (sede del Parlamento británico) destacó el rechazo a la limitación a las huelgas. 
 El impacto fue total. Se calcula que 23.000 escuelas y 150 universidades debieron suspender la jornada. Era un milagro conseguir un tren o subte que circulara por Londres. En los aeropuertos se extendieron largas filas para ingresar o salir del país, retrasando aún más los vuelos. Los ministerios permanecieron prácticamente cerrados ante la ausencia de 100.000 trabajadores. 
 El calendario de huelgas continúa. En los próximos días habrá huelgas de 48 horas en diferentes hospitales. Las mismas fueron convocadas por los gremios de ambulancias, médicos y enfermeras. Según los sondeos, las huelgas reciben el apoyo mayoritario de la población (La Nación, 1/2). 
En un plano económico más general, asistimos a una quiebra general de la cadena de pagos, de producción y de abastecimiento derivado de la guerra de la OTAN contra Rusia y del fracaso del Brexit. Todo esto se ha combinado con una clase obrera agobiada por años de pérdida salarial, que alcanza en varios casos al 20 % del salario real, y en el marco de huelgas crecientes en el Viejo Continente (Francia, Portugal, España). 

 Joaquín Antúnez 
 02/02/2023

Morales y el “anochecer de un día agitado”


Gerardo Morales se propuso el doble desafío de retener la provincia bajo un gobierno radical y catapultarse para integrar una fórmula presidencial. Con este propósito se encuentra recorriendo el país y viajando al exterior. 
 Previo a la cumbre de la UCR de enero en Mar del Plata, Morales y Lousteau tuvieron una reunión con el sector de Larreta y sus equipos económicos en la misma ciudad para realizar un análisis de la situación y propuestas comunes de salida a la crisis. Al finalizar este encuentro, los cuatro dirigentes se tomaron una fotografía cruzando la calle, emulando la tapa del célebre disco de The Beatles, “Abbey Road”. Una lectura de la imagen supone las candidaturas de una hipotética fórmula presidencial conjunta de Larreta y Morales, Santilli en provincia y Lousteau en CABA. 
 Esto no fue bien recibido por el resto de la dirigencia radical, que tenía prevista una “cumbre” dos días después. Acusaron a Morales de “cortarse solo”. Finalmente, a la cumbre pegaron el faltazo los gobernadores Rodolfo Suárez y Gustavo Valdez, los senadores Luis Naidenoff y Carolina Losada y el neurocirujano Manes, entre otros referentes. Quedó al desnudo que el presidente del partido no cuenta con el apoyo unánime para una eventual candidatura, discusión de alianzas y acuerdos. 
 En el plano local las cosas no pintan mejor. El gobernador adelantó la elección provincial para despegarla del escenario nacional. El oficialismo, en este caso, enfrenta a un peronismo dividido. 
 Sin embargo, hasta el día de la fecha el oficialismo no ha podido anunciar la fórmula que competirá por la sucesión de Morales. En un escenario sin un candidato fuerte de su propio ‘riñón’, la incógnita más importante es la de quién va a ocupar la candidatura de vice y si se reeditará la alianza con sector del peronismo local que responde a Sergio Massa, como ya lo hizo en 2015 y 2019. Por otra parte, el candidato radical que mejor mide en las encuestas es el intendente de San Salvador, “Chuli” Jorge, quien responde a otra facción de la UCR. Morales, en cambio, quiere un candidato que responda directamente a sus necesidades y eventualmente pueda blindarlo al dejar la función de gobernador. Para sortear esta situación, se baraja la posibilidad de que Morales encabece la lista de convencionales constituyentes, elección que se realiza junto a las provinciales, lo que le permitiría ponerse en la boleta electoral y también cargarse al hombro la campaña. 
 En el plano nacional, Gerardo Morales ha propuesto a su partido realizar una interna partidaria previa a la PASO, para despejar de candidaturas presidenciables dentro de la UCR. 
 Frente a la agudización de la crisis y la amenaza de ruptura de las alianzas, Morales ha decidido explorar todas la variantes. Es un animador de las reuniones del “Norte Grande”, donde se reúne asiduamente con los gobernadores del peronismo, para negociar en bloque subsidios, obras y exenciones para todas las provincias. También visitó a Schiaretti y sigue teniendo una relación privilegiada con Sergio Massa. Dentro de JxC, ha llegado a un acuerdo con Carrió para reivindicar fórmulas cruzadas, boleta única, gobierno de coalición y “transparencia electoral”, en el marco de la búsqueda de un acuerdo con el larretismo. En febrero se formalizarían las candidaturas de estos sectores. 
 Las divisiones dentro de JxC son profundas. En cinco provincias la ruptura es casi un hecho. La mesa de Juntos por el Cambio ha discutido la sanción a los candidatos que no respeten las reglas y los acuerdos de la propia mesa, pero es claro que los que no acuerdan y torpedean la posibilidad de unificar listas son los mismos integrantes de la dirección de JxC, cruzada por la defensa de diferentes intereses capitalistas y apetencias personales. 
 En esta interna se ha colado la crisis por el espionaje al celular del ministro D’alessandro y sus intercambios con el vocero del presidente de la Corte Suprema. Varios sectores del propio JxC acusan al macrismo por la filtración, con el propósito de hundir o condicionar la candidatura de Larreta. En la vereda del frente, un sector del radicalismo ha solicitado que se investiguen las filtraciones y los eventuales casos de corrupción en el PRO (Telam5/1). 
 Gerardo Morales, hasta hace no mucho, corría con ventaja, pero se ha encontrado en su camino con la crisis política y la tendencia a la disgregación de los bloques patronales, en el cuadro de agotamiento de todo el régimen, del Estado y sus instituciones.

 Iñaki Aldasoro 
 02/02/2023

Arietto denuncia a Bullrich


En la feroz interna que atraviesa a Juntos por el Cambio, el tema más ruidoso de la disputa probablemente sea el de la cuestión represiva. Los ataques de Patricia Bullrich contra Horacio Rodríguez Larreta por la ´permisividad´ frente a las marchas y piquetes en la Ciudad son anteriores incluso al gobierno Macri. El último cruce de esta saga fue el que protagonizaron Florencia Arietto y la ex ministra de Seguridad. 
 Arietto es abogada. Fue asesora de seguridad en el Club Atlético Independiente durante la gestión de Cantero, se enroló en el Frente Renovador de Massa, luego saltó al macrismo y fue asesora de Bullrich durante sus años de ministra. Su pase más reciente fue al bando del ´larretismo´. Para diferenciarse, atacó a Bullrich por los operativos en Cushamen y en Lago Mascardi, en los que murieron Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, respectivamente. “No podés dejar un muerto en cada operativo”, “Patricia agarra todas las curvas a 180”, fueron algunas de las frases que le dedicó a Bulrich en TN. Le respondieron otros ´halcones´ que reportan a la ex ministra, como el inefable Fernando Iglesias. Finalmente, Arietto se desdijo, pidió disculpas y admitió que “hay una guerra” con el kirchnerismo. Como se sabe, las primeras víctimas de una guerra son la verdad y los escrúpulos. Finalmente, todos los cambiemitas volvieron a coincidir en reflotar las versiones de que Maldonado “se ahogó” y Nahuel “murió en un enfrentamiento”. Pero lo cierto es que uno apareció en el rio, luego de la represión a sangre y fuego de Gendarmería, y el otro cayó alcanzado por las ráfagas de ametralladora de Prefectura. 
 En su respuesta, Bullrich dobló la apuesta. Habló de sacar al Ejército a la calle, y acusó de timoratos a quienes no se animan “por miedo a que se repita a lo que pasó en otra oportunidad histórica” –eufemismo de la última dictadura militar. Reafirmó su postura de involucrar a las fuerzas armadas en la “lucha contra el narcotráfico”. En México, Colombia y Brasil, los resultados de esta política fueron el reforzamiento del narco, una mayor injerencia de Estados Unidos y la DEA en el aparato represivo y un reguero de muertes. 
 La cuestión de la política represiva atraviesa a las dos coaliciones de gobierno. El Frente de Todos tuvo su primera escaramuza interna, apenas asumieron los Fernández, cuando chocaron la antropóloga Sabina Frederic y el ex carapintada Sergio Berni. Una se identificaba con la ´seguridad democrática” -la variante ´progre´ de gases lacrimógenos e infiltración que promueven Verbitsky-Garré- y el otro, con la “mano dura”, apegado a la vieja ´bonaerense´. El ganador provisional de la puja fue Aníbal Fernández, veterano socio de la Policía Federal, quien se quedó con la cartera de Seguridad. 
 El tema es candente, en el marco de un derrumbe económico y político y de todos los indicadores sociales –y de rebeliones y levantamientos populares en el continente. 
 El resultado de una u otra variante represiva puede terminar arrastrando a cualquier gobierno. La descomposición del aparato de seguridad es manifiesta. La AFI se ha desintegrado en camarillas que conspiran unas contra otras. Numerosas versiones vinculan a esta ´guerra de espías´ la publicidad de los chats entre jueces, fiscales y funcionarios que viajaron a Lago Escondido financiados por el Grupo Clarín. Por los mismos motivos, ningún sector ha reclamado que se investiguen a fondo las conductas de la policía, los servicios de inteligencia y hasta la custodia personal de la Vice, durante el fallido atentado que sufrió en la puerta de su domicilio. 
 De Stiuso-Milani a Arribas-Bullrich, el resultado inevitable será crítico. Para los trabajadores, la cuestión también ocupa un lugar importante en su agenda. Volverá a plantearse en ocasión del próximo 24 de Marzo, en la lucha por el castigo a todos los culpables. 

Jacyn 
 02/02/2023

miércoles, febrero 01, 2023

América Latina, otro escenario de la guerra imperialista


El Comando Sur de Estados Unidos ha lanzado una campaña para que los países latinoamericanos que cuentan con material ruso en sus arsenales lo envíen a Ucrania y lo reemplacen por suministros norteamericanos. El planteo fue rechazado, hasta ahora, por Brasil, Colombia y Argentina. Por su parte, Ecuador, Uruguay y el convulsionado Perú no se expidieron, pero tampoco manifestaron entusiasmo. Finalmente, los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, que completan la lista, mantienen lazos políticos y de solidaridad con Moscú. Las fuerzas armadas de estos nueve países cuentan desde cazas y aviones de ataque, pasando por helicópteros, artillería, vehículos blindados, armamento ligero y munición de origen ruso. 
 A lo largo de estos años, Rusia se ha posicionado como proveedor de armamento en América Latina, disputando con otros vendedores mundiales como Estados Unidos, China o Francia. “El componente militar [de las actividades comerciales de Rusia] ha representado una amenaza en el ´patio trasero´ norteamericano y sus intereses particulares” (zona-militar.com, 6/5/22). El estallido de la guerra imperialista en Ucrania puso una pausa a negociaciones y proyectos en curso, obligando a los países de la región a diversificar sus proveedores. “Las sanciones (a Rusia) están funcionando porque están teniendo problemas para obtener repuestos y similares para mantener sus sistemas de armas operativos”, afirmó la general Laura Richardson, a cargo del Comando Sur de los Estados Unidos (zona-militar.com, 20/1). 
 El interés yanqui en recuperar armamento ruso, aunque sea obsoleto, se debe a que condice con el material bélico que las fuerzas armadas ucranianas manejan desde la época de la Unión Soviética. Sus oficiales están entrenados en su uso. En cambio, la entrada en combate de los tanques alemanes Leopard 2 se verá demorada varios meses, fundamentalmente, por el tiempo que demanda la capacitación de los soldados. Por su parte, el gobierno de Brasil habría rechazado una solicitud de Alemania para suministrar diversos tipos de municiones empleadas por los tanques Leopard 1A5BR en manos de las Fuerzas Armadas de Brasil, de origen germano. 
 La iniciativa de este ´enroque armamentístico´ fue lanzada por la misma Richardson en el ámbito del “Commander Series”, el foro que realiza el think tank ´Atlantic Council´. Debe enmarcarse en la disputa del imperialismo yanqui con Rusia y China por la ´influencia´ regional, cada vez más exacerbada. Richardson, precisamente, “hizo hincapié sobre la importancia de la región, así como los avances que han realizado China y Rusia en distintos ámbitos” (id). La presión yanqui es cada vez más intensa, pero los intereses comerciales que enlazan a las burguesías latinoamericanas con Rusia y China son muy robustos. El imperialismo pretende recuperar el terreno perdido. En la estrategia de Seguridad Nacional de 2022, el gobierno Biden dio prioridad a China e identificó a Rusia como “un desafío importante, pero localizado”. “El adversario número dos de Estados Unidos en la región es Rusia”, definió Richardson (Infobae, 26/1). 
 Uno de los mercados involucrados en esa disputa es el de los fertilizantes empleados por el agronegocio en Brasil, los cuales en gran medida son importados de Rusia, principal productor a nivel mundial. Aún hoy, incluso después de las sanciones y a pesar de que Brasil importó un volumen menor en el año 2022, el balance comercial es favorable a Moscú entre ambas naciones.
 Por otra parte, 21 de los 31 países de la región han adherido a la “Nueva Ruta de la Seda”, una estrategia de desarrollo de infraestructura global lanzada por Beijing. China se ha convertido en el principal ´socio comercial´ de América Latina, desplazando a los norteamericanos, aunque estos, en la mayoría de los casos, mantienen su primacía en términos de inversión directa. “El coloso asiático invierte en infraestructuras críticas, advirtió Richardson, como puertos de aguas profundas, el espacio o las telecomunicaciones, con las redes 5G y la multinacional Huawei” (Infobae, 26/1).
 En la reunión de la Celac, celebrada hace pocos días en Buenos Aires, los presidentes latinoamericanos declararon al subcontinente “tierra de paz”. Como reservorio de alimentos, minerales y energía, las burguesías locales y sus mandaderos se ilusionan con las ´oportunidades´ que ofrece la masacre de la guerra, bajo la máscara de una política de ´no intervención´. La neutralidad de negocios, que por ahora las burguesías continentales logran mantener a salvo, choca con el agravamiento de la guerra internacional. 
 Se encuentra en desarrollo una monumental puja por el subcontinente, que reforzará los choques y crisis políticas presentes. Ningún país puede sustraerse a la guerra mundial en curso.

 Jacyn 
 31/01/2023

La estrategia del olvido


Las bibliotecas siempre fueron peligrosas y han sido siempre las primeras víctimas de los fanáticos iluminados. 
 Desde finales del año 2022 se hizo recurrente en los medios estadounidenses hacer una lista de todas las mentiras que el representante republicano por Nueva York, George Santos, había puesto en su currículum y había repetido en cada ocasión que tuvo oportunidad. Sin embargo, la frágil memoria popular no registra, o echa al olvido, que ésta ha sido una práctica bastante común, aunque pocas veces tan caricaturesca como la de Santos. Como todos saben, una de las formas más comunes es mentir ocultando una parte de la verdad. Una parte tan importante que merece ser ocultada o, en el mejor de los casos, reprimida. 
 En la publicidad política del estado de Florida, por ejemplo, abundan los candidatos posando con sus hijitos y afirmando que su padre “escapó del régimen comunista de Cuba buscando la libertad de este Gran País”. Sólo esta frase oculta más de un siglo de intervenciones, dictaduras, racismo, crímenes de lesa humanidad, mafia, prostitución, embrutecimiento y bloqueos hambreadores de una vieja política imperial que no sólo controla los recursos ajenos, sino también las narrativas dominantes, es decir, el pensamiento y las emociones de sus más fieles servidores. Lo cual no es ninguna novedad, con diferentes grados de brutalidad, desde hace milenios. 
 Ninguno dice quiénes fueron sus padres, cómo se llamaban esos héroes que escaparon buscando la libertad. No lo dicen ni suelen aparecer en sus biografías o entrevistas. Muchos de ellos fueron detalladamente descriptos por la misma CIA para la cual trabajaban como mercenarios, como colaboradores de la dictadura de Batista y calificados por el FBI, sin eufemismos, como terroristas. 
 Según grupos estadounidenses desde diferentes universidades o grupos independientes no afiliados al gobierno ni a corporaciones con fines de lucro, como el Center for Justice and Accountability, cientos de criminales del Caribe, de América Central y de América del Sur lavaron su pasado de genocidios, estafas y tráfico de drogas, y hoy son respetables hombres de negocios viviendo libres en Estados Unidos. No sólo cambiaron uniformes militares y sus abanicos oligárquicos por traje y calzas, sino también adaptaron sus viejos discursos de clase dirigente latinoamericana por eso de “huimos del comunismo buscando la libertad”, y ahora este país es nuestro. Quienes no estén de acuerdo, pueden irse a otro (es decir, el viejo complejo del hacendado dueño de tierras y vidas humanas). Nadie pregunta quiénes son de verdad esos amables viejitos. Ni sus propios hijos. 
 Mientras ellos presumen de la libertad (y la vida) que le quitaron a sus hermanos en países acosados, en Florida los profesores de secundarias han comenzado a rodear sus bibliotecas con las cintas amarillas que usa la policía para cerrar las áreas donde se cometió un asesinato. La cultura ya no es un campo de batalla sino la escena del crimen. En algunos casos, antes de ser removidas, las bibliotecas son cubiertas con cartones para evitar que algún joven estudiante acceda a algún libro prohibido por la nueva inquisición estatal liderada por el gobernador y serio candidato a la presidencia de este país en 2024. 
 Una larga lista de libros ha sido prohibida en varios estados. Peor aún, se ejerce la autocensura apostando al miedo de aquellos que podrían ser sancionados o podrían perder sus trabajos si alguien descubriese que en su biblioteca de clase hubiese algo fuera del nuevo marco de la ley aprobada por una horda de representantes que es incapaz de mantener un debate mínimo sobre la historia de su propio país. 
 Como esto es un nuevo récord del absurdo, algunos recurren al inocente argumento de que las nuevas leyes pretenden proteger a los jóvenes de la pornografía. Si se refieren a la historia de la esclavitud, a las violaciones sistemáticas de los amos blancos a sus jóvenes esclavas antes de linchar a algún hombre de su familia; si se refieren al racismo o al robo continuado de la clase trabajadora (esa que tiene miedo de llamarse “clase trabajadora” como los esclavos evitaban llamarse a sí mismos esclavos), pues sí, es muy pornográfico. Pero el argumento se desmorona sólo con mirarlo. Por algo no se ha prohibido el uso de celulares, que es de donde los niños consumen pornografía comercial (negros sobre blancas) en las escuelas, sino que la prohibición ha recaído en la enseñanza de cualquier cosa referida al racismo (la palabra imperialismo no ha llegado ni al horizonte de los Torquemada). Es decir, se ha prohibido por ley cualquier aspecto central y constitutivo de la historia de este país, “para no herir la sensibilidad de los jóvenes blancos” y “proteger la libertad de sus padres” a que se les enseñe el dogma de la casa (que, se asume, es la historia oficial y patriótica del gobernador), no la historia real. 
 Las bibliotecas siempre fueron peligrosas y han sido siempre las primeras víctimas de los fanáticos iluminados, desde la antigüedad hasta la censura estalinista, la quema de libros en la Alemania nazi y las múltiples y diversas dictaduras fascistas de África y América Latina, satélites de los imperios privados y estatales del Norte. En esta etapa, el fascismo presume de ser el campeón de la libertad. ¿Qué podemos esperar de los medios comerciales, principales instrumentos del poder censor que repite hasta la intoxicación la palabra libertad? 
 La historia oficial está construida más de olvidos que de memoria, y quienes usan estos mitos sociales, siempre más poderosos que la realidad, apuestan por lo seguro en el mercado electoral. Por eso suelen ser exitosos y, en la cultura consumista, si uno es rico y exitoso es también dueño de la verdad. 
 A ese absurdo totalitario, como en muchos otros países, llaman patriotismo. Este fanatismo no es muy diferente al que creó el mito del Destino manifiesto en el siglo XIX. Como es natural y necesario, ahora el mito cambió de vestimenta, de maquillaje y algún que otro adjetivo. 
 El crimen siempre paga. La censura por ley. El olvido por complicidad. La omisión por conveniencia. El insulto por mediocridad. La sumisión por cobardía. Todas esas miserias humanas tarde o temprano tienen su recompensa. Recompensa contante y sonante, como las treinta monedad de plata de Judas. De otra forma, si el mundo fuese diferente, los críticos del poder serían “ricos y exitosos” y los mercenarios serían “pobres y fracasados ―dangerous bitter losers!” 

 Jorge Majfud
01/02/2023

Tom Verlaine (1949-2023)


Tom Verlaine, poeta, guitarrista y cantante, fallecido este sábado a los 73 años, fue una figura fundamental del rock de las últimas décadas. 
 Había nacido en Delaware con el nombre de Thomas Miller. En el colegio soldó amistad con Richard Meyers. Los dos amigos proyectaban una vida como escritores y aventureros. Inspirados en los poetas Paul Verlaine y Arthur Rimbaud (“Una temporada en el infierno”), cambiaron sus nombres a Tom Verlaine y Richard Hell respectivamente. Así se hicieron conocidos en Nueva York, donde desembarcaron a comienzos de los años 70. Verlaine ya había compuesto algunas canciones, de estilo folk. Se presentaba cada tanto con su guitarra acústica y aparentemente no se tomaba en serio iniciar una carrera musical. En cambio, a pesar de que todavía no sabía tocar una sola nota, Hell dice haber sido quien lo empujó a formar un grupo eléctrico, después de asistir a un show de los New York Dolls. Verlaine, el poeta, cedió y así nació la banda que finalmente sería conocida como Television, con la que grabaría dos álbumes insoslayables, Marquee Moon (1977) y Adventure (1978). 
 La poesía de Verlaine se prolongó en los intrincados arreglos de guitarras eléctricas que escribió para que ejecutaran él y su compañero Richard Lloyd, un puesto para el que audicionaron Chris Stein (Blondie) y Dee Dee Ramone. El grupo creó un sonido propio a partir de la interacción entre ambos guitarristas. En escena, protagonizaban duelos que muchos califican de memorables. El estilo épico de las canciones, su ritmo nervioso, las escalas entretejidas y la lírica de Verlaine definieron la identidad de la banda. Atraparon la atención de un público poco numeroso, pero ferviente. Entre ellos, a Patti Smith -ella también una poeta que se introdujo en el rock-, con quien formó pareja y participó como guitarrista de sus primeros dos álbumes. Finalmente, la relación entre Verlaine y Hell acabó de manera tormentosa, un poco como la de los poetas simbolistas franceses a quienes rendían culto. El contraste entre sus personalidades había tocado un extremo. Verlaine era prácticamente abstemio, mientras Hell, en cambio, se había convertido en adicto. Verlaine era reflexivo. Hell, un provocador audaz. Pero sobre todo Hell no alcanzaba la estatura musical de su compañero. Antes de grabar el álbum debut de la banda fue reemplazado en el bajo por Fred Smith. El grupo se completaba con el baterista Billy Ficca.
 Television inauguró nada menos que la escena punk de Nueva York. Fueron ellos quienes convirtieron al CBGB´s en un reducto dedicado a la nueva escena, un alud que incluia a Patti Smith, Blondie, Ramones, Talking Heads y The Dead Boys, entre otros. Todas aquellas bandas cimentaron sus carreras tocando en ese local ignoto, inicialmente dedicado al blues, el country y el bluegrass, pero que luego pasaría a la historia por abrigar a lo mejor del rock de la época. Fueron ellos, Television, después de tocar ahí cuatro días a la semana durante seis meses junto Patti Smith y su banda, con gran suceso, quienes convencieron al dueño de darle cobijo permanente a los nuevos sonidos. 
 “La escena definitivamente comenzó a crecer como una bola de nieve. El CBGB´s era sin duda el lugar donde estaban pasando las cosas, desde la primera vez que tocamos allí. Éramos realmente únicos. No había otra banda de rock´n´roll con el pelo corto en todo el mundo. No había otra banda de rock´n´roll con ropa rota. Todos todavía vestían purpurina y ropa de mujer. Éramos rufianes sin hogar, tocando una música potente, apasionada, agresiva y también lírica”, lo definió Hell (1). Nueva York era entonces una ciudad sórdida. Manhattan todavía no se había convertido en la meca de la especulación inmobiliaria. Y “Punk” era la revista que reflejaba aquella movida decadente y banal, comprometida y feroz. El concepto llegaría a Inglaterra de la mano de Malcolm McLaren, luego de conocer, precisamente, a Richard Hell en su paso por Nueva York. Se propuso trasladar su imagen y actitud a Londres. Plasmaría el concepto en un grupo llamado Sex Pistols. Television fue la pieza clave en la transición a una nueva época para la música rock. 
 La carrera de Verlaine se prolongaría con diez discos solistas que sostendrían su estilo. Hubo también nuevas encarnaciones de Television, un tercer álbum en 1992, y numerosas giras y presentaciones con Jimmy Rip, un guitarrista neoyorquino radicado en Argentina, en reemplazo de Lloyd. 
 Aunque el grupo no gozó de un gran éxito comercial en su momento, el sonido de Television se convirtió en una referencia ineludible para varias generaciones de músicos, de Sonic Youth a The Strokes. Verlaine fue parte y protagonista de una generación extraordinaria por su originalidad y creatividad. 
 Su debut, Marquee Moon, alcanzó merecidamente la estatura de clásico. En la hipnótica canción de más de 10 minutos que abre ese álbum habita una voz -“I remember / how the darkness doubled...” (2)- que este fin de semana se apagó para siempre. 

Jacyn 
 30/01/2023

(1) Citado en “Por favor, mátame”, de Legs McNeil y Gillian McCain (1996) (2) “Recuerdo cómo se dobló la oscuridad...”

Francia: nuevas huelgas y movilizaciones contra la reforma previsional


La nueva jornada de huelgas y movilizaciones contra la reforma previsional de Macron ha crecido en convocatoria respecto a la del 19 de enero pasado. La CGT asegura que en total se movilizaron 2,8 millones de trabajadores; la policía rebaja esa cifra a la mitad, buscando desmerecer la amplia convocatoria. París fue el epicentro, pero la jornada tuvo su réplica en 240 ciudades. El gobierno “abierto al diálogo” desplegó 11 mil efectivos policiales, 4 mil de ellos en París, donde hubo 30 detenidos. Según el diario Le Monde, la movilización batió “un récord contra una reforma social desde 1995”. 
 Nuevamente, los sectores más movilizados fueron los trabajadores del sector energético, del transporte y los docentes de media y universitarios. Aunque hubo una adhesión sensiblemente menor a la huelga en el sector público, la actividad en el subte de París, los trenes de cercanía y los interurbanos tendió a cero. Las usinas nucleares registraron una sensible disminución de su actividad, y las refinerías y minas registraron un acatamiento superior al 50%. Lo mismo ocurrió con los liceos, cerrados por los piquetes de los estudiantes en apoyo a la huelga. Las universidades, en muchos casos, suspendieron las clases. En los aeropuertos, se suspendieron el 20% de los vuelos – AirFrance sólo pudo mantener los vuelos intercontinentales. 
 La masividad de las protestas y la férrea decisión de los trabajadores franceses de voltear la reforma han obligado a la burocracia sindical a anunciar nuevas movilizaciones y huelgas para el 7 y 11 de febrero. En el sector energético, donde la CGT dirige el gremio mayoritario, los trabajadores han decidido parar el 6, 7 y 8. El transporte lo hará el 6 y 7. En los centros de esquí, sus trabajadores han declarado una huelga por tiempo indefinido. Las huelgas han sido convocadas para el período de vacaciones escolares de invierno, lo que hará sentir aún más su impacto.
 La burocracia de los sindicatos se encuentra dividida en cinco centrales. La CGT se presenta como el ala “izquierdista” de la burocracia, al promover huelgas superiores a las 24 horas – pero evita la huelga general por tiempo indeterminado. La Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), por su parte, se ofrece para el ´diálogo´ con el gobierno y exige el respeto al “Estado de Derecho”. Coinciden en mantener una política de huelgas y movilizaciones aisladas. Con ese objetivo se ha formado la mesa intersindical que se ha constituido, por arriba, para coordinar las acciones de protesta. 

 Crisis parlamentaria 

El extendido repudio a la reforma previsional ha provocado el rechazo del Nupes -el frente de izquierda encabezado por Jean-Luc Melenchon- y del derechista Frente Nacional de Marine Le Pen. Si el gobierno logra seducir a Los Republicanos, contaría con los votos necesarios para obtener la mayoría en la Asamblea Nacional. Estos se encuentran divididos entre quienes aceptarían votar la reforma presentada por el gobierno y quienes exigen introducir modificaciones cosméticas para no quedar asociados a un gobierno repudiado por 2 de cada 3 franceses. El “debate parlamentario” es una pantomima: la comisión de diputados que trata el asunto esté revisando más de ¡7.000! enmiendas al proyecto original. 
 Su debate plenario está previsto para el próximo 6 de febrero. La Primera Ministra Élisabeth Borne ha anunciado que el gobierno piensa utilizar el artículo 49 de la Constitución, que le permite “aprobar” leyes que no obtienen el acuerdo del Parlamento. Para esto debe cumplir un tiempo estipulado de 60 días de debate parlamentario. La oposición puede presentar una moción de censura para evitar la promulgación automática de la Ley, pero esta debe reunir la mayoría de la Asamblea Nacional (AN) – algo con lo que no cuenta. Desde las últimas elecciones parlamentarias, en las cuales perdió la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, el gobierno ha utilizado más de 6 veces este artilugio constitucional para lograr la aprobación, entre otras, del Presupuesto 2023 y de una reforma a la seguridad social y los fondos de desempleo. Macron, durante su gestión como Ministro de Economía en el gobierno de Hollande, se valió de estos recursos de excepción para pasar reformas y exenciones impositivas para las patronales. 
 Por su parte, Melenchon reclama un referéndum sobre la reforma previsional, pero no cuenta con los votos para promover efectivamente ningún referéndum. Es un planteo que desvía la cuestión crucial de una huelga general contra el gobierno. 

 Perspectivas

 Las huelgas y movilizaciones se han convertido en un escenario permanente desde el otoño europeo, a causa de la carestía ocasionada por la guerra de la OTAN contra Rusia. El empeño de la burocracia por ´administrar´ los esfuerzos de este movimiento son evidentes. Por lo pronto, las centrales sindicales han evitado hasta ahora anunciar una movilización para bloquear el Congreso cuando se trate el proyecto. A despecho de ello, el 6 de febrero volverá a manifestarse un colocaría un gran movimiento de masas en las calles, con el apoyo de una clase media parisina que se ha plegado a las acciones de lucha. 

 Joaquín Antúnez 
 01/02/2023

Qué hay detrás de los ataques patronales en Bridgestone

Cómo enfrentamos la avanzada patronal. 

 Durante los últimos meses del año, el conjunto de las patronales del neumático llevaron adelante, en distinta medida y profundidad, una avanzada sobre las condiciones de trabajo de cada establecimiento. Esta avanzada tuvo sus respuestas de parte de los trabajadores, con paros de sectores afectados en las tres plantas y con paros totales como el de Bridgestone la semana pasada, en respuesta a despidos de parte de la multinacional nipona. 
 Esta escalada patronal, con características de conjunto y que llevó al Sutna a anunciar un paro nacional, se desprende del cierre del conflicto 2022; en el que las patronales no lograron su objetivo de retomar el control de la producción al interior de las plantas. En este marco, fueron forzadas a un compromiso sobre las paritarias 2022-2023, pero sin que esto signifique que hayan renunciado a su objetivo.
 Abundaron durante todo el 2022 las manifestaciones de parte de la Cámara del Neumático sobre la necesidad de “recuperar productividad”, denunciando que las fábricas de neumáticos de Argentina eran mucho menos productivas que las de Brasil o México. Naturalmente, ocultan la mayor escala de producción – mayor inversión en capital fijo- en esas otras localizaciones, para someter a los obreros argentinos a una sobreexplotación. Para ello, impulsan la implementación de premios atados a la producción, el aumento de los ritmos de producción, la disminución de los descansos y la reducción de la dotación en sectores. Todas estas medidas, para lograr que se lleven a cabo, requieren la neutralización de los cuerpos de delegados de fábrica, de los activistas y de los cuerpos directivos seccionales. 
 La pretensión de avanzar contra la organización de la fábrica tiene consecuencias letales para los trabajadores del neumático. Las fábricas de cubiertas, no nos cansamos de decir, por sus condiciones de trabajo, cargas térmicas, químicas y su régimen de turnos son verdaderas picadoras de carne y “fábricas” de trabajadores rotos. Aun así las patronales reclaman ir por más. 
 La cuestión del régimen de trabajo semanal reviste también un carácter estratégico para las patronales. Quieren garantizar la continuidad permanente de la producción en detrimento del descanso y de la vida social del trabajador. En este punto, la línea de las patronales es obligar a los trabajadores a prestar servicios los fines de semana, sin pagar el recargo correspondiente, mucho menos al 200%.
 A esta avanzada de conjunto, los trabajadores debemos oponerle un programa propio: reincorporación de los despedidos; pase a planta del personal tercerizado, rechazo al salario atado a la producción, defensa de las condiciones de trabajo, de la dotación de los sectores, reconocimiento de la insalubridad, jornada laboral de 6 horas diarias y jubilación anticipada para toda la industria del neumático. La lucha del neumático, por sus propósitos y reivindicaciones, interesa al conjunto de la clase obrera. 

 Pablo Busch
 01/02/2023

El “fin de feria” y la crisis política.


El final de la feria judicial anticipa un escenario movido, tanto en los Tribunales como en la calle. Por un lado, los mentideros judiciales anuncian la reapertura de las causas relacionadas con los hoteles de la familia Kirchner, Hotesur y Los Sauces. La condena en primera instancia en el juicio por las obras de Vialidad alimentó el reclamo de los fiscales por activar estas otras causas. Alegan que, a través de la contratación de ´alojamiento´ ficticio en esos hoteles, se lavó el dinero de los ´retornos´ en beneficio de los K. Como respuesta a esta ofensiva, el kirchnerismo abrirá febrero con una movilización a los Tribunales, denunciando a la “mafia judicial”. Una acción de mayor envergadura, pero en la misma línea, se prepara para el próximo 24 de marzo. En las últimas semanas, comenzaron en el Congreso las reuniones de la comisión de Juicio Político, en torno del proyecto oficial que pretende juzgar al máximo tribunal. La saga continuará en febrero, con nuevas reuniones y audiencias públicas todavía más ruidosas. 
 El activismo kirchnerista tiene cartón lleno, al menos, de acá a finales de marzo. Los límites políticos de estas acciones, sin embargo, están a la vista. 

 Proscripción 

La campaña contra la justicia viene acompañada de un reclamo para “ponerle fin a la proscripción de Cristina”. Aunque no hay formalmente una proscripción, al no existir condena firme contra ella, el kirchnerismo y la propia CFK se refieren a otra cosa. “La militancia no puede hacer una campaña electoral dando explicaciones sobre las acusaciones en mi contra”, señaló la vice en el discurso donde se bajó de toda candidatura. Levantar esta hipoteca jurídica y política parece fuera del alcance del gobierno. Pero en su última entrevista, Máximo Kirchner presentó las cosas de otro modo: “si Cristina se presenta, le sale la condena firme en cinco minutos” –no es una defensa muy feliz de su madre, pues la presenta intimidada por la Corte. A renglón siguiente, Máximo reclamó que el presidente “se involucre más activamente” en la defensa de Cristina, sin indicar de qué modo lo haría. Existe un proyecto para ampliar la Corte a 25 miembros, con representantes de todas las provincias. Con la comprensión de que el juicio político a la Corte no prosperará, algunos camporistas ofrecen como alternativa esta licuación de la actual Corte a través de un DNU, alegando “la parálisis del Congreso”. 
 Al igual que el juicio político, este proyecto tropieza con otra dificultad: la movida contra la Corte ha sido desautorizada por la ´crema´ de la burguesía argentina. Es el mismo gran capital que, junto al FMI, han depositado su “destino argentino” en las manos de Sergio Massa, convertido en superministro de un gobierno virtualmente vaciado. Massa mira para otro lado frente a la escalada contra la justicia –no quiere nuevos cimbronazos en un escenario de derrumbe financiero y monetario que pilotea malamente. ¡Pero el “plan” Massa cuenta con el respaldo cerrado de Cristina y Máximo! Se demostró semanas atrás con la aventura ruinosa de la recompra de la deuda pública, que la vicepresidenta avaló. El eje del actual régimen político transita por el acuerdo con el FMI y el rescate de la deuda. Los K, al igual que Alberto, han atenazado su destino al del “plan” Massa. Estos son los verdaderos límites de la agitación cristinista, la cual, al final de cuentas, podría reducir sus pretensiones a una extorsión particular: condicionar la campaña antijudicial a que se moderen las acusaciones en su contra. Un 24 de marzo no merece un destino tan mezquino. 

 La otra estantería 

La agitación kirchnerista tendrá lugar mientras comienza a crujir la “otra” estantería: la que intentó ordenar Sergio Massa, sin otro resultado que una inflación en disparada y la recidiva de una corrida cambiaria. En medio de ese despiste, cabe preguntarse si la “gesta” que prepara Cristina para el 24 no la volvería a presentar como “oficialista-opositora”, demarcándose del gobierno y de un Massa cayendo en desgracia. Pero no es lo que está haciendo la primera plana sindical del kirchnerismo, que ´trabaja´ con Massa un plan de paritarias ´descendentes´, bajo el pretexto de una inexistente inflación también en baja. ATE Capital, además, participa del ´seguimiento´ de los precios justos, una turné mediática dirigida a embellecer la política de remarcación general de los alimentos. Pero la burocracia K está llegando tarde a esta colaboración política: en cualquier momento, Andrés Rodríguez, Catalano o Baradel tendrán que responder por la indignación de sus bases ante la pulverización del salario, antes que atender para la foto a los ´poderes concentrados´ o la `mafia judicial´.
 La crisis en torno de la justicia y la Corte no puede ser disuelta, sin embargo, en la denuncia acerca de su papel “distractivo”. El choque de poderes en curso ha mostrado hasta qué punto llega la descomposición del Estado y de sus instituciones. El kirchnerismo ha denunciado los vínculos de la Corte con empresarios y contratistas del macrismo –no abrió la boca, en cambio, para mostrar la unión de hierro entre la Corte y la clase capitalista para la liquidación del derecho del trabajo, a través de varios fallos estratégicos. Si el kirchnerismo calla en ese punto, es porque compartió y comparte esa orientación flexibilizadora. Del otro lado, se ha reflotado otro vínculo inocultable –entre el kirchnerismo y la burguesía ´contratista´. Se hace demasiado cuesta arriba presentar a ese derrotero de negocios como parte de una causa popular.
 Mientras tanto, el capital financiero reclama una tregua para que los dos lados de la “grieta”, después de octubre, se comprometan a reconocer sin “reperfilamientos” ni quitas a una deuda pública que representa el 120% del PBI. Esta es la ´verdad´ que une a cortesanos y anticortesanos. 

 Marcelo Ramal 
 31/01/2023

Los trabajadores estatales rechazan los salarios de pobreza.


Protestas en Venezuela en reclamo de aumento salarial

 Por cuarta semana consecutiva, trabajadores del sector público se movilizaron este lunes 30 en varias ciudades de Venezuela para reclamar un salario igual a la canasta básica. En Caracas, la convocatoria se dirigió desde la Plaza Venezuela hacia el centro de la ciudad.
 La devaluación del bolívar (un 25% tan solo en agosto pasado) y la inflación de 2022 (300 por ciento) han licuado aún más los salarios y jubilaciones -el sueldo y pensión mínima apenas llega a los 6 dólares. A la vez, la dolarización de la economía perjudica especialmente a los trabajadores estatales, que cobran en la moneda local. 
 Ante el deterioro del poder adquisitivo, los trabajadores se ven forzados a desarrollar otras actividades para incrementar sus ingresos. O bien, dependen del envío de remesas desde el exterior. 
 Las movilizaciones tienen como protagonistas a los docentes, pero también participan otros sectores de la administración pública. Por su parte, en la siderúrgica estatal Sidor hubo a mediados de mes un bloqueo de una de las puertas de acceso que resultó ferozmente desalojado. 
 La jornada del 30 coincide con la llegada al país de una misión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). A instancias de este organismo, el gobierno de Nicolás Maduro montó una mesa tripartita junto a cámaras patronales (como Fedecámaras) y centrales sindicales. 
 Esta mesa, que se reúne en la paradisíaca Isla Margarita, no ofrece ninguna perspectiva a los trabajadores venezolanos. Peor aún, entre las propuestas en danza hay un proyecto de sectores de la oposición patronal que habilita los aumentos salariales, pero sin el pago de las cargas sociales correspondientes. Es una línea que se asemeja a las bonificaciones unilaterales con las que Maduro pisotea las negociaciones colectivas. 
 Viva la lucha de los trabajadores venezolanos. Basta de represión, persecución y salarios de hambre. 

 Prensa Obrera

Comenzando la Semana

Las elecciones, la izquierda y el Congreso del FIT-U // Vanina Biasi

martes, enero 31, 2023

Medio Oriente: escalada de agresiones del régimen sionista


En las últimas 72 horas el régimen teocrático ultraderechista israelí lanzó un raid sin precedentes de intervenciones terroristas de vasto alcance en Irán, Siria y, por supuesto, Cisjordania y Gaza. 
 No es la primera vez que los sionistas incursionan en Irán y Siria. El sábado, Israel destruyó una fábrica de sistemas de armas avanzados en la ciudad iraní de Isfahan utilizando drones suicidas. También atacó una refinería de petróleo en una zona industrial cerca de la ciudad noroccidental de Tabriz. Sólo en los tres últimos años Irán culpó a Israel de un ataque a su instalación nuclear subterránea de Natanz que dañó sus centrifugadoras, en abril de 2021. En 2020, Irán denunció a Israel por un ataque sofisticado que mató a su principal científico nuclear. Si el gobierno previo de Netanyahu se opuso a la reapertura de negociaciones que Biden impulsó con Irán para reestablecer el acuerdo nuclear de 2015 cancelado por Trump, ahora la nueva coalición de gobierno va por más. Está actuando por su cuenta para impedir todo acuerdo. 
 El domingo, aviones israelíes lanzaron un ataque contra un convoy de camiones en la frontera entre Siria e Irak, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Dos meses antes, en noviembre, un convoy de camiones cisterna de combustible fue atacado por drones en la misma zona y medios afiliados a Hezbolá atribuyeron el ataque a Israel. El ingreso de la aviación sionista en el espacio aéreo sirio sólo es posible gracias al visto bueno de Rusia, que controla todo ese espacio. De paso, esto explica la equidistancia de los sionistas en el conflicto de la OTAN con Rusia. 
 Con todo, lo más grave se vivió en los territorios. Desde el ataque suicida de un joven palestino a una sinagoga de Jerusalem, el jueves, “Israel ha registrado 35 casos de crímenes nacionalistas dirigidos a palestinos en Cisjordania, incluido arrojar piedras a automóviles y destrozar propiedades, principalmente en la región de Binyamin al norte de Jerusalén. No hubo arrestos en ningún caso” (Haaretz, 30/1). 
 La columna vertebral de estos ataques son los colonos que pueblan los asentamientos. El ministro de seguridad de Israel acaba de darles virtual piedra libre para esos actos y para que los colonos se armen por su propia cuenta. Son los mismos colonos que agreden sistemáticamente los campos palestinos aledaños a las colonias, destruyen sus olivares y agreden a los campesinos. 
 El año pasado se produjo “el asesinato de 146 palestinos en Cisjordania en 2022, según la organización de derechos humanos B'Tselem, la mayoría de ellos no combatientes”. En lo que va del 2023 suman “unas 30 personas” (Guideon Levy, íd., 30/1). Según este calificado periodista israelí “la incursión de Israel en Jenin (miércoles 25) creó el ataque terrorista del jueves que proclamó frustrar”. Ese atentado se produjo en una sinagoga del asentamiento de Neve Yaakov en Jerusalén Este, territorio palestino usurpado por los sionistas en años recientes. Khairi Alkam, el joven palestino de 21 años que perpetró el atentado y fue acribillado minutos después por tropas sionistas, “lleva el nombre de su abuelo, quien fue asesinado a puñaladas por un judío israelí en 1988. Según los miembros de su familia, llevó a cabo el tiroteo en la sinagoga como venganza” por el asesinato de otro familiar suyo, Mohammad Ali, de 17 años, del campo de refugiados de Shoafat, “quien cayó fusilado por fuerzas israelíes el miércoles previo porque “sospechaban que portaba un arma”. Esa sospecha contra el “adolescente era falsa” (Haaretz, 28/1). La vivienda de la familia de Khairi Alkam en Jerusalem fue acordonada, demolida e incautada. Toda la familia Khairi Alkam fue detenida. 
 El sionismo teocrático ultraderechista opera bajo la consigna “Ojo por ojo y diente por diente”. En palabras de Guideon Levy: “operaciones de venganza que echarán leña al fuego. Cualquier castigo colectivo sólo agravará la situación, incluso si satisface el ansia de venganza de la derecha. ¿Arrestar a 42 miembros de la familia (de Khairi Alkam)? ¿Con qué fin, sino para satisfacer esta lujuria?” (ídem). 

Norberto Malaj
30/01/2023

Detienen a Facundo Jones Huala


Un nuevo capítulo de una larga cacería. 

 En la madrugada de este 30 de enero fue detenido en El Bolsón Facundo Jones Huala. Lo encontraron en el quincho de una casa donde habría entrado para refugiarse. Curiosamente los medios periodísticos relatan que momentos antes había proferido gritos en la vía pública, llamando la atención de los vecinos. Se espera que Chile la transforme en alerta roja para habilitar la captura internacional y el correspondiente pedido de extradición. 
 En febrero de 2022, la Corte suprema de Chile revocó la libertad condicional que le habían otorgado a Jones Huala, luego de haber sido juzgado y condenado por “hechos incendiarios y posesión ilegal de armas” de fuego en la Región de los Ríos, al sur de Chile. Ese juicio estuvo plagado de contradicciones y arbitrariedades: a todos los procesados, con excepción de Jones, los sobreseyeron. A Jones Huala, sin pruebas concluyentes en los hechos que se le imputaron, lo condenaron a a nueve años de prisión. Una muestra evidente de persecución política y criminalización de las protestas mapuche.
 El 15 de febrero de 2022 lo declararon prófugo, por no haberse presentado en los tribunales de Temuco. 
 La detención de Jones Huala en el año 2017 dio lugar a movilizaciones protagonizadas por la Resistencia Cushamen, que cortó la ruta 40 para reclamar su libertad. Fue aquella represión brutal, encabezada por la ministra Bullrich, la que terminó con la vida de Santiago Maldonado. 
 Ahora, la detención de Jones Huala ha conducido a una rápida comunicación y “cooperación” de tribunales argentinos y chilenos, para asegurar la extradición. Ese proceso, de todos modos, deberá seguir un conjunto de pasos. 
 La detención y extradición de Jones Huala refrenda una orientación de conjunto, que siguen los Estados de ambos lados de la cordillera: defender los intereses capitalistas que necesitan eliminar a las comunidades originarias de los territorios, para lanzarse sin obstáculos a la depredación de los recursos naturales y la explotación inmobiliaria. Abajo la persecución a Jones Huala y a la comunidad mapuche, ¡Libertad! 

 Elena Florín 
 30/01/2023

China: el fin de la política Covid cero y sus consecuencias inmediatas


Como señalamos en estas páginas (https://politicaobrera.com/8656-china-colapsa), el desmantelamiento de la política de Covid cero en China está generando una verdadera catástrofe humanitaria. 
 Se estima que el 80% de la población china contrajo Covid el último mes, es decir, 1.100 millones de personas. Aunque las cifras de fallecidos han sido manipuladas, expertos calculan que China podría alcanzar muy pronto los 36.000 fallecidos por día. Los datos oficiales sólo reflejan las muertes en los hospitales. Profesionales de la salud han informado de presiones oficiales para no incluir el Covid-19 en los certificados de defunción y las mediciones toman sólo a las personas que murieron directamente de insuficiencia respiratoria relacionada con el coronavirus. La cifra puede ser mayor. El alto número de contagios se conjuga con una baja tasa de vacunación y vacunas menos eficaces.
 Algunas provincias, incluidas Henan, Gansu, Qinghai y Yunnan, han alcanzado un pico de infecciones, propagándose el virus más rápidamente hacia las áreas rurales (Airfinity, 16/01). El colapso del sistema de salud ha llevado a las autoridades a conminar a los trabajadores a concurrir a hospitales y clínicas incluso presentando síntomas compatibles con el Covid.
 La propagación desenfrenada del virus en China, por sus dimensiones y la internacionalización de su economía, plantea un desafío mundial ya que se ha convertido en un gigantesco caldo de cultivo para nuevas mutaciones y subvariantes.

 La crisis no es sólo sanitaria

 El desmantelamiento de la política de Covid cero se aprecia en otros indicadores: las empresas que fabricaban kits de pruebas, que se aplicaban masivamente y eran la base de la política de seguimiento y sofocación del virus, han visto desplomarse su actividad. Se han registrado acciones de protestas contra despidos y por reclamos salariales en fábricas ubicadas en las ciudades de Chongqing y Hangzhou.
 La crisis del Covid se entrelaza con datos sociales y económicos alarmantes. El año pasado las muertes superaron en número a los nacimientos, por primera vez en seis décadas. Por otra parte, la economía china registró una tasa de crecimiento de sólo el 3 por ciento el año pasado, la más baja desde principios de la década de 1990. Mientras tanto, el viceprimer ministro de China, Liu He, en el Foro de Davos, mencionó que China estaba abierta a los negocios porque “la vida ha vuelto a la normalidad” (WSWS, 23/01). 

 Soledad Domínguez
 30/01/2023

lunes, enero 30, 2023

Mesa Redonda: José Martí en el alma de Cuba

¿Qué está pasando en Perú?

#AltamiraResponde “¿Es verdad que Churchill dijo ´no dejemos que Argentina sea una potencia´?

Massa se ´devalúa´, la crisis politica se acelera


La suba ininterrumpida de los dólares paralelos y financieros de los últimos días es mucho más que una perturbación cambiaria. Lo que asoma es el fracaso del “Plan Durar”, la tentativa de Sergio Massa de postergar una crisis financiera y monetaria terminal, de un lado, y de contener la escalada inflacionaria y el avance de la crisis social, por el otro. En la medida que el gobierno y su coalición política depositaron su suerte en ese “plan”, su desbarranque ha agravado la crisis política. 

 Recompra, dolarización y saqueo 

La disparada del dólar llega dos semanas después de que el gobierno anunció que aplicaría 1.000 millones de dólares de las escasas reservas justamente para “manejar” la paridad cambiaria. Además de contener al dólar, el gobierno aspiraba a mejorar la cotización de los títulos que salía a comprar. Pero en muy pocos días, el propósito oficial se fue a pique, agravando las condiciones de la corrida que se pretendió evitar. Algunas versiones insisten en que el gobierno quiere utilizar los títulos ´recomprados´ como garantía de un préstamo internacional, del orden de los 2.000-2.500 millones de dólares. Esa operación tropieza con la baja cotización de los títulos, que obligaría al gobierno a ofrecer una cifra tres veces superior a la que conseguiría con el préstamo. Pero incluso si el préstamo funcionara, no haría más que alimentar la imparable “dolarización de activos” que tiene lugar en la Argentina. En las grandes bancarrotas nacionales, los préstamos de urgencia han financiado la “dolarización” acelerada de los capitalistas, antes del colapso.
 El gobierno, además, ha elevado fuertemente la tasa de interés – la que ofrece el Banco Central cuando absorbe los pesos circulantes, y la que brinda el Tesoro para sus renovaciones de deuda. Sólo bajo esas condiciones está logrando refinanciar al Estado. Para la burguesía, sin embargo, esas colocaciones son sólo una pausa en la “dolarización”, y así lo describe una conocida economista, cuando alude a “un sector privado que sigue aprovechando las tasas esperando en fila para acceder al dólar oficial, mientras desarman sus coberturas” (Marina Dal Poggetto, Perfil, 28/1). Por la vía de dos “ventanillas” del Banco Central, la gran burguesía obtiene beneficios extraordinarios del desmadre financiero del gobierno: en uno de los mostradores, el Central entrega los pesos que remuneran a la deuda en esa moneda y le paga a los exportadores de soja los dólares de $230; en el otro mostrador, le entrega dólares oficiales de $185 a los capitalistas, que luego remarcan sus precios de acuerdo al “blue”. La base social del “plan Massa” es el arco de intereses capitalistas que medra con el derrumbe financiero del Estado y la expoliación infinita de las masas. 

 Inflación y crisis social

 El vertedero de todas estas contradicciones (y negocios) será una nueva disparada de la inflación, que en enero volverá a superar los cinco puntos y medio. No hay un mejor panorama para los meses que vienen, pues la remarcación de alimentos será acompañada de la suba de tarifas – a la eliminación de los subsidios, se sumarán aumentos “reales” en la distribución de energía. La escalada inflacionaria ha pulverizado las jubilaciones y las asignaciones familiares – las primeras, perdieron un 12% en términos reales a lo largo de 2022. Es esa confiscación la que explica el cumplimiento de la “meta” fiscal con el FMI. 
 Pero una nueva disparada de precios pulveriza el palabrerío de Massa en torno de la supuesta “inflación en descenso” para 2023. Lo mismo ocurre con los acuerdos salariales que suponen una inflación del 60% para el año. El “Plan” Massa, por lo tanto, también flaquea en su capacidad de pilotear la crisis salarial y social, fogoneadas por la inflación acelerada y un escenario nuevamente recesivo.

 Crisis política 

 Si el Plan “durar” no dura, se acelerará la variante del “ajuste cambiario” que el gobierno quería evitar hasta las elecciones. Queda planteada la cuestión de si ese desenlace convulsivo será piloteado por el propio Massa. Con todas las palancas del gobierno en manos del “superministro” del FMI, el despiste del plan Massa no solo cuestiona sus pretensiones electorales – también coloca al rojo vivo la crisis terminal del gobierno. Con el telón de fondo de la nueva corrida cambiaria y el fiasco massista, la lucha intestina en el gobierno se ha reavivado al extremo. Kirchneristas y albertistas se disputan los restos de una coalición política en ruinas. Mientras tanto, Alberto Fernandez improvisa la búsqueda de un eje de sustentación propio. Cree que puede encontrarlo en la diplomacia internacional, un terreno que lo obligará a establecer un alineamiento sin reservas en la guerra de la OTAN. Esa fue la agenda “no escrita” de las reuniones con Lula y el canciller alemán. Este 2023 de mayores estallidos inflacionarios y crisis políticas acentuará la deliberación y las luchas en las organizaciones obreras. 

 Marcelo Ramal 
 29/01/2023

Haiti, al borde de la disolucion y la barbarie


Se discute una nueva ocupación de ´paz´. 

 Cuando los 7 mil efectivos de la misión “de paz” de la ONU -llamada Minustah- se retiraron en 2017, tras 13 años de permanencia en el país, se dijo que Haití había sido ´normalizado´. En verdad, en ese largo período la fuerza ´pacificadora´ que integraron mayormente fuerzas armadas de Latinoamérica bajo conducción de Brasil, fue acusada de todo tipo de delitos – desde violencia y abusos sexuales hasta la introducción del cólera (se comprobó que un contingente de tropas nepalesas fueron responsables: el cólera se cobró la vida de decenas de miles de haitianos en 2011-2012). En 2010 el país sufrió un huracán devastador que destruyó sus débiles infraestructuras básicas y provocó un tendal de casi 100 mil muertos. Sobre su final la Minustah dejó instruido un cuerpo policial de 15 mil hombres. Desde entonces ese cuerpo se vio sistemáticamente desbordado frente al caos social imperante y la crónica inestabilidad política. 
 Desde 2004, cuando los yanquis provocaron el golpe de estado que destituyó al nacionalista Arístide, Haití se desbarrancó en una crisis crónica. En 2004, los gobiernos latinoamericanos, con Lula y Kirchner a la cabeza, aceptaron integrar la Minustah en reemplazo de las tropas yanquis que habían invadido el país y los yanquis necesitaban en Medio Oriente. Desde que la Minustah se retiró de Haití, el país se debatió en crisis recurrentes. El actual primer ministro Ariel Henry sustituyó a Jovenel Moise, asesinado dos años atrás en un golpe palaciego. Desde entonces Ariel Henry se ha perpetuado en el gobierno y viene reclamando una nueva fuerza armada internacional para hacer frente a su incapacidad de control del país. Desde hace meses zonas enteras de la isla están bajo dominio de pandillas armadas.
 Antonio Guterres, secretario general de la ONU, reclamó a la diplomacia internacional, en septiembre pasado, "examinar urgentemente la solicitud del gobierno haitiano de desplegar sin demora una fuerza armada internacional especializada para enfrentar la crisis humanitaria". Entonces, la terminal petrolera de Varreux, la más importante de Haití, permanecía bloqueada por bandas criminales. Lo mismo ocurría con el principal puerto del país, lo cual paralizaba toda la isla. En la ONU no ha habido acuerdo y ahora se habla de una intervención armada de los países del NAFTA, EE.UU., México y Canada, bajo dirección de la última, sin el patrocinio de la ONU. 
 De Buenos Aires, Ariel Henry se llevó un apoyo a “los constantes esfuerzos del gobierno haitiano para ampliar aún más el consenso entre los actores políticos y la sociedad civil haitiana” y a su política “con miras a hacer operativas las instituciones democráticas lo antes posible, tan pronto como el entorno de seguridad y los medios técnicos lo permitan”. En Puerto Príncipe, en cambio, lo recibió una movilización de efectivos policiales -once policías habían sido fulminados por bandas criminales- con una importante participación popular que, según los cables, procedió a ocupar el aeropuerto y varios edificios gubernamentales, impidiendo el aterrizaje del avión. 
 La situación desesperante de Haití es una expresión aguda del agravamiento de todas las condiciones de la opresión imperialista del subcontinente. Toda América Latina debe mirarse en el espejo haitiano. 

 Norberto Malaj 
 29/01/2023